fbpx

El plan está dirigido al sector de la hostelería, el turismo y el pequeño comercio

Montero avanza que el plan de ayudas de 11.000 millones podría incluir medidas fiscales

Noticia

La portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha avanzado que el plan de ayudas de 11.000 millones de euros que ultima el Ejecutivo para el sector del turismo, hostelería y pymes incluirá instrumentos para ayudar a la solvencia empresarial, como la reconsideración de préstamos, recapitalizaciones y ayudas directas, y podría incluir también alguna medida fiscal.

María Jesús Montero

Así lo ha confirmado Montero en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha explicado que el Ejecutivo trabaja "intensamente" para que "muy pronto" llegue al Consejo de Ministros el paquete de ayudas de 11.000 millones de euros anunciado la semana pasada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Montero ha indicado que el plan, dirigido al sector de la hostelería, el turismo y el pequeño comercio, según anunció Sánchez, se dirigirá a ayudar a la solvencia de las empresas, al ser uno de los grandes problemas que se pueden producir como consecuencia de la pandemia.

"El Gobierno quiere anticipar una situación en la que las empresas no se tengan que ver obligadas a acudir al concurso de acreedores o hacer reestructuraciones que pongan en peligro los puestos de trabajo", ha apostillado Montero.

Por ello, ha precisado que se estudian los instrumentos que incluirá el paquete de medidas, como la reconsideración de préstamos, la recapitalización de empresas o "tener la capacidad de proporcionar esas ayudas que hagan que al final el tejido productivo siga manteniéndose para que cuando se recupere la movilidad habitual en el ejercicio de las tareas se pueda reactivar la economía". Además, ha adelantado que podría incluirse "algún tipo de medida fiscal".

La ministra ha indicado que tras la primera oleada derivada de la pandemia el año pasado se registró un notable crecimiento en el tercer trimestre, por lo que espera que en los próximos meses se pueda activar el tejido productivo con el Plan de Recuperación y los nuevos instrumentos que ultima el Gobierno, que podrían contemplar medidas fiscales.