fbpx
Cuando se requiere hacer la negociación de un vehículo de segunda mano (o usado, como se le conoce en otras partes), es necesario dejar por escrito todas las condiciones que se establecen en este proceso

Contrato de compraventa de coches de segunda mano – lo que debes saber

Tribuna
Compraventa de coche de segunda mano_img

El contrato de compraventa de un coche de segunda mano es el documento más importante, cuya causa no es la venta del coche sino la transmisión del derecho de su propiedad.

¿Qué es un contrato de compraventa para coche de segunda mano?

El contrato de compraventa es un documento que se elabora cuando se requiere comprar o vender un coche de segunda mano en España. El contrato de compraventa tiene un carácter privado, pues ambas partes son las que alcanzan el acuerdo sobre las condiciones del bien que está en venta, así como las condiciones de entrega y el precio a pagar.

El vendedor está obligado a entregar al comprador aquello que vende (en este caso, un coche de segunda mano), trasladando la propiedad hacia el comprador. Por otra parte, el comprador se obliga a pagar el importe o precio convenido por aquello que está comprando.

¿Quiénes pueden ser partes de este contrato? Existen dos casos diferentes en los cuales se puede requerir la elaboración de este documento:

  • Cuando ambos participantes son particulares.
  • Cuando una o ambas partes son profesionales (empresa – empresa) o personas jurídicas. Solo en este caso se expide una factura de compraventa, en la que debe reflejarse el precio del coche. La misma servirá como anexo al contrato, acompañada con una copia del CIF de la parte que tenía la propiedad previamente.

Características de un contrato de compraventa de coche

Entre las características que presenta este tipo de acuerdo, podemos nombrar las siguientes:

  • Es un documento principal, es decir, no depende de otro documento o contrato preexistente.
  • Es un documento escrito, así como consensual, quedando expresada y formalizada la voluntad de las partes.
  • Tiene carácter oneroso, por lo cual no es algo gratuito cuando se formaliza, sino que confiere provecho o gravámenes para las partes.
  • Sus obligaciones y derechos son bilaterales, es decir, para ambas partes.
  • Traslada el dominio una vez se entrega el objeto del mismo (en este caso, un coche).
  • La entrega del bien negociado siempre es pacífica.
  • Está regulado por un marco legal.

El marco legal que rige este documento en España está representado por dos códigos: Civil y de Comercio:

  • El Código Civil regula este tipo de formalismo en el título IV. Los artículos 1445 al 1450 refieren la naturaleza y forma en las que se elabora. El artículo 1500, por otra parte, reseña las responsabilidades u obligaciones del comprador.
  • El Código de Comercio es el otro marco legal, que considera un contrato de compraventa como un tipo especial (libro II, artículo 325).

Qué debe incluir un contrato de compraventa de coche de segunda mano

El contrato de compraventa en España es un documento de libre redacción. No obstante, en este punto se expondrá el modelo recomendado por la Dirección General de Tráfico (DGT), y debe contener lo siguiente:

  • El título, que en este caso será la compraventa de vehículo usado.
  • Seguido del título (al lado), es recomendable realizar la aclaratoria entre quiénes se realiza este documento: particulares, profesionales o particular – profesional, o cualquier otra forma que justifique su elaboración.
  • Fecha y hora en la que se realiza la firma del documento junto con el lugar en donde se conformará este documento. Se debe colocar debajo del título.
  • Datos de las partes que intervienen, por separado. Se requiere especificar los nombres y apellidos completos, documentos de identidad o documentos fiscales (CIF), domicilios o direcciones fiscales.
  • Detalles del coche que será parte del proceso de compraventa. Es necesario detallar: marca, modelo, año, matrícula, número de bastidor (NIVE), cantidad de kilómetros marcados en el cuentakilómetros, color de la carrocería, tipo de combustible. Estos son los más frecuentes, pero pueden existir ocasiones en las que sea necesario detallar más.
  • Precio del vehículo (sin impuestos) y forma de pago del mismo. Esta última puede darse al contado o por partes (cuotas). Aquí el comprador se compromete de forma legal a pagar al vendedor la cantidad pactada y deben quedar claras las condiciones de pago, junto con los plazos acordados (en caso de ser por cuotas).
  • Estado actual del vehículo para el momento de la firma del contrato. No solo hay que especificar el estado físico o mecánico; también deben considerarse las cargas administrativas (de existir).
  • Responsabilidades de las partes y las respectivas consecuencias de no cumplirse las cláusulas previamente establecidas. También se debe especificar la responsabilidad para el pago de los trámites correspondientes.
  • La firma de cada parte en el lugar correspondiente. Si existiese más de una hoja, deberán ser firmadas por ambas partes la totalidad de las hojas que conforman el documento.

Es recomendable para este proceso, presentar uno o varios testigos que certifiquen la veracidad del contrato y todo lo que en él ha sido redactado.

¿Para qué sirve este documento?

Un contrato de compraventa de vehículo usado es un documento que tiene como propósito detallar expresamente todas las condiciones en las cuales se lleva a cabo esta negociación. Entre las condiciones se encuentran todos los datos de las partes involucradas y el bien a negociar (en este caso un vehículo).

Debido a que su redacción es de libre elaboración, es necesario que ambas partes se pongan de acuerdo en detallar dentro del mismo lo que consideren relevante o necesario. La validez de todo lo que está expresado está a cargo de un notario público.

¿Es posible anular este tipo de contrato?

. Es posible la anulación de un contrato de compraventa de un coche de segunda mano, pero sólo bajo ciertas condiciones, las cuales deben quedar asentadas en una nueva documentación de anulación. En este caso, el vendedor le es devuelto nuevamente el coche y el comprador recibe el importe pagado.

Las razones por las cuales este documento se anula son las siguientes:

  • Demostrar la existencia de vicios ocultos que afectan el funcionamiento normal del coche. Estos no fueron detectados durante su revisión para el traspaso. Para ello dispone de solo 6 meses después de firmado el contrato.
  • Si existe una estafa de una parte contra la otra (cargas no comunicadas, incumplimiento de las prestaciones acordadas del coche, entre otras). Es necesario hacer una denuncia formal para que el contrato quede anulado legalmente.
  • Cuando el comprador, en función de algún imprevisto, requiera el dinero para solventarlo. En este caso se realizaría a modo amistoso, de “mutuo acuerdo”, dando por anulado el documento por medio de una resolución posterior. Se debe especificar quién se haría responsable de los gastos de rescisión y cómo se realizará el proceso de devolución (coche - dinero).

Consejos de redacción para el contrato de compraventa de un coche usado

Por último, además de todo lo anteriormente expresado, dejamos algunos consejos útiles a la hora de redactar este tipo de documento. Hay que destacar que cuando se realiza este formalismo, es porque se ha seleccionado la mejor opción de compra (el vehículo con menos riesgos), con el propietario (vendedor) correcto.

Detallar todos los datos de la compraventa

Al momento de la redacción, es necesario asegurar que todos los datos tanto del comprador como del vendedor queden expresados en este documento. No hay que escatimar en revisar (cuantas veces haga falta) todos los detalles que quedarán asentados en el contrato final.

En muchos casos se ha presentado el escenario en donde una de las partes ha falsificado los datos. Cuanto mayor sea la atención prestada a los datos escritos y la comprobación de estos, más cómoda será la transferencia del coche, evitando así futuros problemas legales o estafas.

Comprobación de que el coche no tenga cargas

Uno de los problemas más recurrentes en la negociación de coches de segunda mano es que presenta cargas administrativas. Por ejemplo si el vehículo tiene un embargo o todavía el vendedor no es el propietario real del coche y lo que quiere es deshacerse del mismo.

Este hecho es más peligroso para el comprador de lo que se piensa. La existencia de un tercero que es el propietario real, puede ocasionar que dicho propietario ejerza la propiedad de forma legal. Además, no solo estaría perdiendo el coche sino también el dinero pagado por él.

Por tanto, cuando exista un consenso en el cual se quiera comprar un coche, es conveniente revisar su estado administrativo de cargas. Para ello, se puede visitar la web de la DGT y pedir un informe de vehículo, pagando la tasa correspondiente.

No negociar coches con representación

No se debe permitir asentar datos de una persona representante en la venta de un coche de segunda mano dentro del contrato. Quien debe aparecer como vendedor es el propietario del coche, cuyos datos están descritos en los informes legales (como el de la DGT).

No validar justificantes de pago

Esta es una recomendación especial para los vendedores. En algunos escenarios, se ha dado el caso de que el comprador emita un comprobante o “justificante de pago”. Este documento puede ser legal siempre y cuando sea una entidad bancaria la que lo entregue al vendedor. Bajo ninguna circunstancia se debe tomar como cierto este documento si es entregado por el comprador y desestime el proceso de venta. Por lo general, es una de las estafas más frecuentes que realizan compradores a vendedores de coches en España.