fbpx

COMPLIANCE CERTIFICA

La certificación de personas: una novedosa aportación en el mercado jurídico español

Tribuna
Imagen certificacion de personas

1. ¿En qué consiste la certificación de personas?

Como un hecho diferencial y para que sean identificados en el mercado y elegidos frente a otros, la certificación de personas asegura que los profesionales certificados cumplen con unos requisitos de titulación, experiencia contrastada y formación complementaria, previamente exigidos y de conformidad con un documento de referencia o esquema de certificación.

En este sentido Compliance Certifica (www.compliancecertifica.com) ha elaborado una serie de esquemas para la certificación de personas de conformidad con la norma UNE-EN ISO/IEC 17024. Evaluación de Conformidad. Requisitos generales para los organismos que realizan certificación de personas, y que han sido consensuados por comités de expertos de primer nivel. Tras la validación de una serie de requisitos y la superación con éxito de un examen, la certificadora emitirá un certificado con un período de validez de 3 años. Cabe su renovación por igual plazo, tras la acreditación tanto de formación como de experiencia.

Las profesiones que dicha entidad certifica son los siguientes:

a) Asesor Fiscal.

b) Consejero de sociedades mercantiles.

c) Responsable de Buenas Prácticas Tributarias.

d) Responsable de Contratación Pública.

Por su parte, las Entidades de Formación, como agentes de los esquemas, son las que ofertan la formación adecuada para satisfacer los requisitos previos o para la renovación de la certificación.

2. Requisitos para concurrir al examen

Para acceder al examen es necesario el cumplimiento de uno, al menos, de los siguientes requisitos:

a) Contar, en relación con las materias objeto del programa del esquema elegido, un título de doctor o máster.

b) Justificar una experiencia laboral o profesional de 5 años en proyectos y/o actividades y tareas relacionadas con las funciones del profesional a certificar (3 años en el de Consejero de sociedades mercantiles).

3. Examen

El objetivo del examen es evaluar los conocimientos del candidato con las siguientes características:

a) Versa sobre los temas relativos a los conocimientos específicos, indicados en el programa de cada esquema [normalmente los temas se encuentran agrupados en dominios (contabilidad, normativa de contratación pública, mercantil y tributaria, etc.)].

b) Su superación es requisito imprescindible para la obtención del certificado.

c) Engloba una prueba que consta de 100 preguntas tipo test con dos opciones de respuesta.

d) Las preguntas están distribuidas en cada uno de los correspondientes bloques o dominios de cada programa.

4. Profesiones a certificar

4.1. Asesor Fiscal

Pese a la relevancia del papel de los Asesores Fiscales, sorprende la nula regulación de su profesión, sin duda, en un país como el nuestro que se caracteriza por justamente lo contrario. De aquí la relevancia de la certificación.

El esquema exige conocimientos especializados en Derecho Tributario, contabilidad y cuestiones administrativas, civiles, mercantiles y penales que presentan relevancia en el ámbito tributario, así como en la doctrina administrativa y jurisprudencia recaída al respecto. Además, han de conocer las tecnologías necesarias para la tramitación electrónica y las aplicaciones informáticas utilizadas para el cumplimiento tributario y la llevanza de la contabilidad.

4.2. Consejeros de sociedades mercantiles

La figura del consejero de sociedades mercantiles ha pasado a convertirse en una profesión. Esta figura no exige, para su ejercicio, contar con una titulación determinada, por lo que no requiere ningún tipo de colegiación obligatoria. Sin embargo, el mercado y las sociedades están demandando a profesionales cualificados ante la importante labor que desarrollan.

El esquema exige conocimientos especializados en Derecho de Sociedades, así como en determinadas cuestiones contables, laborales, penales, protección de datos, seguridad informática y tributarias.

4.3. Responsable de buenas prácticas tributarias

En el cumplimiento tributario y su aplicación práctica, a través de la norma UNE 19602, reviste una especial transcendencia la figura del responsable de buenas prácticas tributarias (la norma lo denomina “órgano de compliance tributario”). En caso de ser una persona física, la certificación, por parte de Compliance Certifica, aporta a la organización para la que presta sus servicios la garantía de que puede realizar las funciones que tiene ecomendadas.

El esquema exige conocimientos especializados en Derecho Tributario, contabilidad y cumplimiento tributario, así como en cuestiones administrativas, civiles, mercantiles, laborales y penales con relevancia en las tres primeras materias. Además, conocer las tecnologías necesarias para la tramitación electrónica y las aplicaciones informáticas utilizadas para el cumplimiento tributario y la llevanza de la contabilidad.

4.4. Responsable de contratación pública

El responsable de contratación pública es la persona que se ocupa del procedimiento de contratación, tanto en el sector público como en el privado. En este sentido, la Comisión Europea adoptó la Recomendación (UE) 2017/1805, de 3 de octubre, sobre la profesionalización de la contratación pública para animar a los Estados miembros de la UE a aumentar la profesionalidad de tales personas y a lo que responde el esquema de Compliance Certifica.

A tenor de este último, deben reunir conocimientos especializados en la normativa de contratación pública, así como en cuestiones administrativas, civiles, mercantiles, laborales y tributarias, que incidan en la misma, así como en la doctrina administrativa y jurisprudencia recaída al respecto. Además, conocer las tecnologías necesarias para la tramitación electrónica y las aplicaciones informáticas para desarrollar su labor.

5. Un futuro prometedor

Como puede comprobarse la certificación de personas en el mundo jurídico es una herramienta novedosa en España (aunque ya encontramos esquemas, como asesor de proyectos en edificación sostenible; gestores y técnicos de calidad; director de proyectos, profesionales y técnicos y delegado de protección de datos, entre otros), pese a que está siendo muy utilizada, desde hace años, en países de nuestro entorno económico. Sin duda, el mercado sabrá apreciar su validez, al igual que ya ocurre con las certificaciones de las personas jurídicas.