fbpx

Derecho a reparar

Bruselas quiere combatir la obsolescencia programada a través del "derecho a reparar"

Noticia

La Comisión Europea ha presentado este miércoles un nuevo plan de acción para impulsar la economía circular, con el que pretende establecer en el bloque el "derecho a reparar" de los consumidores como principal medida para acabar con la obsolescencia programada de los dispositivos tecnológicos y aumentar su ciclo de vida.

Moviltelefono_EDEIMA20171106_0009_1.jpg

El objetivo general de la estrategia es reducir la huella de carbono de la UE y duplicar dentro de diez años la tasa de circulación de materiales. Según Bruselas, aplicar medidas ambiciosas de economía circular permitirá a Europa incrementar su PIB en un 0,5% para 2030 y creará alrededor de 700.000 puestos de trabajo.

"Hoy, nuestra economía es principalmente lineal y sólo se recupera el 12% de los materiales secundarios y recursos. Muchos productos se rompen demasiado fácilmente, no pueden ser reutilizados, reparados o reciclados y se fabrican para un sólo uso", ha resumido el vicepresidente del Ejecutivo comunitario para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans.

Uno de los elementos de este plan de acción será una iniciativa particular para el sector de la electrónica con la que la Comisión intentará prolongar el ciclo de vida de los dispositivos a través de un impulso a las reparaciones o la sustitución de piezas, así como la actualización de componentes y 'software' para "evitar la obsolescencia programada".

En particular, Bruselas presentará un proyecto legislativo para que dispositivos como teléfonos móviles, tablets y ordenadores portátiles caigan dentro del ámbito de la directiva de Ecodiseño. Las autoridades comunitarias también introducirán medidas legislativas para establecer el uso de un cargador universal de dispositivos.

"La mayoría de los dispositivos acaban en vertederos, tienen un ciclo de vida predeterminado. Nuestro objetivo es incrementar el ciclo de vida y que estos productos tengan componentes reparables o recambiables", ha incidido el comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius.

El lituano ha defendido que la reparación es un "derecho" que pertenece a los consumidores, por lo que el Ejecutivo comunitario buscará "garantizar que se aplica totalmente". La idea de las autoridades comunitarias es que este "derecho a reparar" esté integrado en las políticas europeas de productos para 2021.

Sinkevicius, que ha presentado el plan de acción en una rueda de prensa, ha señalado que uno de los objetivos de la Comisión es "desacoplar" la extracción de materiales del crecimiento económico. Es decir, aumentar la reutilización y el reciclaje.

Además de la iniciativa en el campo de los dispositivos electrónicos, la estrategia recoge también medidas en el sector de las baterías para vehículos, los envases, el plástico, la industria textil, la construcción y los alimentos.