fbpx
El juzgado, al que se accederá por la calle Nidos, ha sido visitado por el secretario de Estado de Justicia, la vocal del CGPJ y presidenta del Observatorio de Violencia de Género y el presidente de la Junta de Extremadura

En funcionamiento el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Cáceres

Noticia

El nuevo Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Cáceres ha entrado en funcionamiento este martes, en las dependencias que, para él, han sido habilitadas en la sede del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Juzgado violencia-img

El juzgado ha sido visitado por el secretario de Estado de Justicia, Tontxu Rodríguez Esquerdo; la vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y presidenta del Observatorio contra la violencia doméstica y de género del Consejo, Ángeles Carmona Vergara, y el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, entre otras autoridades, que han estado acompañados por la presidenta del TSJ de Extremadura, María Félix Tena Aragón.

Durante los últimos meses se han acometido reformas en la planta baja de la sede del TSJ de Extremadura, donde se han habilitado, entre otras, una pequeña sala de vistas; una sala de declaraciones; despachos para la magistrada y el letrado de la Administración de Justicia, así como otras dependencias para el trabajo de los funcionarios encargados del funcionamiento de dicho juzgado. Las dependencias del juzgado se han instalado en la sede del TSJ debido a la imposibilidad de ubicarlas por falta de espacio en el Palacio de Justicia de Cáceres, en la Avenida de la Hispanidad.

Aunque el Juzgado de Violencia sobre la Mujer comenzará atendiendo, inicialmente, casos del partido judicial de Cáceres, se espera que acabe tramitando asuntos de violencia de género de otros partidos judiciales, con el fin de poder ofrecer a todas las víctimas los mismos recursos, con independencia del lugar donde residan.

Al nuevo juzgado se accederá por la calle Nidos, junto a la Plaza de las Canterías y su distribución se ha dispuesto de tal forma que víctima y agresor no lleguen a coincidir en ningún momento.