fbpx

Más de 120 personas participan en el arranque del I Congreso Nacional de Derecho Bancario, organizado por el Colegio de Abogados de Madrid

El ICAM reivindica el valor del Derecho Bancario en el arranque del primer Congreso Nacional organizado por sus Secciones

Noticia

Con el aforo completo ha arrancado hoy en el Colegio de Abogados de Madrid el I Congreso Nacional de Derecho Bancario. Organizado por la Sección homónima, el encuentro ha reunido a más de 120 personas en la sede del ICAM para escuchar a los más de 40 ponentes distribuidos en siete mesas redondas y dos conferencias magistrales.

José Ramón Couso durante la inauguración del I Congreso Nacional de Derecho bancario

En el acto de inauguración, que ha contado con la presencia del presidente del FROB, Jaime Ponce Huerta, y el director del SEPBLANC, Juan Manuel Vega Serrano, el diputado del ICAM Luis Fernando Guerra ha desglosado algunos de los hitos más relevantes que ha experimentado un sector “que ha sufrido una transformación sin precedente y en un tiempo récord”.

 

Hitos de la transformación bancaria

Así, además de la reducción extraordinaria en el número de entidades y la creación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y de un banco malo, SAREB, “que ni es malo, ni es banco”, Guerra ha destacado el incremento exponencial de la litigiosidad y la avalancha regulatoria como sobrerreacción a la crisis financiera. Con todo, uno de los hitos más importante más importantes ha sido el profundo impacto reputacional que ha sufrido el sector bancario en todo este proceso, que ha convertido a las entidades bancarias en “sospechosos habituales”.

En cuanto a este I Congreso, el diputado del ICAM ha resaltado el acierto de sus organizadores “al no mirar al pasado, sino al futuro”, marcado por una serie de retos que el sector bancario afronta en el corto y medio plazo y que van a tener un impacto jurídico muy relevante. Entre estos retos, Guerra ha subrayado la necesidad de gestionar mejor los potenciales procesos futuros de insolvencia y resolución bancarios, el impacto de las nuevas tecnologías que está transformando los modelos de negocio y está dando lugar a nuevos riesgos asociados, el nuevo marco de regulación y supervisión en el marco de la Unión Europea, o la digestión indigesta de los activos inmobiliarios adjudicados que parece no tener fin.

 

Sustantividad propia

Por su parte, el presidente de la Sección de Derecho Bancario del ICAM, José Ramón Couso, ha explicado que el objetivo de este Congreso no es otro que contribuir a dotar de sustantividad propia a una disciplina jurídica que cada vez tiene más peso y que merece ser reconocida como materia jurídica diferenciada. Con su celebración, el ICAM “materializa un deseo” buscado por juristas, abogados de entidades bancarias o representantes de consumidores.

Para Couso, el Derecho Bancario "excede con mucho la regulación mercantil”, con matices casi más de Derecho público que privado ya que en su regulación se han introducido muchas normas de seguridad pública, de protección de los consumidores e incluso normas imperativas como la Ley de Contratos de Crédito Inmobiliario, que será analizada en una de las sesiones del Congreso.

En este sentido, el presidente de la Sección ha explicado que la vocación de este Congreso ha sido centrar los temas de actualidad que más afectan al Derecho Bancario, entre otros: compliance y gobierno corporativo; prevención de la criminalidad económica; insolvencia, resolución y entidades financieras; tecnología y seguridad jurídica bancarias; ordenación, supervisión y solvencia de entidades de crédito.

 

Debates y conferencias

Finalmente, tras las intervenciones del presidente del FROB, Jaime Ponce Huerta, y el director del SEPBLANC, Juan Manuel Vega Serrano, han arrancado las primeras mesas redondas de una primera jornada que incluye cinco sesiones de debate.

La segunda jornada arrancará mañana viernes a las 9:30 horas con la conferencia de Belén Romana, consejera de Banco Santander, sobre algunos de los cambios en que está inmerso el sector bancario más allá de la disrupción tecnológica. A continuación, están programadas dos mesas redondas para abordar la reestructuración y refinanciación de empresas y el saneamiento jurídico inmobiliario.