fbpx

En el primer trimestre de este año han disminuido los asuntos pendientes con respecto al inicio del periodo

El presidente del TSXG asegura en la presentación de la memoria anual que los órganos judiciales gallegos “han resistido bien al gran reto de la crisis sanitaria"

Noticia

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, José María Gómez y Díaz-Castroverde, ha presentado la Memoria de la Actividad Judicial de los Tribunales y Juzgados de Galicia correspondiente al año 2020. El presidente ha analizado durante la comparecencia la incidencia que ha tenido la pandemia en los órganos judiciales gallegos. Así, ha asegurado que “han resistido bien el gran reto que esta crisis ha supuesto también para el sector judicial” porque, según ha destacado, las medidas puestas en marcha “han evitado contagios, no se ha generado una bolsa de asuntos sin resolver y se ha avanzado en el uso de las tecnologías”.

Tribunal-Superior-Justicia-Galicia_EDEIMA20120329_0015_1.jpg

En 2020 se comenzaron a realizar de forma telemática todas las reuniones de la Sala de Gobierno, así como las comisiones de seguimiento sobre la incidencia de la COVID-19 y muchas de las deliberaciones. “La transformación digital de la Justicia no es tarea fácil. Somos conscientes de que todavía queda camino por recorrer, pero con el esfuerzo de todos y todas, sin duda, lo conseguiremos”, ha indicado Díaz-Castroverde, quien también ha recordado que se puso en marcha la cita previa en los registros civiles y en las oficinas de atención a la víctima y a la ciudadanía de las siete principales ciudades gallegas.

“En los momentos más dramáticos para la sociedad es donde los jueces y juezas debemos ser más sensibles, inteligentes y activos para reforzar los derechos de la ciudadanía y evitar desigualdades”, ha subrayado durante la presentación. Díaz-Castroverde también se ha congratulado de la gestión realizada por parte de Sala de Gobierno, presidentes de Audiencia y decanos con respecto a la implantación de medidas de seguridad en los edificios judiciales, ya que no se ha registrado ningún contagio en Galicia como consecuencia de actuaciones procesales.

Preguntado sobre la situación actual, el presidente ha explicado que, según los últimos datos estadísticos disponibles, aún provisionales, en el primer trimestre de este año han disminuido los asuntos pendientes con respecto al inicio del periodo, “lo que demuestra el esfuerzo que se está realizando por parte de todos aquellos que trabajan para la Administración de Justicia”. Al final de marzo, había en trámite en los juzgados y tribunales de la comunidad un 4 % más de casos que el año pasado. “Desde luego que no es lo ideal, pero teniendo en cuenta la situación, creo que nos podemos mostrar moderadamente satisfechos”, ha señalado Díaz-Castroverde.

Además, ha destacado que los procedimientos resueltos con respecto al primer trimestre de 2021 se incrementaron un 18,5 %, mientras que la entrada de asuntos subió un 12 %. Hay que tener en cuenta que la evolución de estos porcentajes está ya afectada por la incidencia de la paralización de los plazos procesales, que comenzó el 14 de marzo.

Datos correspondientes a 2020

En 2020, los juzgados y tribunales gallegos recibieron 293.692 asuntos, un 11,4 % menos que en 2019. Tanto la entrada como la resolución de casos descendió en todas las jurisdicciones como consecuencia de la crisis sanitaria y la consiguiente suspensión de plazos procesales.

La incidencia que tuvieron el confinamiento y la suspensión de la actividad judicial no esencial provocó que los órganos judiciales dejasen 167.450 asuntos en trámite, un 7,4 % más que a finales de 2019. “Esta cifra de casos pendientes no nos satisface, pero la habríamos asumido como aceptable cuando comenzó esta crisis, e incluso es mejor que la media estatal, que se eleva al 11 %”, ha asegurado el presidente. El año pasado se resolvieron en Galicia 278.961 asuntos, lo que supuso un descenso interanual del 14,3 %.