fbpx

Trabajo plantea exoneraciones para ERTEs de causas objetivas y sindicatos y empresarios piden exenciones para los que siguen en ERTE y no para los que se reincorporan

Gobierno y agentes sociales seguirán negociando los ERTE tras otra reunión sin acuerdo pero con avances

Noticia

El Gobierno y agentes sociales han celebrado una nueva reunión para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) hasta el 30 de septiembre, que ha finalizado de nuevo sin acuerdo, aunque con avances.

Yolanda Diaz prorroga ERTE

Según fuentes de la negociación, el Gobierno se ha comprometido con los agentes sociales a enviarles por escrito una nueva propuesta para prorrogar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) más allá del 30 de junio.

"El Gobierno ha puesto sobre la mesa una tercera propuesta, con flexibilidad negociadora y adaptando el sistema de ERTEs a las nuevas circunstancias", han subrayado fuentes del Ministerio de Trabajo a Europa Press.

En concreto, el Ejecutivo ha planteado verbalmente mantener los ERTEs de fuerza mayor parciales, eliminar los de fuerza mayor total y propiciar el tránsito de los ERTES de fuerza mayor a ERTEs de causas objetivas (económicas, técnicas, organizativas o de producción) mediante la exoneración de cotizaciones a las empresas "con los mismos porcentajes" que planteaba el Gobierno para la exoneración de cuotas en los ERTEs de fuerza mayor parcial, según han explicado la secretaria de Acción Sindical, Mari Cruz Vicente, y el secretario de Política Sindical, Gonzalo Pino, al término del encuentro.

Hasta ahora, las exenciones en las cuotas a la Seguridad Social se aplican a los ERTEs de fuerza mayor, pero no a los de causas objetivas. Sindicatos y empresarios habían pedido que se exoneren los ERTEs de causas objetivas, pues los de fuerza mayor irán decayendo tras el fin del estado de alarma y los otros serán más habituales.

Para Vicente, el hecho de que el Gobierno se haya abierto a estas exenciones en los ERTEs de causas objetivas "es un elemento muy positivo" que sitúa "más cerca" el acuerdo.

Además, los representantes sindicales han celebrado que en la propuesta del Gobierno se prohiba la realización de horas extraordinarias durante el tiempo en el que la empresa esté en situación de ERTE y la externalización de tareas, así como la contratación de nuevos trabajadores.

El esquema de exoneraciones, principal escollo

Ahora bien, existe un elemento de "fricción" que está dificultando la consecución del acuerdo: el actual esquema de exenciones, ya que sindicatos y empresarios quieren que no se exima de cuotas a las empresas por recuperar trabajadores del ERTE, sino que esos recursos se destinen precisamente a ayudar a las empresas que se encuentran en ERTEs por causas objetivas. "El Gobierno sigue sin entender esto y ahí es donde estaría la protección real", ha señalado Pino en declaraciones a Europa Press.

La secretaria de Acción Sindical de CCOO, por su lado, lo ha expresado así: "las exenciones deben relacionarse con la gente que está en el ERTE y ahora se prima más a los que salen del ERTE. Eso hay que cambiarlo o reequilibrarlo".

De este modo, considera que en este momento "la pelota está en el tejado del Ministerio de Seguridad Social", que debería ser "más flexible" porque este cambio en el modelo de exenciones no supondría, a su juicio, gastos añadidos. "Ese es el elemento de fricción ahora, pero pensamos que tiene solución", ha apuntado.

Por su parte, fuentes empresariales consultadas por Europa Press han insistido en que no tiene sentido premiar al que sale del ERTE y penalizar al que se queda, por lo que creen que el Gobierno debería cambiar de idea en aras a conseguir un acuerdo.

La reunión se ha celebrado después de que sindicatos y patronal presentaran ayer al Ejecutivo una propuesta conjunta, consistente en prorrogar los ERTEs hasta el 30 de septiembre, en los mismos términos que en la actualidad, y después de que el Gobierno no la aceptara y se cerrase el encuentro sin acuerdo.

Ahora, con una nueva propuesta sobre la mesa, que el Ejecutivo concretará por escrito, seguirán negociando para intentar llegar a un consenso antes del 30 de junio, fecha en la que expira la regulación actual de los ERTEs asociados a la crisis sanitaria.