Un total de 102.341 parejas se divorciaron, separaron u obtuvieron la nulidad civil en 2017, un 1% más que en el año 2016, cuando se registraron 101.294

Más de 100.000 parejas se divorciaron o separaron en 2017, un 1% más que en 2016

Noticia

Estas cifras suponen una tasa de 2,2 por cada 1.000 habitantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, siguió aumentando la custodia compartida, que pasó de representar un 28,3% en 2016 a un 30,2% en 2017


Por tipo de proceso, se produjeron 97.960 divorcios, 4.280 separaciones y 100 nulidades. Los divorcios representaron el 95,7% del total, las separaciones el 4,2% y las nulidades el 0,1% restante. Por tipo de resolución, 65.799 casos se resolvieron por sentencia y 36.542 por decreto o escritura pública.

En concreto, el número de divorcios aumentó un 1,2% respecto al año anterior, mientras el de separaciones disminuyó un 1,7% y el de nulidades un 14,5%.

El 77,2% de los divorcios en el año 2017 fueron de mutuo acuerdo y el 22,8% restante contenciosos. En el caso de las separaciones, el 83,8% lo fueron de mutuo acuerdo y el 16,2% contenciosas.

La duración media de los matrimonios hasta la fecha de la resolución fue de 16,6 años, cifra ligeramente superior a la de 2016 (16,3 años). Los matrimonios disueltos por divorcio tuvieron una duración media de 16,4 años, mientras que la de los matrimonios separados fue de 22,7 años.

Tras más de 20 años de matrimonio

El 32,8% de los divorcios se produjeron después de 20 años de matrimonio o más, y el 21%, entre cinco y nueve años. En el caso de las separaciones, el 53 por ciento de los matrimonios tuvo una duración de 20 o más años, y el 13,4%, entre 10 y 14 años.

El 75,2% de los divorcios se resolvió en menos de seis meses (frente al 75,1% en 2016). Por su parte, en el 7,9% de los casos la duración fue de un año o más (frente al 8,1% en 2016). En el caso de las separaciones, el 81,6% se resolvieron en menos de seis meses (frente al 83,5% en 2016), mientras que el 5,8% tardó un año o más (frente al 4,8% en 2016). La duración media de los procedimientos fue de 4,7 meses, igual a la de 2016.

Atendiendo a la tipología de los procedimientos de divorcios y separaciones, la duración media de los de mutuo acuerdo fue de 3,2 meses, mientras que la de los contenciosos alcanzó los 9,8 meses.

El mayor número de divorcios entre cónyuges de diferente sexo tuvo lugar en la franja de edad entre los 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres. En las separaciones, la de los hombres estuvo entre 50 y 59 años, y la de las mujeres entre 40 y 49 años. La edad media de las mujeres fue de 45 años mientras que la de los hombres fue 47,4 años, similares a las registradas en 2016.

El 82,8% del total de divorcios registrados en 2017 tuvo lugar entre cónyuges de nacionalidad española. Además, la mayoría eran solteros cuando contrajeron matrimonio. En el caso de los varones, el 7,6% eran divorciados y el 0,5% viudos. Entre las mujeres, el 8% eran divorciadas y el 0,6% viudas.

Casi la mitad no tenían hijos

El 43,3% de los matrimonios separados o divorciados en 2017 no tenían hijos, porcentaje similar al del año anterior. El 46% tenían solo hijos menores de edad; el 5,4%, solo hijos mayores de edad dependientes económicamente, y el 5,3%, hijos menores de edad y mayores dependientes económicamente. Además, el 26,3% tenía un solo hijo.

En el 57% de los casos de divorcio y separación de cónyuges de diferente sexo se asignó una pensión alimenticia (frente al 57,6% del año anterior). En el 71%, el pago de la pensión alimenticia correspondió al padre (72,7% en 2016), en el 4,5% a la madre (4,8% en el año anterior) y en el 24,5%, a ambos cónyuges (22,5% en 2016).

Aumenta la custodia compartida

La custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre en el 65% de los casos, un punto menos que en el año anterior (66,2%). En el 4,4% de los procesos la custodia la obtuvo el padre (frente al 5% de 2016); y en el 30,2% de los casos fue compartida, dos puntos más que en el año anterior (28,3%) --la tendencia ya se producía desde 2015 cuando suponían un 24,7% del total--; y en el 0,4%, se otorgó a otras instituciones o familiares.

Por comunidades autónomas, la tasa de nulidades, separaciones y divorcios en España fue de 2,2 por cada 1.000 habitantes. La ciudad autónoma de Ceuta y Canarias registraron la mayor tasa (2,5 por cada 1.000 habitantes). Por el contrario, Castilla y León presentó la menor, con 1,7 por cada 1.000 habitantes.

Más de 100.000 parejas se divorciaron o separaron en 2017, un 1% más que en 2016
Valora este artículo