fbpx

El Banco Europeo de Inversiones recomienda a la UE aprovechar los bajos tipos de interés, aumentar la inversión pública y catalizar la inversión privada

El número de empresas europeas que reduce su inversión aumenta por primera vez en 4 años por la incertidumbre

Noticia

El número de empresas de la Unión Europea que tiene previsto reducir sus inversiones en los próximos años ha aumentado este año por primera vez en los últimos cuatro ejercicios, debido al empeoramiento del clima económico como consecuencia el aumento de la incertidumbre.

Banco Europeo de Inversiones

Así se desprende del último informe del Banco Europeo de Inversiones (BEI) a raíz de los resultados de una encuesta que realiza anualmente a 12.500 empresas europeas, que se han mostrado más pesimistas con respecto a las perspectivas económicas.

En concreto, la actividad inversora en la Unión Europea, que se ha recuperado desde la última recesión con una tasa cercana al 21,5% del PIB de la Unión Europea --0,5 puntos porcentuales por encima de la media a largo plazo--, descenderá en 2020, en un contexto político y regulatorio más pesimista y en el que prevén que el clima macroeconómico también empeore.

Por ello, el informe del BEI recomienda que la UE aproveche los bajos tipos de interés actuales, aumente la inversión pública, catalice la inversión privada y promueva una intermediación financiera eficiente para hacer frente a la desaceleración.

Mitigación del cambio climático

Por otra parte, también señala que la inversión europea en la mitigación del cambio climático es inferior a la de las principales economías, como Estados Unidos y China, por lo que recomienda aumentar la inversión total en el sistema energético y en las infraestructuras relacionadas en una media del 2% al 3% del PIB.

En concreto, la Unión Europea invirtió 158.000 millones de euros en la mitigación del cambio climático en 2018, lo que equivale al 1,2% del PIB, una cifra ligeramente inferior a la de Estados Unidos (1,3%) y algo más de un tercio de la de China (3,3% del PIB).

Si bien Estados Unidos lidera el gasto en actividades de I+D relacionadas con el clima, China ha cuadruplicado recientemente su gasto. El informe considera que los "escasos" resultados conseguidos en Europa en actividades de I+D relacionadas con el clima constituyen una amenaza para su competitividad.

Infraestructuras y digitalización y digitalización

Asimismo, el estudio concluye que la inversión en infraestructuras se mantuvo en el 1,6% del PIB de la UE, la más baja en 15 años, al tiempo que destaca que Europa no "recoge los beneficios de la transformación digital", al considerar que la adopción es "lenta" y que la brecha digital existente entre empresas "es cada vez mayor".

En este sentido, solo el 58% de las empresas europeas son digitales, frente al 69% de las estadounidenses, una brecha "especialmente acusada" en el sector de los servicios (40% frente a 61%). A su vez, el 30% de las pequeñas y medianas empresas europeas de mayor antigüedad (más de 10 años) siguen sin ser digitales.

"Europa no puede quedarse esperando a que se produzca otra desaceleración cíclica. Después de una década perdida con bajos niveles de inversión, tenemos que afrontar la ralentización de forma inmediata para dar respuesta a los retos históricos a los que nos enfrentamos. Debemos aumentar las inversiones para seguir el ritmo de la revolución digital, cumplir nuestros objetivos climáticos y reconstruir la cohesión social de Europa", señala el vicepresidente del BEI, Andrew McDowell.