fbpx

EMPLEADAS DEL HOGAR

El Gobierno ya ha iniciado los trámites para ratificar el Convenio 189

Noticia

El Gobierno ha comenzado los trámites para la ratificación del Convenio 189 de la OIT para garantizar la protección laboral de las empleadas del hogar, según ha informado el Ministerio de Trabajo.

Regularizacion empleada del hogar_imagen

Así lo ha informado el Ministerio en respuesta a la recogida de firmas de Rafaela Pimentel, trabajadora del hogar que ha reunido 146.000 apoyos a favor de ratificar este Convenio.

"Con ese convenio tendríamos derecho a una prestación por desempleo (derecho que aún no tenemos) y se pondrían en marcha procesos de inspección de trabajo para asegurar que se cumplen nuestros derechos", explica Rafaela Pimentel en su petición dirigida al Gobierno.

En su recogida de firmas, iniciada en mayo de 2017, Rafaela Pimentel recordaba que más de 20 países (ahora más de 30) ya habían ratificado el Convenio e insistía en que "su aprobación abarca mucho más" que la entrada de estas trabajadoras en el Régimen General.

Además, Pimentel llamaba la atención sobre la ausencia de reconocimiento social hacia el colectivo.

En julio de 2017, Rafaela Pimentel y otras compañeras entregaron más de 100.000 firmas en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social pero años después, el Convenio sigue sin ratificarse.

En un comunicado enviado a Change.org en respuesta a la recogida de firmas de Rafaela Pimentel, el subdirector de Ordenación Normativa del Ministerio de Trabajo, Noel Rodríguez García, ha asegurado que "se han iniciado los trámites para la ratificación del Convenio 189 OIT".

Asimismo, ha declarado que "el Convenio 189 parte del reconocimiento de la mayor vulnerabilidad del trabajo doméstico a la discriminación en las condiciones de empleo y de trabajo, así como su infravaloración".

"Admitiendo la existencia de las condiciones particulares en las que se realiza el trabajo doméstico, el Convenio busca complementar las normas de ámbito general con normas específicas que permitan a las trabajadoras y los trabajadores domésticos ejercer plenamente sus derechos, de forma equiparable al resto de personas trabajadoras", zanja.