fbpx
El objetivo es garantizar la coordinación con la Delegación de Gobierno, la Comunidad Autónoma y otras instituciones con competencias en violencia de género

El TSJ de Murcia crea la Red de juzgados de Violencia sobre la Mujer en la región

Noticia

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia ha creado una Red de Juzgados de Violencia sobre la Mujer (JVSM) para mejorar la coordinación de estos órganos, detectar posibles disfunciones, agilizar la respuesta procesal y desarrollar propuestas de mejora en la prestación del servicio, gracias a la confección de una guía o manual de actuación unificada.

Violencia sobre la mujer red del TSJ Murcia-img

Para ello, se ha constituido un grupo de trabajo formado por los letrados de la Administración de Justicia destinados en los órganos con competencias en violencia de género en la Región de Murcia, coordinado por María Luisa Barreda, jefa de la Unidad de Coordinación contra la Violencia sobre las Mujeres de la Delegación de Gobierno, y María Huertas Barnés, letrada del JVSM de Lorca, cuya primera reunión está prevista para el 7 de julio y que contará con un canal colaborativo de trabajo, abierto de forma permanente.

Este proyecto se incluye el Plan Operativo Anual (POA) 2022, en el Eje 3 de la Agenda Estratégica del TSJMU, junto con otras iniciativas que persiguen la innovación, modernización y excelencia organizativa.

Entre los objetivos marcados para los próximos 12 meses, este grupo pretende identificar las herramientas o pautas procesales que permitan generalizar las comunicaciones electrónicas con la Comunidad Autónoma y otros organismos con competencias en violencia sobre la mujer a través del Sistema de interconexión de Registros (SIR) o la plataforma de intercambio seguro de información entre los órganos judiciales y los operadores jurídicos (LexNET).

El grupo también pretende analizar la utilidad del Escritorio Virtual de Inmediación Digital (EVID) como canal de atención de las oficinas a las víctimas y realización de actos procesales.

Se tratará de identificar, también, buenas prácticas procesales en el tratamiento y atención de las víctimas, y en la puesta disposición judicial de los detenidos, así como el uso del sistema de anonimización (KENDOJ) para resoluciones sensibles.