fbpx

En 2017, los países de la UE perdieron 137 000 millones de euros en ingresos del impuesto del valor añadido (IVA), según un nuevo estudio publicado hoy por la Comisión Europea

Los países de la UE perdieron 137.000 millones de euros en ingresos procedentes del IVA en 2017

Noticia

La llamada «brecha del IVA» (o diferencia global entre los ingresos previstos en concepto de IVA y el importe realmente recaudado) ha disminuido algo en comparación con años anteriores, pero sigue siendo muy elevada.


Esta importante brecha del IVA vuelve a poner de relieve la necesidad de una reforma global de las normas de la UE en la materia, tal como propuso la Comisión en 2017, así como de una mayor cooperación entre los Estados miembros para frenar el fraude en el IVA y para que las normas funcionen para las empresas y los comerciantes legítimos. El déficit recaudatorio en materia de IVA mide la eficacia de la aplicación de este impuesto y las medidas de cumplimiento en cada Estado miembro, ya que proporciona una estimación de la pérdida de ingresos debida al fraude y la evasión fiscal, la elusión fiscal, las quiebras, las insolvencias financieras y los errores de cálculo.

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, ha declarado: «La coyuntura económica favorable y algunas soluciones políticas a corto plazo aplicadas por la UE contribuyeron a reducir la brecha del IVA en 2017. No obstante, para lograr un progreso más significativo, tendremos que llevar a cabo una profunda reforma del sistema del IVA para hacerlo más resistente al fraude. Siguen sobre la mesa nuestras propuestas dirigidas a introducir un sistema de IVA definitivo y propicio a la actividad económica. Los Estados miembros no pueden permitirse quedarse de brazos cruzados mientras miles de millones se pierden por el fraude en cascada del IVA y las incoherencias del sistema».

Rumanía registró la mayor brecha nacional del IVA, con un 36% de los ingresos por IVA perdido en 2017. La siguieron Grecia (34%) y Lituania (25%). Las brechas más pequeñas se registraron en Suecia, Luxemburgo y Chipre, donde solo se extravió el 1% de los ingresos medios del IVA. En términos absolutos, la mayor brecha del IVA, por un importe de 35.000 millones de euros, se produjo en Italia.

Aun así, la situación varía considerablemente según los Estados miembros. La brecha del IVA disminuyó en 25 Estados miembros y aumentó en tres. Malta (-7%), Polonia (-6%) y Chipre (-4%) registraron buenos resultados, con una gran disminución de sus pérdidas de IVA. Siete Estados miembros (Eslovenia, Italia, Luxemburgo, Eslovaquia, Portugal, Chequia y Francia) también tuvieron buenos resultados al reducir su déficit recaudatorio en materia de IVA en más del 2%. La brecha del IVA aumentó bastante en Grecia (2,6%) y Letonia (1,9%) y poco en Alemania (0,2%).

Nominalmente, la brecha del IVA se redujo en 8 000 millones de euros hasta los 137.500 millones de euros en 2017, una cantidad similar a la disminución de 2016 de 7.800 millones de euros. La brecha del IVA en 2017 representó el 11,2% del total de los ingresos por IVA en la UE, frente al 12,2% del año anterior. Esta tendencia a la baja puede observarse ahora por quinto año consecutivo.

El informe sobre la brecha del IVA publicado hoy se centra en 2017, ya que este es el período más reciente del que se tienen datos globales de las cuentas nacionales y de los recursos propios. No obstante, el estudio de este año introduce un nuevo elemento: un ejercicio de previsión que ofrece las llamadas «estimaciones rápidas» para el año anterior al de publicación, es decir, 2018. Estas estimaciones rápidas indican que la brecha del IVA probablemente seguirá su tendencia a la baja y disminuirá por debajo de los 130.000 millones de euros y el 10% del déficit recaudatorio en materia de IVA en 2018.