ASPAC

Cómo las empresas vascas pueden gestionar las insolvencias

Noticia

La Asociación Profesional de Administradores Concursales (ASPAC) ha dado a conocer las herramientas jurídicas y económicas de reestructuración o refinanciación usadas para evitar la liquidación de empresas.


La Asociación Profesional de Administradores Concursales (ASPAC) ha resaltado las claves para poder gestionar las insolvencias empresarias, destacando el papel del administrador concursal como clave en la fase de preconcurso. Lo ha hecho durante la celebración de la jornada “Medidas jurídicas y económicas ante una situación financiera delicada” organizada este jueves por Bilbao Ekintza, un evento que ha reunido a expertos en materia concursal como ponentes y dirigido a pymes, así como a directivos y responsables de organizaciones empresariales.

El acto ha dado comienzo con la conferencia realizada por parte de Unai Olabarrieta, vicepresidente de ASPAC, seguida por dos mesas de debate. La primera de ellas se ha centrado en las herramientas jurídicas y económicas para afrontar una crisis con garantías y, la segunda, ha puesto el foco en la consecuencia de afrontar tarde la crisis empresarial. Según ha apuntado Olabarrieta, “debemos perder la vergüenza y hablar de crisis empresarial. En la literatura económica abundan los análisis de los grandes éxitos, pero lo cierto es que replicar un Amazon, un Inditex o un Apple es complicado, parece más sencillo saber donde otros se han equivocado y tratar de evitar errores. Los grandes titulares de la insolvencia se lo llevan las grandes empresas, pero lo cierto es que un 85% de los procedimientos concursales se llevan por delante PYMES. Las PYMES aportan cerca del 43 % del empleo asalariado y suponen más de un 30% del PIB, lo que les pase a las PYMES importa y mucho. La crisis empresarial requiere de liderazgo para superarlo y el liderazgo entre otras muchas cosas requiere conocimiento y es ese camino el que emprendemos con la jornada de Bilbao dotar a nuestros empresarios de herramientas concretas para afrontar las crisis que ocurren. La vida de una empresa por muy exitosa que sea nunca es una línea recta ascendente, tiene altibajos y que una crisis no se convierta en fracaso puede depender de nosotros”.

Durante la jornada han sido varios los ponentes los que han resaltado cuáles son las causas del fracaso empresarial, destacando que la desaparición de las empresas no ocurre de un día para otro, sino que se trata de un lento proceso de crisis. En este sentido, la clave se encuentra en saber identificar los síntomas o problemas a tiempo y ser capaz de afrontar las soluciones, que no siempre se pueden solventar desde la propia empresa.

Para ello, los empresarios deben conocer las herramientas de las que dota el ordenamiento jurídico para poder afrontar los daños y que no derive en un fracaso empresarial. Asimismo, también es muy importante conocer en primera persona a los agentes que intervienen ante una crisis empresarial, desde magistrados, administradores concursales, abogados, economistas o auditores, entre otros.

Como conclusión, varios expertos en la materia y portavoces de ASPAC han dado a conocer las herramientas jurídicas y económicas de reestructuración o refinanciación para ayudar a los empresarios a que no se vean abocados a la liquidación de su empresa.

 

Cómo las empresas vascas pueden gestionar las insolvencias
Valora este artículo