fbpx

A juicio de la patronal, los datos de desempleo y afiliación no reflejan el deterioro de algunas actividades económicas y del empleo

CEOE pide intensificar las medidas de ayuda para garantizar la supervivencia de empresas y empleo

Noticia

CEOE considera que los datos de desempleo y afiliación de agosto no reflejan el deterioro de algunas actividades económicas y del empleo debido a la aplicación de mecanismos como los ERTE, y ha aprovechado para pedir que se intensifiquen las medidas de ayuda para garantizar la superviviencia de las empresas y del empleo, especialmente en sectores tan golpeados como el turismo.


"Nos encontramos en un momento crítico que requiere intensificar las medidas de ayuda a todos los sectores económicos para garantizar la supervivencia de las empresas y del empleo, con una planificación específica además para los sectores más deteriorados de nuestra economía, como el turismo, cuyo efecto tractor sobre otros sectores es incuestionable", ha indicado la organización en un comunicado.

El análisis de los datos de desempleo y afiliación a la Seguridad Social del mes de agosto no permite a la patronal ver con optimismo la evolución del mercado laboral y la recuperación de los efectos negativos en el mismo, consecuencia de la crisis sanitaria.

Si bien es cierto que en agosto el aumento del paro registrado -29.780 más- es inferior al de años previos, la CEOE ve inevitable recordar que la tasa de afiliación dista todavía mucho de alcanzar los niveles anteriores al inicio de esta crisis, con 457.853 afiliados menos, y que el efecto de los ERTEs distorsiona la imagen de la realidad del mercado laboral, cuya evolución se puede ver afectada por la incertidumbre asociada a los rebrotes que pueden incidir negativamente en el ritmo de recuperación.

Así, a juicio de la patronal, los datos de desempleo y afiliación no reflejan el deterioro de algunas actividades económicas y del empleo. De este modo, recuerda que además de los 29.780 desempleados más es imprescindible recordar que, como consecuencia de la normativa Covid, se encuentran hibernados en ERTEs los trabajadores temporales y, en algunos casos, los fijos discontinuos.

Igualmente, ve imprescindible reseñar la situación de algunos sectores como el turístico, particularmente golpeado por los rebrotes de la Covid, las restricciones a la movilidad y resto de medidas de contención sanitaria, cuya recuperación se prevé imposible a corto plazo por falta de demanda y donde en la actualidad permanecen en ERTEs cerca de 300.000 personas trabajadoras, de las 812.500 que aún continúan con sus contratos suspendidos total o parcialmente.