fbpx
Se muestra el panorama mundial de la ciberseguridad en el año 2030.

La década de 2030 traerá a la ciberseguridad la ofuscación por IA y los ataques sofisticados mediante 6G

Noticia

La compañía de ciberseguridad Trend Micro ha intentado predecir cómo será el panorama mundial de la ciberseguridad en el año 2030.

Ciberseguridad_ciberamenazas_imagen.

La compañía de ciberseguridad Trend Micro ha intentado predecir cómo será el panorama mundial de la ciberseguridad en el año 2030, en el que se espera que la atribución se vuelva prácticamente imposible debido a las técnicas de ofuscación por Inteligencia Artificial (IA), así como que se produzcan ataques más sofisticados mediante las nuevas redes 6G.

Aunque el presente de la ciberseguridad ya es preocupante y el número de ciberataques no hace sino incrementarse -los intentos de ataques crecieron un 47 por ciento en el primer semestre de 2021, con el 'ransomware' como amenaza principal, según informes de Trend Micro-, la compañía ha puesto el foco dentro de ocho años para visualizar los ciberriesgos del futuro.

Estos datos están plasmados en el informe Project 2030, elaborado a partir de investigaciones de código abierto, informes sobre las amenazas de proveedores, resúmenes científicos, patentes, una encuesta 'online' por invitación y una encuesta a responsables de ciberseguridad (CISO).

El actual informe es la continuación de Project 2020, publicado por Trend Micro en el año 2012, y en esta ocasión llega acompañado por una serie en vídeo para ayudar a visualizar un futuro posible en el contexto de ciberseguridad.

La ciberseguridad en 2030

Una de las principales novedades en el ámbito de la ciberseguridad en 2030 serán las herramientas de Inteligencia Artificial (IA), según Trend Micro, que espera que democraticen el ciberdelito a una escala totalmente nueva para individuos sin conocimientos ni habilidades técnicas.

Otra de estas herramientas es la ofuscación impulsada por la IA, que en el 2030 puede hacer que la atribución sea prácticamente imposible, lo que impulsará el enfoque de la industria de la seguridad hacia la respuesta a incidentes y la Gestión de Acceso e Identidades (IAM) en el borde, según el informe.

Dentro de ocho años, los ciberataques causarán estragos no solo en campos ya existentes como las cadenas de suministro, sino también en ámbitos nuevos. Uno de ellos son los ciberimplantantes, con los que podrían llegar a causar daño físico en lo seres humanos.

Otra vía de entrada para las amenazas de cara al futuro son los dispositivos de visualización frontal o Heads Up Displays (HUD), que pueden hacer que la ingeniería social y la desinformación se vuelvan más viscerales y difíciles de ignorar.

Los entornos de IoT masivo (MIoT) también atraerán ataques, según Trend Micro, en este caso de sabotaje y extorsión dirigidos a la fabricación, la logística, el transporte, la sanidad, la educación, el comercio minorista y el entorno doméstico.

En el 2030 se espera que la conectividad mediante redes de datos 5G y 6G esté disponible casi en todas partes, lo que según el informe impulsará ciberataques más sofisticados y precisos.

La tendencia 'Everything-as-a-Service', o 'Todo como servicio', acentuada en los próximos ocho años, convertirá a los proveedores de servicios en la nube en objetivos enormemente lucrativos para los ciberatacantes.

Entre el resto de tendencias para 2030, se espera que surjan mercados grises para los que quieren herramientas para confundir o frustar la monitorización en el trabajo, así como que el tecno-nacionalismo se convierte en una herramienta geoestratégica clave de algunas de las naciones más poderosas del mundo.