La Cámara tendrá que acordar este jueves en Pleno si la reforma se tramita en lectura única

El Pleno aprueba la toma en consideración de reforma de la Ley Electoral para eliminar el "voto rogado"

Noticia

El Pleno de la Cámara Baja ha aprobado, con 339 votos a favor, la toma en consideración de la Proposición de Ley de reforma de la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General, que elimina el "voto rogado" de los españoles que viven en el extranjero


Una vez superada esta primera votación, el Pleno acordará este jueves si su tramitación se hace de forma directa y en lectura única, con lo que volvería a debatirse y votarse en Pleno. La lectura única es uno de los procedimientos legislativos especiales previstos en el Reglamento del Congreso, caracterizado por la supresión de fases determinantes del procedimiento legislativo ordinario, como la ponencia y la comisión, en el caso de que su naturaleza o la simplicidad de su formulación lo permitan.

De este modo, la iniciativa legislativa se sometería a un único debate en Pleno sujeto a las normas establecidas para los debates de totalidad. Al tratarse de ley orgánica necesita la mayoría absoluta de la Cámara, al menos 176 diputados, para continuar con el procedimiento en el Senado.

Documentación en el domicilio

Esta propuesta suprime el requisito de que los españoles residentes en el extranjero tengan que solicitar o rogar el voto, lo que permitirá que todos reciban la documentación en su domicilio.

Además, el uso de una nueva papeleta en blanco permitirá adelantar los plazos de envío de la documentación electoral y facilitará, según el texto, que los electores reciban la documentación en plazo.

Esta Proposición de Ley se completa además con una ampliación de tres a siete días de los plazos para el depósito del voto en urna y mantiene la posibilidad de enviar el voto por correo postal a la Oficina Consular correspondiente en caso de que el elector no pueda acudir a votar en la dependencia habilitada al efecto.

El Pleno aprueba la toma en consideración de reforma de la Ley Electoral para eliminar el “voto rogado”
Valora este artículo