fbpx

Los expertos califican este incremento como una noticia estupenda en un año marcado por la pandemia y las dificultades económicas de emprendedores y empresarios

¿Cuáles son las razones en el alza de las solicitudes de patentes españolas?

Noticia

Las cifras provisionales facilitadas por la Oficina Española de Patentes y Marcas señalan un considerable incremento en el número de solicitudes de distintas modalidades de propiedad industrial durante el año 2020.

Propiedad-Industrialmarca-registrada_EDEIMA20170110_0003_1.jpg

Los datos publicados por la Oficina Española de Patentes y Marcas ponen de relieve una evolución positiva en las solicitudes de las distintas modalidades de propiedad industrial. Aunque se trata de datos provisionales, el informe relativo al número de nuevas marcas, patentes y nombres industriales en 2020 ha sido recibido como una válvula de escape ante la negatividad que caracteriza a las noticias económicas del último año. Las consecuencias del impacto del COVID-19 en la paralización de la actividad económica sigue siendo un importante hándicap del emprendimiento empresarial. Sin embargo, este informe provisional es un preciado anticipo de una evolución al alza sobre la propiedad industrial que no tenía cifras tan positivas desde el año 2008 en que se superaban las 3.000 solicitudes anuales.

La solicitud de patentes nacionales habría superado en el año 2020 la cifra de 1.400 frente a las 1.358 petición del año anterior. La Comunidad con mayor solicitudes es Madrid (316), seguida por la Comunidad Valenciana (230), Andalucía (200) y Cataluña (184) .

Siguiendo los datos del informe anual elaborado por el Ministerio de Industria, Comercial y Turismo en base las cifras facilitadas por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), sobre la petición de marcas nacionales, se ha sobrepasado las 51.000 solicitudes, alcanzando los 51.103, frente a 50.693 de 2019. También es Madrid quien lidera el ranking,(12.102), seguido por Cataluña (8.448), Andalucía (7.334) y Comunidad Valenciana (5.426). Cabe destacar igualmente que el 99% de las solicitudes se realizaron de forma telemática.

En lo que respecto a los modelos de utilidad y los nombres comerciales, las cifras han pasado de 2.737 en 2019 a 3.409 en 2020 y de 11.616 (2019) a 12.265 (2020), respectivamente.

“Boom” de patentes

A la espera de los datos consolidados, los expertos valoran esta tendencia alcista y analizan los factores clave en este impacto positivo. Con respecto a las patentes, la tendencia ha mantenido un claro incremento desde el mes de abril hasta final de año. Desde entonces, se ha conseguido un número de solicitudes total ante la OEPM de casi 1.500, que representa un 9 % de crecimiento con respecto a 2019.Con respecto a los modelos de utilidad, se ha dado un crecimiento del 24% con respecto a 2019.   en nuestra opinión Patricia Ramos, directora de Patentes de PONS IP ha habido un boom de este tipo de invenciones por las PYME que recogen fielmente las estadísticas de la OEPM y que confirmamos en la actividad de nuestro despacho”.

Para Ramos, el crecimiento en las solicitudes de patente y modelos de utilidad puede estar ligado a varios factores. En el caso de las pequeñas empresas y solicitantes particulares, han debido poner en marcha en tiempo récord su creatividad para adaptarse a la reciente normalidad con invenciones que facilitan estos nuevos escenarios, también aprovechando las nuevas oportunidades de negocio vinculadas a la lucha contra la pandemia”. Mientras que para los centros públicos y Universidades, -origen de aproximadamente el 70% de todas las solicitudes de patente y donde de los 10 primeros solicitantes nueve son centros públicos-, los proyectos de I+D+i no relacionados con el COVID-19 han tenido más tiempo, de parar y redactar o analizar los desarrollos que habían hecho en los últimos tiempos. En lo que respecta a “COVID-19” y sus “colateralidades”, la experta afirma que la prisa y los recursos económicos para proteger esos resultados de la innovación, se explican también por ese motivo. En paralelo, desde PONS IP nos consta que “las grandes empresas han mantenido el ritmo de siempre en actividad vinculada a patentes, aunque no debemos olvidar que las cerca de 2.000 solicitudes de patente están lejos de las cifras de los países más innovadores del mundo, o simplemente de Europa”.

 La utilidad de las marcas españolas

En lo que respecta a las marcas, se habrían superado los datos del año 2019. Las solicitudes de registro de marca son, para Carmen González, directora de Marcas de PONS IP "un termómetro fiable del estado económico, pero este año “parece que también es disruptivo en esta materia”. El crecimiento en las solicitudes de marcas solicitadas ante la OEPM es calificada como “una estupenda noticia” por la experta, teniendo en cuenta que el informe se enmarca en un año tan complicado económicamente como el 2020. “Cuando llevamos meses oyendo hablar de la dificultad por la que están pasando muchas empresas, considero que estas cifras demuestran que las marcas son útiles para darles visibilidad y que así se percibe por parte de estas como un activo valioso dentro de las empresas.

En tiempos de crisis, los emprendedores y empresarios están demostrando una mayor concienciación sobre la importancia de proteger sus activos intangibles, como las marcas, y esa también es una novedad. También ha influido sin duda la creación de nuevos servicios y modelos de negocio vinculados a los efectos de la pandemia, así como la explosión definitiva del negocios ecommerce, más innovadores,  en cuyo ADN se encuentra la protección de sus marcas y la de sus servicios, que entienden que las marcas contribuyen a identificarnos frente a los consumidores y a diferenciarnos frente a los competidores en un entorno de competencia global”.