fbpx

A fin de evitar "trampas de pobreza"

Banco de España pide un diseño "muy cuidadoso" de la renta mínima

Noticia

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha afirmado este lunes que la renta mínima puede ser "deseable" en términos de equidad, sin embargo ha pedido un diseño "muy cuidadoso" del ingreso mínimo vital para evitar que introduzca "trampas de pobreza, desincentivos a la oferta laboral o incluso economía sumergida".

Renta mínima Vital

Así lo ha señalado durante su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital del Congreso para informar sobre su diagnóstico sobre el impacto de la crisis del Covid-19 y de las medidas para paliar su efecto, en el que ha abogado por alcanzar un equilibrio entre "equidad y eficiencia" y ha insistido en la necesidad del diseño "temprano" de un plan de consolidación fiscal para implementar tras la emergencia sanitaria, revisando el gasto, beneficios fiscales y mejorando la recaudación.

Hernández de Cos ha indicado que la discusión sobre la renta mínima es una de las más importantes a este respecto, ya que en términos de equidad "uno puede considerar que puede ser deseable", si bien ha recordado que la experiencia de "otros países" refleja que la introducción de un esquema de esas características, que puede generar "trampas de pobreza, desincentivos a la oferta laboral o incluso economía sumergida, no es sencillo".

Por ello, ha remarcado que hay que hacer un diseño "muy cuidadoso" de la renta mínima, que se incluye entras algunas de las medidas anunciadas que "aumentarían el nivel de gasto de manera permanente".

Este mismo lunes el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha adelantado que el Gobierno aprobará el ingreso mínimo vital en el último Consejo de Ministros de mayo y que podrán empezar a cobrar unos 100.000 hogares vulnerables.

El gobernador del Banco de España ha insistido durante su comparecencia en que es "absolutamente fundamental" el diseño "temprano" de una estrategia de consolidación fiscal que deberá descansar en un programa de consolidación presupuestaria de medio plazo que, a través de una revisión del gasto y de la estructura y capacidad impositivas, permita sanear las finanzas públicas, así como en un programa de reformas estructurales.

En este sentido, ha apuntado que no se puede pensar que con "cambios mínimos o de figuras impositivas nuevas" se podrá afrontar el reto de la consolidación fiscal, y ha apuntado que conforme a la estructura tributaria actual, es "evidente" que hay cuatro figuras que tienen capacidad recaudatoria "suficiente".