fbpx

ANIVERSARIO

El ICAVA cumple 425 años

Noticia

El Colegio de Abogados de Valladolid (ICAVA) cumplió este domingo 425 años de historia.

Sede-Colegio-Abogados-Valladolid_EDEIMA20130205_0007_1.jpg

La corporación de letrados de la ciudad nacía el 19 de marzo de 1592, fecha en la que fueron confirmadas y aprobadas las ‘Ordenanzas de la Hermandad y Cofradía de los Abogados de Valladolid’, que velaba tanto por los compañeros de profesión como por que se impartiese justicia con honestidad y por que se respetasen los derechos del reo.

El acuerdo rubricado en 1592 reflejaba en su texto el compromiso de los abogados de Valladolid a favor de los derechos de los reos. Una diputación de letrados, elegida por sus compañeros, velaba por “la buena asistencia y necesidades de los presos y para que visitando el semanero, una vez al menos por semana la cárcel, diese cuenta al oidor para el remedio, respecto a las faltas que notaran en el servicio o dependencia interior, en la enfermería, médico, cirujano, despensero; vigilando especialmente sobre el beneficio de los pobres así en lo corporal como en lo espiritual”.

Además, los abogados de la época también se preocuparon por el colectivo y se organizaron para atender a los compañeros en caso de que cayesen en la pobreza. “Al servicio de los pobres de esta Corte y Cárcel Real y para que usen de la caridad y amor que se deben tener mutuamente en el caso de que algún abogado viniera a pobreza, recordando la obligación en que están los demás de socorrerle con la limosna que fuera de su agrado hecha con decoroso secreto y en la forma y por la orden que al Decano pareciera o ya procurándole algún oficio para su remedio”, recoge el texto.

Fueron los Reyes Católicos quienes sembraron la semilla del Colegio de Abogados de Valladolid a finales del siglo XV en la Chancillería, donde la lápida de mármol de la fachada ya rezaba: “Esta es una casa sagrada, un templo de la paz y de las leyes donde se guarda toda Justicia, dando a todos lo que es de derecho y les pertenece, como son Justicia, pena y seguridad”.

Más tarde, los abogados vallisoletanos de finales del siglo XVI impulsaron los valores sobre los que se asentó la nueva sociedad de la época: el humanismo, la solidaridad y la justicia.