fbpx

Presupuestos Generales del Estado

La presión fiscal subirá al 39,6% del PIB en 2020 y el Gobierno prevé 1.451 millones en ingresos adicionales

Noticia

El Gobierno empeora su previsión de ratio de deuda pública al 95,9% del PIB este año y el 94,6% en 2020, pero estima que la recaudación tributaria subirá un 4,8% el próximo año.

Previsión económica PGE

El Gobierno prevé que la presión fiscal en España aumente en cuatro décimas el próximo año, pasando del 39,3% al 39,6%, su récord histórico, y un impacto presupuestario de las medidas de ingreso adoptadas y previstas de 1.192 millones este año y 1.451 millones el próximo, mientras que el gasto público se mantendrá en el 41,3% del PIB el siguiente ejercicio.

Así figura en el Plan Presupuestario de 2020 remitido por el Gobierno a la Comisión Europea, en el que indica que la ratio de ingresos públicos sobre PIB se elevará desde el 39,3% de este año al 39,6% del PIB en 2020, hasta los 512.032 millones de euros, y una ratio de gasto que se mantendría en el 41,3% del PIB, hasta los 516.323 millones de euros.

No obstante, descontando las rentas de la propiedad y otros ingresos, la presión fiscal se elevará del 35,8% del PIB este año al 36,1% del PIB el próximo ejercicio, lo que supone que particulares y empresas pagarán alrededor de 3.000 millones de euros más vía impuestos y cotizaciones al Estado.

En cualquier caso, las previsiones de ingresos y gastos se sitúan por encima de las estimaciones de la Comisión Europea, que augura unos ingresos del 38,9% del PIB este año y el próximo, y uno gasto total del 41,2% y el 41% del PIB, respectivamente.

Previsión de deuda pública

Así, el Ejecutivo prevé un déficit del 2% este año, frente al 2,3% que augura Bruselas, mientras que para 2020 estima un desajuste del 1,7% en un escenario inercial, a falta de una actualización del Plan presupuestario con nuevas medidas fiscales, frente al 2% que pronostica la Comisión.

En el plan presupuestario remitido a Bruselas el Gobierno ha empeorado también sus previsiones sobre la ratio de deuda pública sobre PIB, ya que ahora pronostica una ratio del 95,9% del PIB este año, una décima más que en abril, y otra del 94,6% el próximo año, seis décimas más que hace unos meses.

Los ingresos tributarios subirán un 4,8%

Aunque el Gobierno ha elaborado el Plan Presupuestario sin incluir el impacto del paquete de medidas tributarias anunciadas en los Presupuestos de 2019 que finalmente no vieron la luz, que preveían un alza de recaudación de 5.654 millones, sí ha contemplado el impacto de las medidas de ingreso ya adoptadas este año.

En concreto, por estas medidas ya implementadas prevé sumar 1.451 millones en 2020 gracias los cambios en hidrocarburos (730 millones) y en el impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica (721 millones).

Con este escenario sin medidas augura que los ingresos totales de las administraciones públicas supongan el 39,6% del PIB, alcanzando los 512.032 millones. El Ejecutivo prevé que los ingresos tributarios totales registren un alza del entorno del 4,8%, lo que supondría un nuevo récord de recaudación.

En detalle, los impuestos sobre la producción y las importaciones registrarán un crecimiento del 4,6%, hasta 150.684 millones, y los de la renta y riqueza crecerán un 5,1%, gracias al alza de los impuestos sobre la renta de los hogares (+5,9%), mientras que el impuesto sobre la renta de sociedades alcanzará los 31.205 millones de euros, un 2,3% más.

Asimismo, las cotizaciones supondrán el 12,9% del PIB, ya que el incremento de cotizaciones no comportará ingresos adicionales en 2020. Por último, las ayudas a la inversión y otras transferencias de capital crecerán un 0,3% en 2020.

Inversiones y prestaciones

En lo que respecta al gasto, la ratio de empleos sobre PIB permanecerá en el 41,3% en 2020, hasta los 516.323 millones, con lo que permanecerá sin cambios la distribución por funciones, llevándose el mayor porcentaje la protección social (17,2% del PIB), seguido de sanidad (5,9%), servicios públicos generales (5,3%), educación (4%), asuntos económicos (3,8%), orden público y seguridad (1,8%), actividades recreativas, cultura y religión (1,1%), protección del medio ambiente (0,9%), defensa (0,8%) y vivienda y servicios comunitarios (0,4%).

La remuneración de asalariados se mantendrá en el 10,7% del PIB, como resultado de aplicar una subida fija prevista en el citado Acuerdo Sindical, más cierto porcentaje adicional como resultado del crecimiento estimado del PIB.

El gasto en consumos intermedios se mantendrá en el 5% del PIB también aumenta respecto a las previsiones recogidas en el PEC, y ascienden al 5% del PIB, con un coste de los procesos electorales de 470 millones, en tanto que las transferencias sociales permanecerá en el 2,5% del PIB. Se incluye el impacto de incorporar las recomendaciones de la AIReF en el proyecto de evaluación, referido a medicamentos dispensados a través de recetas médicas, que permitirán ahorros de 50 y 200 millones en 2019 y 2020.

En lo que respecta a las prestaciones sociales distintas de las transferencias sociales en especie, para 2020 se incluye una previsión de incremento de las pensiones conforme al IPC previsto del 0,9%, por lo que alcanzarán el 15,8% del PIB. Los intereses alcanzarán el 2,3% del PIB este año (28.118 millones) y el 2,2% el próximo.

Sobre el gasto en inversiones destaca que, frente a los 1.800 millones de euros por la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA) de las autopistas en quiebra, este año solo se contemplan 120 millones de euros por la Autopista Madrid-Toledo. La previsión notificada el pasado 30 de septiembre para esta rúbrica asciende a 25.071 millones de euros.

Para el año 2020 se prevé que la formación bruta de capital aumentará hasta el 2,1% del PIB, como consecuencia de las inversiones financieramente sostenibles, y el impacto en el gasto de las mayores ayudas a la inversión derivado de los fondos estructurales de la UE que aumentan para este periodo.

Por último, otro gasto de capital, que asciende a 8.449 millones en 2019, incluye, entre otros, el gasto por prestaciones por maternidad, por importe de 885 millones. Para 2020, la rúbrica ascenderá a 7.938 millones, incluyendo los gastos derivados de los daños causados por el temporal DANA por importe de 774 millones, sin correspondencia en 2019.