fbpx

Cree que las normas provisionales, para suspender desahucios, aconsejan no avanzar en un nuevo documento

El TSJ de Cataluña aplaza el nuevo protocolo de desahucios a vulnerables hasta que acaben las medidas Covid

Noticia

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decidido seguir aplicando el protocolo de desahucios a personas vulnerables que se aprobó en 2013, y aplazar su modificación hasta que acaben las medidas extraordinarias aprobadas a raíz de la pandemia y que contemplan que los jueces puedan suspender desahucios a personas vulnerables.

Desahucio coronavirus_imagen.

En el acuerdo, consultado por Europa Press, el presidente del TSJC, Jesús María Barrientos, señala que la normativa sobre desahucios está "en constante reforma y evolución" por las medidas provisionales que se han adoptado por la pandemia, por lo que considera prudente, en sus palabras, no continuar con la redacción de un nuevo protocolo por ahora.

Lo hace "sin perjuicio de seguir colaborando desde los órganos judiciales con los servicios sociales y demás entidades implicadas, en escrupulosa aplicación, no sólo de la legislación, sino también de los protocolos suscritos en el pasado", como el que en 2013 firmaron el TSJC, la Conselleria de Justicia, las cuatro Diputaciones catalanas, el Consejo de la Abogacía de Catalunya (Cicac), el Consejo de Colegios de Procuradores de Catalunya, la Asociación Catalana de Municipios (ACM) y la Federación de Municipios de Catalunya.

Antes del cambio de Govern este año, se empezó a preparar una actualización de este protocolo de 2013, a la que se sumó la Conselleria de Interior y en la que trabajaron los equipos anteriores en cada Departamento, y hasta el cambio de legislatura solo el Icab había aportado sus propuestas para el nuevo texto, han explicado fuentes judiciales a Europa Press.

Ahora, el TSJC sostiene que las medidas extraordinarias en vigor "aconsejan no avanzar en un nuevo documento que pretenda 'protocolizar' la actuación de los juzgados" en medio de una regulación provisional.

En este sentido, el acuerdo señala que los decretos de medidas sociales aprobados a raíz del estado de alarma --y que siguen en vigor aunque éste se haya levantado-- ya permiten que los jueces suspendan los desahucios a personas vulnerables que no tengan una alternativa habitacional y en otros casos, pidiendo un informe a los servicios sociales sobre la situación de los afectados.

Barrientos recuerda que estas medidas se dictaron para acompañar al estado de alarma pero que finalmente se han alargado, siguen en vigor por lo menos hasta finales de este mes y cree que "no es descabellado pensar que nuevamente se prorrogará esta posibilidad de suspensión de los lanzamientos más allá del 31 de octubre de 2021".