fbpx

La recuperación de España tras la crisis generada por el Covid-19 será, "sin duda, digital"

El Gobierno presentará este verano la Agenda Digital para España, que apoyará la recuperación tras el Covid

Noticia

Artigas señala que la recuperación será, "sin duda, digital" y defiende el papel de la IA como herramienta de progreso económico y social

Ametic

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (IA), Carme Artigas, ha asegurado que la recuperación de España tras la crisis generada por el Covid-19 será, "sin duda, digital" y ha señalado que el Gobierno presentará antes de que acabe el verano la nueva Agenda Digital para España.

Durante la inauguración de la tercer edición del evento 'AIlikeIT3', organizado por Ametic, Artigas ha señalado que tras la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento como consecuencia de una pandemia "sin precedentes" por el Covid-19, que ha generado problemas "inéditos", llega el momento de la reconstrucción del país, que ha asegurado será "sin duda digital".

Por ello, ha adelantado que el Gobierno hará pública en "próximos días" la Agenda Digital para España con el fin de sentar las bases para el desarrollo de una sociedad "más digital, más justa y más competitiva" y de recuperar el terreno perdido por la falta de inversión en tecnología, digitalización e I+D.

Artigas ha indicado que esta Agenda Digital tendrá en cuenta aspectos como la conectividad, la capacitación digital, el desarrollo de nuevos sectores y la incorporación de estas tecnologías en todo sector industrial de cualquier tamaño, con especial foco en las pymes, que es "la gran asignatura pendiente".

Asimismo, ha añadido que se va a potenciar el rol de la administración digital "como catalizador" y ha incidido en la importancia de gestionar los fondos europeos puestos sobre la mesa para superar la crisis del Covid-19, que van a ayudar a la reconstrucción del país a nivel económico y social.

"El reto va a estar en la ejecución, en que hagamos los cambios estructurales, no coyunturales. Porque si dejamos perder esta oportunidad, no habrá otra tan importante en el momento adecuado", ha remarcado Artigas, quien ha abogado por derivar las inversiones a los cambios estructurales que el país necesita para salir "reforzados y liderando esta nueva etapa de la economía".

Posteriormente, el Gobierno presentará la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA), que estaba preparada antes del brote del Covid y que ahora se lanzará después de la Agencia Digital, y se apoyará en el Consejo Nacional para la IA que reunirá a los mayores expertos españoles en todo el mundo, tanto en tecnología como en humanismo, ético o ciencias sociales.

IMPACTO DE LA IA

Artigas ha incidido en que la IA "no es futuro, es presente", así como que ha tenido un "rol tremendamente importante en la pandemia y lo va a tener en el futuro". En su opinión, es una "herramienta de progreso económico", así como "de bienestar social", y va a desarrollar oportunidades para la generación de valor y, sobre todo, de empleo cualificado.

"Es algo que está permeando absolutamente en todos los sectores de actividad, no hay ningún sector productivo que se quede fuera", ha incidido Artigas, quien ha añadido que afecta tanto al sector privado como a sectores estratégicos del sector público como la sanidad, la educación, la seguridad o la defensa.

Asimismo, ha advertido de que la IA también pone encima de la mesa nuevos riesgos desde el punto de vista de ciberseguridad, al mismo tiempo que puede ayudar a hacerlos frente, y ha incidido en que para desarrollarla hacen falta cinco elementos: datos, capacidad de procesamiento masivo, capacidad de procesamiento en la nube, talento y capacidad de inversión.

En esta línea, ha añadido que el desarrollo de la IA contempla cuatro grandes retos, el primero de los cuales es tecnológico, ya que es necesario que la Inteligencia Artificial sea "robusta y segura desde el punto de vista tecnológico", así como "auditable y explicable".

El segundo es normativo, ya que se deben garantizar en el mundo digital los derechos que los ciudadanos que ya tienen en el analógico o los nuevos que vayan surgiendo, para lo que el Gobierno ya ha puesto en marcha hace semanas un grupo de trabajo que elabore una carta de derechos digitales de los ciudadanos.

Los otros dos retos son el ético, que implica que el desarrollo de la IA esté de acuerdo con los principios y valores definidos como sociedad, y el social, ya que es necesario evaluar el impacto que tiene esta tecnología y contar con mecanismos de gobernanza para que los ciudadanos ayuden a decidir que debe hacer o no, aunque sea técnicamente posible.

En este sentido, ha remarcado que España tiene una "gran oportunidad" como país para que la IA sea la locomotora del desarrollo del progreso económico. "Soy una gran convencida de que el progreso tecnológico siempre terminar revertiendo en un progreso económico, y sobre todo, en un progreso social", ha incidido.

Por otro lado, Artigas ha invitado a "sacar pecho" del trabajo realizado por los funcionarios de la Administración Pública en los últimos meses. Así, por ejemplo, se han conseguido implementar cuatro proyectos tecnológicos en menos dos meses, gracias también a la colaboración público-privada, ya que empresas privadas han puesto sus capacidades y sus recursos a disposición del Gobierno.

"España es un gran país que ha demostrado que es capaz de hacer en seis semanas cosas que habíamos pensado que no éramos capaces de hacer en seis años. Cuando alineamos los esfuerzos de las administraciones públicas y el sector privado en la misma dirección somos capaces de hacer cosas increíbles", ha incidido.

AMETIC

Por su parte, el presidente de Ametic, Pedro Mier, ha subrayado que la IA es una tecnología que "está cambiando y va a cambiar el mundo" con impacto en todos los ámbitos. "Es una tecnología tan relevante que o nos subimos o nos quedamos fuera del mundo", ha remarcado.

En el contexto actual generado por la pandemia del Covid-19, Mier ha remarcado que la IA, la digitalización y la sostenibilidad son "claves" para poder ser capaces dar la vuelta "en muy corto plazo" a las dramáticas previsiones de empleo que ha dejado la crisis para España.

En este sentido, ha resaltado la importancia de retener el talento en España, lo que requiere una regulación laboral que permita contratar en las mismas condiciones que otras empresas competidoras de otros países y contar que buenos proyectos que sean atractivos para los profesionales.