fbpx

Los juicios no incluidos en los servicios esenciales aplazados por el confinamiento se han celebrado en su mayoría antes de finalizar el año

La situación de los órganos judiciales extremeños es de “normalidad” a pesar de la COVID-19 y cierran 2020 con una pendencia similar a la del año anterior

Noticia

Los órganos judiciales extremeños, a pesar de la especial situación de pandemia mundial que ha tenido lugar a lo largo de 2020, han acabado el año con una situación normalizada y con una pendencia similar a la del año anterior, con un incremento de sólo el 2,9 por ciento, según recoge la Memoria Judicial 2020 del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura dada a conocer este martes.

Abogadoasesor_EDEIMA20180528_0003_1.jpg

Durante el año 2020 tuvieron entrada en los órganos judiciales extremeños un total de 95.591 asuntos, cifra que muestra un descenso del 13,7 por ciento con respecto a 2019, a causa de la crisis sanitaria, sobre todo en el ámbito penal. También descendieron, un 14,2 por ciento, el número de asuntos resueltos por los tribunales, que fueron 92.153; mientras que los 50.700 asuntos que quedaron en trámite suponen un incremento del 2,9 por ciento.

La presidenta del TSJ de Extremadura, María Félix Tena Aragón, ha dado a conocer estos datos en rueda de prensa junto a los miembros de Sala de Gobierno, en la cual ha destacado que “gracias al esfuerzo de todas las personas que componen la Administración de Justicia se ha conseguido cerrar el año con un número de pendencia muy similar al de 2019, lo que nos permite, mostrar una satisfacción que no es sino reconocimiento al trabajo de jueces y magistrados, fiscales, letrados de la administración de justicia, forenses, funcionarios y demás personal judicial”.

Tena Aragón ha incidido en que la situación actual de los juzgados de la Comunidad Autónoma es de “normalidad” y ha recordado que, a pesar del confinamiento y la suspensión de los plazos procesales durante un periodo de tiempo, la justicia fue un servicio esencial que siguió trabajando para que el ciudadano continuase con la protección de sus derechos fundamentales vigentes.

Asimismo, ha reseñado que al finalizar el año se habían conseguido celebrar la mayoría de los juicios suspendidos, no existiendo, por tanto, en Extremadura, esa situación de atasco que en alguna ocasión se había puesto de manifiesto.

Los Juzgados de lo Social en Badajoz son los que más han visto empeorada su situación por la pandemia. Estos juzgados ya venían asumiendo una carga de trabajo superior a la recomendada para esos órganos judiciales, carga que se ha incrementado en los últimos meses, pero que se verá solventada tanto con el refuerzo de un juez de apoyo que ya tienen, como por la entrada en funcionamiento en el próximo mes de julio del Juzgado de lo Social número 5.

Juicios telemáticos

Dentro de este contexto de excepción hubo que adaptar el modelo de trabajo a las necesidades y seguridad sanitaria, potenciando el teletrabajo y la posibilidad de realizar trámites procesales y juicios por vía telemática. En total se realizaron a lo largo de 2020 un total de 3.246 actuaciones, a partir del mes de marzo.

Asimismo, se ha proporcionado un servicio de cita previa electrónica para los órganos judiciales y Registros Civiles, con el consiguiente ahorro de tiempo, atención individualizada, información previa y prevención y seguridad ciudadana.

Otro salto más para facilitar la atención al ciudadano, máxime cuando la pandemia ha aconsejado la menor movilidad posible, ha sido la habilitación en el TSJ de Extremadura de un correo electrónico y dos teléfonos para fomentar la atención telemática.

El objetivo es el evitar desplazamientos innecesarios a las sedes judiciales y reducir el riesgo de contagios a la vez que dar una atención personalizada al ciudadano.

Mediación y acercamiento al ciudadano

La Memoria Judicial del 2020 recoge además la intensificación de las relaciones institucionales del TSJ con otros organismos y la potenciación de la mediación Familiar, Civil y Mercantil con la firma de sendos convenios en la provincia de Cáceres y la de Badajoz respectivamente.

Como la presidenta avanzó en su discurso de toma de posesión el 27 de enero, se ha trabajado en el acercamiento de la Justicia al ciudadano a través de los medios de comunicación y las nuevas tecnologías.

En este sentido, se ha aumentado el número de noticias judiciales y apariciones de jueces y magistrados en los medios, se ha potenciado la página web del Tribunal, en la que se incluye material didáctico para descargar del Programa “Educar en Justicia”, el cual tuvo que interrumpir la asistencia de los alumnos a los Palacios de Justicia y trabajar vía telemática, así como la presencia del TSJ en las redes sociales con la creación de la cuenta de twitter.

Necesidades de creación de órganos judiciales

En el capítulo de necesidades, la Memoria Judicial recoge la creación de un Juzgado de Violencia sobre la Mujer con competencia exclusiva y excluyente de ámbito provincial en Cáceres, un Juzgado de lo Mercantil con competencia exclusiva y excluyente de ámbito provincial en Cáceres, otro Juzgado de lo Penal en Plasencia y un Juzgado de Violencia sobre la Mujer con competencia exclusiva y excluyente en un ámbito territorial similar al nuevo Juzgado de lo Mercantil número 2 de Badajoz con sede en Mérida.