fbpx

El Premio está dotado con 30.000 € (que goza de exención fiscal) y una estatuilla conmemorativa

Antonio Garrigues Walker, galardonado con el XXV Premio Pelayo para Juristas de reconocido prestigio

Noticia

El presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas, ha hecho entrega a Antonio Garrigues Walker, del galardón del XXV Premio Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio. La semblanza del galardonado la ha efectuado Victoria Ortega Benito, presidenta del Consejo General de la Abogacía Española.

Juan José González Rivas y Antonio Garrigues Walker

Han participado desde la Mesa Presidencial: el presidente del Tribunal Constitucional, la ministra de Justicia, el alcalde de Madrid, la presidenta del Consejo de Estado, la presidenta del Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo; el Presidente del Jurado del Premio Pelayo y Consejero Permanente de Estado, y el Presidente de Pelayo. Esta 25 edición ha contado con la Presidencia de Honor de S.M. el Rey Felipe VI.

En esta ocasión asistieron más de 700 personas al acto de entrega, entre las que figuró el Jurado en pleno y una nutrida representación de las personalidades políticas, jurídicas y empresariales, destacando a ilustres juristas del Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Supremo, Tribunal Constitucional, Consejo de Estado, Fiscalía, Audiencias, Parlamentarios, Rectores de Universidad, Letrados y Procuradores de los más prestigiosos despachos, máximos representantes de la Universidad, de la política, así como de la sociedad y del mundo empresarial.

El Premio Pelayo, que alcanzó así su Vigésima quinta Edición, cuenta con Fernando Sánchez Calero, catedrático de Derecho Mercantil; Enrique Ruiz Vadillo, magistrado del Tribunal Constitucional; Rafael Martínez Emperador, magistrado del Tribunal Supremo; Eduardo García de Enterría Martínez Carande, catedrático de Derecho Administrativo; Aurelio Menéndez Menéndez, catedrático de Derecho Mercantil; Manuel Alonso Olea, catedrático de Derecho del Trabajo y Seguridad Social; Fernando Garrido Falla, magistrado del Tribunal Constitucional; Manuel Jiménez de Parga y Cabrera, presidente Tribunal Constitucional; Landelino Lavilla Alsina, consejero permanente del Consejo de Estado; Manuel Albadalejo García, catedrático de Derecho Civil; Manuel Díez de Velasco, catedrático de Derecho Internacional; María Emilia Casas Baamonde, presidenta del Tribunal Constitucional; Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, letrado mayor del Consejo de Estado; Joaquín Ruiz-Giménez Cortés, primer defensor del Pueblo Español; Juan Antonio Xiol Ríos, presidente de la Sala 1ª del Tribunal Supremo; Gregorio Peces-Barba Martínez, catedrático de Filosofía del Derecho; Francisco Rubio Llorente, presidente del Consejo de Estado; Juan Antonio Ortega Díaz-Ambrona; Miguel Rodríguez-Piñero y Bravo-Ferrer, consejero permanente-presidente de la Sección Segunda del Consejo de Estado; Manuel Olivencia Ruiz, catedrático Emérito de Derecho Mercantil de la Universidad de Sevilla y vicepresidente de Cuatrecasas Gonçalves Pereira Abogados; Fernando Ledesma Bartret, consejero-permanente-presidente de la Sección Cuarta del Consejo de Estado; Eduardo Torres- Dulce Lifante exfiscal general del Estado; Antonio Hernández-Gil Álvarez-Cienfuegos, académico de Número de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación; y Encarnación Roca Trías vicepresidenta del Tribunal Constitucional, como premiados en las anteriores convocatorias.

Antonio Garrigues Walker, en su discurso como galardonado, hizo un recorrido sobre el papel del mundo jurídico en la situación actual, recordando las palabras de S.M. el Rey en Cuba, que evidenciaban la importancia del Estado de Derecho en la sociedad actual, teniendo en cuenta que el derecho está presente en todos los aspectos de la vida.

Por su parte, Victoria Ortega Benito, miembro del Jurado y presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, realizó una emotiva semblanza del galardonado destacando su calidad humana y sensatez, a la vez que su calidad profesional, considerándole una de las mentes más brillantes de nuestro país en las últimas décadas y la simbología que representa de libertad en todos sus ámbitos.

Para finalizar José Boada Bravo, presidente de Grupo Pelayo, convocó la XXVI Edición del Premio Pelayo para Juristas de Reconocido Prestigio.