MERCANTIL

Tres supuestos dudosos de créditos subordinados

Foro 01-05-2014 Coordinador: Jacinto José Pérez Benítez

Planteamiento

a) ¿En qué lugar de la lista de créditos subordinados del art. 93 LC -EDL 2003/29207- habrían de encuadrarse los créditos por principal e intereses procedentes de préstamos participativos?; b) ¿Cuál sería el lugar que deberían ocupar en la misma lista los créditos subordinados a que se refiere el art. 237, introducido por la Ley 14/2013 de apoyo al emprendedor -EDL 2013/17811-?; y c) ¿Cómo habría que interpretar la mención a la "prueba en contrario" a que se refiere el inciso introducido en el nº 2 del apartado 2 del art. 93 por el Real Decreto-ley 4/2014?

Es objeto de la presente edición del Foro la interpretación de tres concretos aspectos que nos parecen especialmente relevantes en relación con la regulación positiva de la subordinación crediticia.

La subordinación, como se sabe, no es sólo cosa que afecte a un concurso ya declarado sino que, como tantos otros aspectos de la normativa concursal, determina las conductas de los agentes económicos en los momentos previos a la insolvencia, o a la hora de adoptar decisiones sobre la conveniencia o no de acometer determinadas operaciones de refinanciación que permitan la continuidad de la empresa a corto y medio plazo.

Si la legislación proporciona incertidumbre sobre la correcta calificación del acreedor que titula préstamos participativos, o sobre el agente designado en el préstamo sindicado que habría de salvar la continuidad de una empresa viable en términos de mercado, se convendrá en que los fines buscados por la norma se ponen en riesgo.

Si la cuestión se conecta a objetivos más ambiciosos de favorecer la refinanciación de la empresa viable o de incentivar la entrada de nuevos agentes económicos en la reestructuración de la deuda, superando el casi exclusivo protagonismo que en España vienen asumiendo las entidades financieras, se comprenderá cómo el establecimiento de un marco normativo lo más seguro posible resulta crucial.

Las sucesivas reformas que, de manera crónica y sistemática, viene sufriendo la Ley Concursal, van dejando acaso inevitables lagunas, oscuridades e incertidumbres. Proponemos ahora a nuestros expertos que ofrezcan opinión fundada sobre el escenario al que se enfrentarán quienes, ya dentro del concurso, hubieran concedido préstamos participativos, no hubieran acudido a la reunión convocada por el mediador para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos, y quienes hubieran en su momento asumido una posición "relevante" de gestión, de supervisión o de control, en una operación de refinanciación de un deudor en dificultades.

La lectura de las respuestas nos confirma, una vez más, que el debate está sobre la mesa, que las reformas urgentes dejan un rastro de incertidumbre, y que no resulta fácil ofrecer criterios seguros de interpretación. Juzgue el lector.

 

Este foro ha sido publicado en la "Revista Derecho Mercantil", el 1 de mayo de 2014.

Puntos de vista

Belén Veleiro Reboredo

El Real Decreto Ley 7/1996, de 7 de junio, sobre medidas urgentes de carácte...

Leer el detalle

Antoni Frigola i Riera

a) ¿En qué lugar de la lista de créditos subordinados del art. 93 LC -EDL ...

Leer el detalle

Fedra Valencia García

En esta ocasión se nos plantean tres cuestiones diferentes, todas ellas rela...

Leer el detalle

Antonio Roncero Sánchez

a) ¿En qué lugar de la lista de créditos subordinados del art. 92 LC -EDL ...

Leer el detalle

Manuel García-Villarrubia Bernabé

Se plantean en esta ocasión tres preguntas concretas que tienen que ver con ...

Leer el detalle

Luis Antonio Soler Pascual

Se plantea en primer lugar el orden que en la lista de créditos subordinados...

Leer el detalle

Resultado

Tres supuestos dudosos de créditos subordinados
Valora este artículo