Es el tercer año consecutivo que participa

La cátedra Google participa en la Conferencia Internacional sobre privacidad CDPD 2019

Noticia

Es la única institución académica española organizadora de un panel en este evento que reúne en Bruselas a los mayores expertos en la materia


La Cátedra Google sobre Privacidad, Sociedad e Innovación de la Universidad CEU San Pablo ha participado por tercer año consecutivo en la Conferencia Internacional CPDP (Computers, Privacy & Data Protection), que reúne en Bruselas a los expertos en privacidad y protección de datos más destacados del mundo. Durante los tres días de la 12.ª edición de la Conferencia, se analizaron, desde una perspectiva legal, regulatoria, académica y tecnológica, los retos de la Protección de Datos y sus posibles impactos en las democracias actuales bajo el título “Data Protection and Democracy”.

En esta edición, la Cátedra organizó el panel “Data ownership, Innovation and Privacy: loooking for an approach on both sides of the Atlantic”, en el que se abordó la necesidad de las democracias a ambos lados del Atlántico de generar mecanismos que contribuyan a proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos desde una perspectiva ética. Además, se trataron aspectos como el impacto del Derecho de Propiedad sobre los datos personales en la innovación y si este puede contribuir al desarrollo de tecnologías futuras. Además, se debatió sobre si los datos personales puedan ser activos en operaciones comerciales o económicas.

El Titular de la Cátedra, José Luis Piñar, ha puesto en valor la participación de la Cátedra como única institución académica española organizadora de un panel: “Estar presente por tercer año consecutivo en un evento de esta categoría y contar la colaboración de ponentes de tan elevado prestigio supone un paso más en nuestra consolidación internacional”.

En el panel, moderado por Peggy Valcke, profesora e investigadora en el Centre for IT & IP Law de la KU Leuven, participaron Juan Antonio Hernández Corchete, letrado del Tribunal Constitucional; Yann Padova, delegado de Protección de Datos de la firma de abogados Baker Mckenzie en París; Laura Schertel Mendes, profesora de Derecho Civil en la Universidad de Brasilia y en el Instituto Público de Derecho de Brasil y Aurélie Pols, Chief Visionary Officer, Mind Your Privacy y miembro del European Data Protection Supervisor’s Ethics Advisory Group.

Peggy Valcke abrió el debate señalando que, entre otros factores, la entrada en vigor del GDPR (Reglamento General de Protección de Datos) ha reavivado la reflexión sobre el Data Ownership, haciendo que este derecho de propiedad sea de plena actualidad.

Durante su intervención, Juan Antonio Hernández Corchete justificó que el Data Ownership no tiene como objetivo sustituir la protección de datos al responder a necesidades diferentes y recalcó que este derecho sería efectivo para garantizar el valor económico del dato, pero que tendrá serias limitaciones.

Por su parte, Yann Padova ahondó en que, al vender los datos, se pierde su control y expuso la dificultad que tendría el titular para ejercer el derecho de acceso y de rectificación. Además, subrayó que, en este escenario, posiblemente serían las personas con menos recursos económicos los que venderían sus datos más sensibles.

La profesora Laura Schertel Mendes incidió en el concepto de información, que por naturaleza es multifuncional, sujeto a múltiples relaciones entre diferentes actores, dificultando que pueda hablarse de una propiedad única. En su opinión, en referencia a su país, el Data Ownership no podría reemplazar al sistema de garantías existentes en la actualidad con respecto a la protección de datos en el contexto del derecho de Brasil pues protegería menos al titular por la propia naturaleza de derecho fundamental, caracterizado por la extra patrimonialidad y la no transferibilidad.

Por último, Aurélie Pols puso de manifiesto que en países del otro lado del Atlántico ya existe un verdadero mercado de datos en contraposición a lo que ocurre en Europa. Sin embargo, alertó de los posibles riesgos asociados a la venta de nuestros datos personales pues no se sabrá a dónde irán a parar ni cómo serán usados.