fbpx

Ha insistido este lunes en la necesidad de hacer el lenguaje jurídico comprensible

Campo insiste en hacer comprensible la Justicia: "No se puede exigir que se cumpla una ley que no se entiende"

Noticia

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha insistido este lunes en la necesidad de hacer el lenguaje jurídico comprensible para todos los ciudadanos porque, a su juicio, no se puede exigir el cumplimiento de una ley si ésta "no se entiende"

Lenguaje jurídico

Así lo ha dicho durante su intervención en la inauguración de la 'Jornada sobre la modernización del lenguaje jurídico', organizada por el Colegio de Registradores de España, en una mesa en la que ha estado acompañado por la decana de esta institución, María Emilia Adán, y la directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública del Ministerio de Justicia, Sofía Puente.

El ministro ha comenzado recordando que el Consejo de Ministros creó en diciembre de 2009 la Comisión de Modernización del Lenguaje Jurídico, en cuyo informe elaborado dos años más tarde concluyó que "una justicia moderna es una justicia que la ciudadanía es capaz de comprender".

Un trabajo que se impulsó en su etapa como secretario de Estado de Justicia y que se ha comprometido a retomar "con determinación e inmediatez" porque "sigue siendo una asignatura pendiente". "No habrá ciudadanía plena si una ciudadanía que no comprenda lo que se dice ante ella", ha apuntado.

EVITAR EL AUMENTO DE LA BRECHA DE LA DESIGUALDAD

"No podemos consentir que la comunicación cause un aumento en la brecha de la desigualdad, no podemos exigir a un ciudadano que cumpla una ley que no entiende", ha subrayado el ministro.

En esta línea, Campo ha incidido en la "necesidad" de hacer la Justicia comprensible porque, según ha dicho a modo de ejemplo, "desde que nos levantamos, cogemos el autobús o pedimos un café, estamos haciendo contratos". Por ello, ha reclamado que se garantice el "derecho a comprender" que tiene todos los ciudadanos.

Así, ha explicado que la "incomunicación" entre los ciudadanos y la Justicia se debe a muchas causas, entre ellas, el desconocimiento del lenguaje jurídico por parte de los primeros, y la incapacidad de los operadores jurídicos de "ver cómo un problema" la forma de expresarse en los escritos.

Con todo ello, el ministro ha afirmado que de lo que se trata no es "vulgarizar" el lenguaje jurídico, sino intentar que la "comunicación sea sencilla, ágil y clara" para "evitar distintas interpretaciones" y reforzar la "seguridad jurídica".

En este punto ha reconocido la dificultad porque conseguir esto "exige un gran conocimiento de la materia de la que se habla o se escribe", pero lograr "el equilibrio entre la precisión técnica y la claridad es lo que verdaderamente define a un jurista", ha concluido.