fbpx

Coronavirus

Un juez avala el confinamiento de Aranda (Burgos), lo revisará en 7 días e insta a identificar a infectados

Noticia

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo Número 1 de Burgos ha ratificado las medidas sanitarias aprobadas por la Junta para Aranda de Duero (Burgos) al tener "constancia clara" de que existe transmisión comunitaria.


Así lo señala el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, que refleja que esta ratificación tendrá de inicio una duración "máxima" de siete días. "Dos días antes de la finalización de cada periodo, el responsable del servicio de localización y rastreo deberá enviar a este juzgado un informe sobre la situación de los focos, así como los indicios que tenga de la existencia de otros no detectados. Recibida la misma, y antes de la conclusión de ese plazo, el juzgador decidirá sobre la continuación o no de la medida", añade.

Para el juez es "mucho" lo que se les está pidiendo a los ciudadanos de Aranda de Duero y no "puede ser menos" el esfuerzo de la Junta al respecto a la que reclama identificar que personas están infectadas e imponer a las mismas medidas "individuales" de confinamiento.

El juzgado reconoce que del contenido del informe médico aportado se deduce, "con claridad", que se ha producido en los últimos días un incremento "muy significativo" en el número de contagios por SARS-COV-2/COVID-19 que aconsejan la adopción de medidas que reduzcan la posibilidad de contagios entre los ciudadanos de la Aranda de Duero --que ha pasado de 22 casos a 230 desde el 27 de julio, detalla el auto-- y con los residentes en otras localidades.

"Y ello de forma inmediata, dada la capacidad de transmisión del virus y el hecho de que puede ser contagiado en los tres primeros días cuando las síntomas aún no han aparecido", explica.

Una decisión, aclara, que no se adopta, "ni ahora se ratifica", con base en la "gravedad" que haya adquirido la enfermedad en los pacientes de la localidad, dado que en la propia solicitud consta, continúa el auto, que el 92,5% de los enfermos son asintomáticos y existen "sólo dos hospitalizados", "sino por la constancia clara de que existe una transmisión comunitaria en esta localidad cuyos focos no han podido ser determinados por los mecanismos de rastreo de la Junta, lo que hace que se pueda decir que la enfermedad se encuentra fuera de control dentro del ámbito de esta localidad".

Así, en la misma solicitud se reconoce que hay 45 casos asociados a nueve brotes familiares o sociales, pero que existen otras nuevas agregaciones familiares que se están estudiando en la actualidad, mantiene el titular del juzgado Óscar Luís Rojas de la Viuda.

En este punto, el auto insiste en que la medida que se adopta, y que se ratifica en lo sustancial, se debe considerar como un "último recurso" ante la superación por la enfermedad de las medidas de prevención individual y también de los sistemas de detección y seguimientos adoptados.

"Ahora bien, y esto es especialmente relevante, si actualmente, con los datos que tenemos, la enfermedad no ha provocado una situación de gravedad en los pacientes, y, por lo tanto, los servicios sanitarios funcionan con normalidad, las limitaciones de movimientos y de la posibilidad de reunirse con colectivos mayores de 10 personas sólo pueden entenderse, y mantenerse, mientras esta situación de descontrol siga existiendo", matiza.

"Es por ello que este juzgador no considera adecuada la solicitud de ratificación en tanto se pide, como por otro lado consta en la orden, que las medidas se mantengan durante 14 días, porque esos 14 días se establecen por ser el periodo considerado normalmente de incubación máxima; y lo que debe intentarse por la Junta, estableciendo y reforzando si es necesario los mecanismos de identificación y localización, es identificar que personas están infectadas e imponer a las mismas medidas individuales de confinamiento", añade.

Para el juez es "mucho" lo que se les está pidiendo a los ciudadanos de Aranda de Duero y no "puede ser menos" el esfuerzo de la Junta al respecto.

"De esta forma, si antes de esos 14 días, la Junta pudiera tener un conocimiento razonable del origen de los focos y localizar a las personas afectadas, confinándolas, las medidas generales deberían decaer", ha añadido.