fbpx

Los decanos del Colegio de Abogados de Madrid y del Colegio de Procuradores de Madrid han firmado hoy un convenio de colaboración entre ambas entidades

El ICAM abre su Espacio Abogacía a los procuradores de toda España

Noticia

Abogacía y procura han estrechado aún más sus lazos en virtud de un convenio de colaboración firmado hoy por los decanos José María Alonso (ICAM) y Gabriel María de Diego (ICPM) en la sede del Colegio de Abogados de Madrid.

Decano del ICAM

Gracias a este nuevo acuerdo, los cerca de 1.600 procuradores colegiados en Madrid podrán beneficiarse de los servicios ofrecidos en Espacio Abogacía, el coworking jurídico del ICAM ubicado a pocos metros de las sedes civil y penal de plaza de Castilla-Poeta Joan Maragall.

Este derecho de uso será extensivo a los  procuradores de otros Colegios de la Procura del territorio Nacional que se desplacen a Madrid y que ostenten la representación de los asuntos judiciales seguidos en el ámbito del Ilustre Colegio de Procuradores de Madrid. En total, más 10.000 profesionales de la procura podrían beneficiarse de este acuerdo.

“La procura y la abogacía son dos profesiones absolutamente hermanadas y, como tal, tenemos que intentar encontrar formas de actuar conjuntamente y de ayudarnos los unos a los otros”, ha explicado José María Alonso, recordando que el ICAM puso en marcha Espacio Abogacía “para que los abogados -y ahora también los procuradores- con menos recursos puedan utilizar las salas de reunión, despachos y equipos informáticos o puedan estar ahí esperando antes de entrar a los juicios”.

Por su parte, Gabriel María de Diego ha destacado que “los Colegios tenemos un mandato constitucional para con los ciudadanos pero también un mandato moral y estatutario para con nuestros colegiados. Qué duda cabe que lugares como Espacio Abogacía contribuyen a mejorar el día a día del trabajo de nuestros colegiados, a quienes nos debemos y debemos dar satisfacción en sus pretensiones.