fbpx

Entrevista a Silvia Giménez-Salinas, abogada en SGS ABOGADOS y exDecana del ICAB

Silvia Giménez-Salinas: "La especialización en el Derecho se ha convertido en una necesidad absoluta"

Entrevista
Silvia Giménez-Salinas Colomer

Por el día internacional del Abogado

Según el informe elaborado por Lefebvre y el Instituto ISMA, el 80 % de los abogados sufre estrés y no duerme más de seis horas y los principales factores de riesgo para la salud de los abogados son  aspectos empresariales y de rentabilidad, como la rotación y fuga de talento".  En su opinión, ¿qué medidas se deberían plantear para evitar la rotación y la fuga de talento en las organizaciones?

Habría que distinguir los factores internos y los externos. En el primer aspecto, la organización del trabajo y disponer de un buen equipo, es esencial para evitar problemas de estrés. La responsabilidad compartida con buenos profesionales y la coordinación es un elemento imprescindible. En el segundo aspecto, los factores externos que la abogacía no controla, como los plazos judiciales, deberían tener más en cuenta que el derecho de defensa es esencial y por tanto, el respeto a unos plazos lógicos para todas las partes debería ser un elemento indiscutible. La agenda del abogado que interviene en procesos judiciales es totalmente abusiva y fuera de su control por cuanto lo organizan los Juzgados. Lo único que puede señalar el abogado/a es otro señalamiento el mismo día, pero pocas cosas más puede hacer para organizar su propia agenda.

 

El problema de la rotación  ¿es una cuestión coyuntural o es un tema que se puede agravar con el tiempo?

La abogacía joven entiende la profesión en continuo cambio, como en los demás aspectos de su vida. La carrera profesional en el mismo lugar de trabajo  no la tienen como un objetivo, sino como un medio para crecer. Es una realidad que debe afrontarse como cierta y por tanto, aceptarla. El trabajo desde casa, los horarios limitados para disponer de tiempo libre y la necesidad de conocer ciencias más allá del derecho, son características de estos tiempos.

 

¿Puede enumerar los problemas que a su juicio obstaculizan actualmente la labor profesional de los abogados? ¿Puede plantear soluciones concretas a estos problemas?

La sociedad actual abarca infinitos campos que repercuten en las regulaciones legales y hacen imposible a la abogacía conocer bien la normativa aplicable. Por ello, la especialización en el derecho se ha convertido en una necesidad absoluta. Sería imprudente no hacerlo.  En cuanto al ámbito judicial, deviene imprescindible una reforma global del sistema que actualice al siglo XXI estructuras y procedimientos que han sufrido reformas de actualización pero insuficientes ya para los conflictos actuales.

Por otro lado, precisamos nuevas leyes que diferencien los conflictos que requieren una solución judicial de aquellos que pueden resolverse mediante sistemas alternativos como la mediación.

La inteligencia artificial en los próximos años, también jugará un papel importante en nuestra profesión, ayudando a la transparencia y al conocimiento concreto de realidades diversas, de forma ágil y segura.

El tema del derecho a la salud laboral del abogado en el ejercicio de su gestión  ¿está debidamente y protegido en el código deontológico de la abogacía española?

Desde el año 2006, la relación laboral especial de la abogacía modificó el tradicional sistema de pasantía. Desde entonces, la profesión, en términos generales, está incluida en el sistema  general de seguridad social. Hay que pensar que hasta los años 90 del pasado siglo, estaba vetado el acceso a la abogacía y únicamente podía planificarse de forma individual su sistema de salud y previsión social. Nuestros sistemas alternativos a la seguridad social funcionan de forma opcional, si se carece de contrato por cuenta ajena y disponemos de Mutuas de salud y de previsión social seguras.

 

¿Sería necesario arbitrar un código ético en los despachos de abogados que vele por la integridad y salud de los profesionales?

Los despachos de abogados se rigen por la normativa general, pero es cierto que nuestra responsabilidad ante unos plazos concretos, sean judiciales o de cualquier tipo, impide en ocasiones el cuidado de la salud necesario. No creo imprescindible formular un código ético para ello, sino que los despachos sean conscientes que deben realizar conductas activas para cuidar de sus abogados y abogadas; crear clima de trabajo saludable, disponer de tiempo libre para actividades diversas.

 

Otro de los temas que surge respecto al sector legal se refiere a la retribución económica. ¿Qué medidas deberían tomarse para evitar impagos de clientes? En cuanto a las empresas ¿ qué recomendaciones daría para evitar rotaciones y abandonos de profesionales del sector legal?

En el ámbito de la abogacía, como en otros ámbitos, es imprescindible la elaboración de presupuestos firmados por los clientes y éstos deben conocer el alcance económico de nuestros servicios, precisamente para evitar conflictos a la hora de cobrar las facturas amparadas por dichos presupuestos. Los impagos de clientes, sean personas físicas o jurídicas son tan habituales como en otros sectores pero hay un tema que si es recurrente; nuestros servicios de asesoramiento legal sin posterior actividad, nuestro tiempo, parece en muchas ocasiones, que no debe ser remunerado, cuando una actitud preventiva al conflicto mediante el correcto asesoramiento jurídico tiene un valor muy importante.

 

Por último, ¿están debidamente tratados y reconocidos los abogados por parte de jueces y magistrados?

El acceso a la justicia es un derecho fundamental y reconocido en nuestra Constitución y este acceso se realiza, en la mayoría de ocasiones, a través de la abogacía. Somos los responsables de las decisiones de los jueces , pues les damos la materia concreta sobre la que tienen que pronunciarse y resolver. Sin nosotros, el sistema de justicia sería inexistente. Y en muchas ocasiones, tiene la sensación el abogado en juicio, que molesta, que jueces y fiscales actuarían y decidirían sin nosotros con mayor facilidad;  en muchas ocasiones, no son respetuosos con nuestros tiempos de espera, con nuestras intervenciones pero entiendo que poco a poco, van mejorando estas actitudes concretas. En todos los colectivos existen buenos y menos buenos profesionales y en el nuestro, en el de la abogacía por supuesto también existe. El día que la igualdad de armas ante el Tribunal correspondiente sea exigible éticamente, ese día se habrán acabado los conflictos que todavía existen en la práctica. En un juicio, además de la actividad jurisdiccional, de enorme relevancia, existen otras actividades de similar importancia: el derecho de defensa es una de ellas.

 

Día Internacional del Abogado.