fbpx

Desde el Consejo General de Economistas y la FETTAF enumeran los principales retos y las palancas de actuación de los asesores del futuro en un año de transición para el sector tributario y fiscal.

Las claves del asesor del futuro en un año de transición para el sector

Noticia

El «Congreso Fiscal 2021» de Lefebvre es una oportunidad única para conocer de la mano de destacados ponentes de la Administración Pública, empresas y despachos de abogados los aspectos clave de la fiscalidad nacional.

Businessman,Or,Analyst,Holding,Calculator,While,Reviewing,Financial,Statements,For

Con la llegada de 2021, las declaraciones oficiales efectuadas por el gobierno español, sitúan las pretensiones gubernamentales hacia una inminente reforma fiscal. El pasado mes de enero, el presidente Pedro Sánchez, utilizaba la recuperación del producto interior bruto (PIB) como baremo de la reforma fiscal. Según Sánchez la reforma dependía del momento en que el PIB recupere las cifras previas a la pandemia y solicitaba una armonización fiscal europea. Como ejemplo, y en cuanto a la recaudación en el IRPF, en España se ingresa un 7,5% del PIB frente al 9,4% de la UE.

En los primeros días de febrero, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmaba la creación de un comité de expertos independiente (universidades, empresas del ámbito financiero y técnicos tributarios de comunidades y entidades locales) con el objetivo de analizar la reforma fiscal integral y cuyas  primeras conclusiones llegarán en los presupuestos generales del Estado (PGE) de 2022. El comité deberá dar prioridad al Impuesto sobre Sociedades, según la ministra. Y las primeras conclusiones de las principales figuras fiscales deberán llegar en el transcurso de este año.

Este comité va a analizar los impuestos especiales o llevar a cabo la revisión de la tributación de los autónomos y su cotización por módulos. Además de la revisión de las deducciones del Impuesto de Sociedades, también serán motivo de análisis la armonización de los impuestos autonómicos. Y como una de las prioridades para este comité, estará la lucha contra el fraude fiscal.

Con todo lo anterior, los profesionales de este sector deberán ahondar este año con absoluta precisión en los aspectos clave de la fiscalidad como las novedades en la prevención y lucha contra el fraude, los procedimientos tributarios de gestión, inspección y recaudación, o las novedades de los impuestos de imposición directa o indirecta. El asesor del futuro deberá conocer con rigor estos contenidos que serán examinados por expertos de la Administración Pública, empresas y despachos de abogados en el «Congreso Fiscal 2021» de Lefebvre, que tendrá lugar el próximo 25 de marzo.

El «Congreso Fiscal 2021» cuenta con la dirección académica de Javier Martín, socio director de IDEO LEGAL y catedrático de Derecho Financiero y Tributario de la UCM y la participación de Jesús Gascón, director general de la AEAT.  Los destacados ponentes de la Administración Pública, empresas y despachos de abogados analizarán, entre otras cuestiones, las nuevas medidas de reforma tributaria, prevención y lucha contra el fraude; las obligaciones accesorias en la declaración extemporánea y formales (DAC 6) así como los procedimientos tributarios en sus distintas fases de gestión, inspección y recaudación.

El Congreso «El Asesor Fiscal y las nuevas medidas de reforma tributaria, prevención y lucha contra el fraude»  tiene lugar en el año crucial para el asesor del futuro que deberá a hacer frente a cuestiones de especial trascendencia como la trasposición de la DAC 6 que, entre otras obligaciones, impone a los intermediarios el deber de informar a la AEAT sobre mecanismos transfronterizos que impliquen una planificación fiscal agresiva. Además, resaltar, entre otras, las novedades en las escalas de gravamen del Impuesto  sobre la Renta de las Personas Físicas, estableciéndose un nuevo tramo para las rentas más altas.

Las claves del asesor del futuro

Este 2021 los profesionales del sector van a estar inmersos en un intervalo temporal que resultará fundamental para su sector y para sus clientes. Deberán conocer los aspectos claves de la fiscalidad, de tomar conciencia de la reforma fiscal integral anunciada por el gobierno y de valorar y hacer frente a importantes retos además de implementar las palancas para acometer esos retos con acierto. Entre sus prioridades estará, además, dar soluciones para garantizar la solvencia de las empresas en la crisis económica provocada por la pandemia.

Para Luis del Amo, secretario técnico del REAF del Consejo General de Economistas,  entre los retos más importantes a los que se enfrenta los asesores tributarios está el hecho de situarse al lado de los clientes cada día “para intentar solucionar todos los problemas que seguirán teniendo durante este año, y mantenerles informados de las modificaciones legales y de los nuevos criterios administrativos y judiciales”. Del Amo, destaca “las importantes modificaciones normativas proyectadas” –ley de medidas de prevención del fraude o normas reglamentarias de desarrollo de la obligación de informar de determinados mecanismos transfronterizos- y, las previsibles “nuevas normas para salir al paso de los efectos de la Covid-19”. En cuanto a las palancas para hacer frente a estos retos, “lo primero será intensificar la utilización de medios tecnológicos que ahora, más todavía que antes, van a ser necesarias para relacionarse con los clientes y con las Administraciones”, además de su aplicación al trabajo interno del despacho.

Desde la Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y As. Fiscales  (FETTAF), se señala como retos para el sector tributario y fiscal, la revolución digital que viene implantando la AEAT en los últimos años. Otro factor es la reforma fiscal anteriormente mencionada y como reto también destacan la contestación a los innumerables requerimientos de información de la AEAT. Como palancas, en  FETTAF  explican la importancia de crear “cierta cultura fiscal en los clientes, fomentar que la Administración Tributaria aplique el Código de buenas prácticas tributarias, que han suscrito la mayoría de Asociaciones de Asesores Fiscales y por último, seguir adquiriendo formación continua para tratar de minimizar las responsabilidades de los clientes y las de los profesionales, de cara a la Administración Tributaria”.

En este punto, y en cuanto a la participación de los asesores tributarios para garantizar la solvencia de las empresas, en FETTAF reiteran que las soluciones “dependerán de las distintas políticas económicas y de otro tipo que implante el gobierno, a las que nos tendremos que supeditar, poniendo todos nuestros conocimientos jurídicos a disposición de las empresas y, sobre todo, en los autónomos y PYMES que son los que más están sufriendo esta crisis”. Por último, Luis del Amo, secretario técnico del REAF del Consejo General de Economistas,  reconoce que la aportación del asesor tributario a la solvencia de las empresas, principalmente, debe centrarse en una situación como la actual, en “conseguir minimizar el coste impositivo de la actividad, el aprovechamiento de pérdidas e incentivos fiscales y en realizar un correcto asesoramiento en aplazamientos, fraccionamientos de deudas tributarias y en suspensiones en ejecuciones de actos administrativos”.

Novedades fiscales y tributarias en 2021

Tras la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021 los cambios a tener en cuenta por los profesionales afectan a los siete principales impuestos. En cuanto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), se reduce el IRPF de 8.000€ a 2.000€ en los planes de ahorro individuales y en los de empresa pasa de 8.000€ a 10.000€. Para el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y como consecuencia del Covid-19 se establecen medidas temporales en las tasas del impuesto, como la aplicación de un tipo del 0% a las entregas, importaciones y adquisiciones intracomunitarias de productos sanitarios para las pruebas in vitro y vacunas.

En el Impuesto sobre el Patrimonio, sube un punto este tributo, que pasa del 2,5% al 3,5%, para las fortunas de más de 10 millones de euros y se prorroga con carácter indefinido. Para el Impuesto sobre Sociedades, se elimina el requisito de valor de adquisición de la participación cuando, teniendo un porcentaje inferior al 5%, el precio de adquisición es superior a 20 millones de euros. En el Impuesto sobre la Renta de no Residentes (IRNR), se establece un régimen transitorio, de 2021 a 2025, durante el que se podrá aplicar una exención por las ganancias percibidas de una entidad cuyas participaciones fueron adquiridas antes del 1 de enero. Se incrementa el Impuesto sobre las Primas de Seguros del 6% al 8%, un aumento que supondría una recaudación de 455 millones de euros este año y en cuanto al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados se han ampliado los plazos de presentaciones, pago de impuestos, exenciones relativas a determinados préstamos hipotecarios, etc.

Estas novedades fiscales y tributarias, ampliadas y analizadas, están recogidas en la nueva edición del Memento Fiscal 2021 de Lefebvre, la referencia clave para conocer la fiscalidad post covid en España.