fbpx
Está desempeñando un papel fundamental en la reconversión del mundo empresarial debido a la irrupción de la pandemia

El Derecho concursal, una especialización en boga para afrontar la actual situación económica

Noticia

El Derecho concursal ya está desempeñando un papel fundamental en la reconversión del mundo empresarial debido a la irrupción de la pandemia. La crisis va a provocar que sectores enteros de la economía española, y europea en general, pasen por restructuraciones, concursos de acreedores o incluso desaparezcan.

Derecho concursal

En este sentido, el Derecho concursal ganará preponderancia en el mundo del derecho mercantil generando múltiples oportunidades de trabajo a los abogados con suficiente solvencia técnica.

Consciente de esta realidad, la Universidad Nebrija, dentro de su programa de Formación continua, lanza su curso de Especialista Universitario en Derecho Concursal, que inicia sus clases el próximo 22 de abril, y cuenta con el patrocinio de Lefebvre. Esta formación de alta especialización profesional tiene como finalidad enseñar al alumno todo lo relacionado con esta especialidad desde que la empresa entra en crisis (situación preconcursal) hasta la finalización de esta situación, escapando del concurso, en un proceso concursal con convenio, o con liquidación.

Antonio Jaramillo, abogado del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, administrador concursal y director del curso, pone el acento en la relevancia del derecho concursal y de reestructuraciones para la buena marcha de la economía. “Salvar una empresa que cumple su papel en el entramado económico de su sector o del país es un ahorro de tiempo en la recuperación, puesto que no es lo mismo que una empresa solvente siga prestando servicios o produciendo bienes que comenzar desde cero”, opina.

Por otro lado, en el caso de empresas que no son salvables porque el modelo está agotado o en proceso de agotamiento, el derecho concursal, y sus diferentes alternativas “garantizan que el impacto en la economía de ese cierre sea el menor posible, bien sea, mediante la venta de parte de la sociedad como unidad productiva, o liquidándola ordenadamente y consiguiendo el mayor porcentaje de recuperación de la deuda para los acreedores, que contarán con esos fondos para otras actividades.”

Alternativas para las empresas

Jaramillo, socio de Spyn Advisor, recuerda que actualmente el Gobierno y la Unión Europea están estableciendo medios para que los procesos concursales sean más eficientes al transponerse la directiva 2019/1023, que da alternativas para que las empresas puedan afrontar la crisis con más posibilidades de sobrevivir o, en su defecto, para que los acreedores tengan más posibilidades de recuperar las deudas y que el impacto del cierre de algunas tenga una menor incidencia.

A su juicio, el curso de Especialista Universitario en Derecho Concursal de la Universidad Nebrija es una oportunidad, para abogados y economistas, de “aprovechar la rápida reconversión” en una situación económica “que obliga a algunas empresas a cerrar definitivamente su ciclo de actividad en forma de concurso de acreedores y su posterior liquidación y disolución, o avoca a otras empresas  a cambiar su modelo para sobrevivir y pasar por una travesía del desierto en forma de restructuración, con o sin concurso de acreedores y convenio, o, de venta de unidad productiva”.

Esta realidad ofrece oportunidades de trabajo “real, interesante, intenso, gratificante y contracíclico” para profesionales especializados, que ayudarán a las empresas a acogerse a las mejores circunstancias posibles. Su labor no termina aquí porque también pueden colaborar en que la administración de justicia actúe como administrador concursal. Esta representa una especialidad jurídica “que no se estudia en profundidad en los títulos de grado”.

El programa de alta especialización profesional en Derecho concursal tiene una duración de seis meses y estará impartido por un profesorado en ejercicio que engloba jueces de lo mercantil y abogados especializados en concursal. Este curso además cumple con todos los requisitos para que los estudiantes que obtengan el título se den de alta en la lista de administradores concursales de casi todos los colegios de abogados de España.