fbpx
FUTURA REFORMA FISCAL

El Comité de Expertos entrega el informe para la reforma fiscal

Noticia

Este jueves se ha recibido en el Ministerio de Hacienda el Libro Blanco, elaborado por el Comité de Expertos, que será analizado de forma detallada para que, en los próximos meses, el Gobierno plantee las reformas que estimen necesarias, buscando siempre el máximo consenso parlamentario y sin acometer una subida de impuestos en el corto plazo.

Expertos reforma tributaria-img

El informe presentado por el Comité, que consta de 700 páginas, recoge diferentes recomendaciones en materia fiscal. Unas recomendaciones sobre impuestos, que serán analizadas por destacados ponentes de la Administración Pública, empresas, despachos y Universidad en el Congreso Fiscal de Lefebvre, que tendrá lugar los días 29 y 30 de marzo, tratando de resolver las dudas que puedan generar al profesional del sector sobre la materia.

Tipo único del IVA y deducciones en el IRPF por hijos y salarios bajos

El Libro Blanco para la reforma del sistema tributario elaborado por el Comité de Expertos plantea algunas recomendaciones en materia de IVA, como ir eliminando progresivamente sus tipos reducidos y superreducidos hasta converger en un tipo único, y propone también introducir nuevas deducciones en el IRPF por hijos menores de 18 años o para salarios bajos, al tiempo que plantea eliminar otras que no considera eficientes.

En materia de IVA, el presidente del Comité de Expertos, Jesús Ruiz-Huerta, ha explicado que España recauda menos en este impuesto que la media de la UE (su tipo implícito solo es superior al de Rumanía e Italia) y, por tanto, plantea reducir los beneficios fiscales en este tributo, que son "muy elevados".

Mantener el tipo único del IVA en el 21% o bajarlo al 15%

El Comité indica que si se mantuviera el tipo general del 21%, la eliminación de los tipos reducidos incrementaría la recaudación del IVA en 27.100 millones de euros. En cambio, apunta que si se optara por mantener constante la recaudación, el tipo general podría reducirse hasta, aproximadamente, el 15%.

Manifiesta que la eliminación de los tipos reducidos (10%) y superreducido (4%) debe hacerse de forma "gradual" y una vez que se haya consolidado la recuperación económica, y que debe llevarse a cabo mediante la compensación de los sectores más débiles afectados.

Compensaciones para las rentas más bajas

Así, los expertos afirman que existen diversas alternativas para llevar a cabo esta compensación: establecer un sistema de prestaciones directas a las personas con menos recursos, o introducir una deducción reembolsable en el IRPF. En caso de que no pudiera garantizarse un mecanismo de compensación a las personas con menos renta, el Comité asegura que debería descartarse la elevación del tipo impositivo para los bienes y servicios de primera necesidad.

También en materia de IVA, los expertos proponen eliminar de manera gradual los tres regímenes especiales existentes en la actualidad: el régimen simplificado, el recargo de equivalencia y el de la agricultura, ganadería y pesca.

En el IRPF, el documento propone la aprobación de una deducción o prestación reembolsable para los trabajadores con bajos salarios y otra deducción por hijos menores de 18 años para reducir la pobreza infantil, al tiempo que se proponen "ajustes" en la tarifa del IRPF. También se apuesta por generalizar la estimación directa, lo que implica acabar con la tributación por módulos.

Suprimir la deducción en IRPF por arrendamiento de vivienda

Al mismo tiempo, abogan por ensanchar la base imponible del IRPF, suprimiendo aquellas exenciones, reducciones, deducciones o regímenes especiales cuyo mantenimiento no esté justificado. En este sentido, recomiendan suprimir la reducción por arrendamiento de vivienda y por tributación conjunta y transformar la reducción por rendimientos del trabajo en una deducción reembolsable en la cuota, que permitiría integrar el IRPF y las prestaciones públicas para las personas con renta reducida.

También proponen evaluar y analizar la justificación de algunas exenciones más, como la indemnización por despido, la relativa a la cobertura del riesgo de interés en préstamos hipotecarios, la relacionada con enajenación de la vivienda habitual cuando el importe obtenido se utiliza para la adquisición de una nueva vivienda habitual o la exención de los rendimientos de los Planes de Ahorro a Largo Plazo.

Igualmente, debería replantearse aplicar solo la exención de las ganancias patrimoniales obtenidas por transmisión de vivienda habitual por personas mayores de 65 años a un determinado nivel de renta y patrimonio del contribuyente.

Diputados y senadores

También apuesta el Comité de Expertos por suprimir el "tratamiento privilegiado" de la exención total de las dietas y asignaciones para gastos de viajes que se abonan a los diputados españoles en el Parlamento Europeo, a los diputados y senadores de las Cortes Generales, a los miembros de las asambleas legislativas autonómicas, concejales de ayuntamiento y miembros de las diputaciones provinciales, cabildos insulares u otras entidades locales.

En cuanto a la dualidad del IRPF en materia de rentas del capital y rentas del trabajo, los expertos recomiendan mantenerla, si bien plantean integrar en la base del ahorro las rentas del capital inmobiliario y las rentas inmobiliarias imputadas.

Asimismo, los expertos creen que la obligación de declarar en el IRPF debería extenderse y sus límites, simplificarse considerablemente, con independencia de si el resultado de la autoliquidación es positivo o negativo, por lo que la aplicación de esta recomendación podría requerir un ajuste en el mecanismo de retenciones para algunos contribuyentes.

Subir alcohol y tabaco y nuevo impuesto al cigarrillo electrónico

En cuanto a otros impuestos especiales además del IVA, los expertos apuestan por elevar la fiscalidad de los tipos de gravamen sobre determinados consumos de alcohol y en materia de tabaco, recomiendan considerar un cambio en la estructura del impuesto especial sobre los cigarrillos para convertir al componente específico de gravamen en
el principal elemento del tributo, al tiempo que propone un nuevo impuesto que grave el cigarrillo electrónico.

Sobre las prioridades que marca el Comité de Expertos para actuar de forma más a corto plazo, Ruiz-Huerta ha señalado todo lo que tiene que ver con la fiscalidad medioambiental, así como lo relativo al Impuesto sobre Sociedades, ya que existen actualmente varias directivas comunitarias al respecto.

Fiscalidad 'verde'

Las propuestas de fiscalidad 'verde' planteadas por el Comité de Expertos para la reforma fiscal elevarían la recaudación entre 5.941 millones y 15.023 millones de euros, según se desprende del 'Libro Blanco para la reforma del sistema tributario'.

En este ámbito, plantean propuestas y reflexiones en el marco de la energía eléctrica y el transporte, sectores que señala como de actuación prioritaria, pero también los residuos y el agua.

Entre sus propuestas están equiparar la fiscalidad del diésel a la gasolina, aumentar impuestos a los carburantes, un impuesto sobre los billetes de avión, generalizar peajes, una tasa municipal sobre el tráfico para acceder a las ciudades y la rebaja de la fiscalidad aplicada a la electricidad, suprimiendo el Impuesto sobre el Valor de la Producción al 7% que pagan las eléctricas y rebajando el Impuesto Especial sobre la Electricidad.

En su informe, concluyen que el sistema fiscal español se caracteriza por "un reducido peso" de los impuestos medioambientales, con tipos "bajos", en comparación al resto de países europeos, y apuntan a la necesidad de introducir compensaciones para personas con menor capacidad y ayudas sectoriales, ante su componente regresivo.

Sector eléctrico en la reforma del sistema tributario

En el sector eléctrico apuestan por rebajar la fiscalidad en 2.717 millones de euros con la supresión del Impuesto sobre el valor de la producción eléctrica (IVPEE), por alrededor de 1.230 millones (actualmente suspendido), y rebajar el Impuesto Especial sobre la Electricidad (1.487 millones), actualmente en el mínimo legal.

Todo ello dirigido a reducir el precio de la electricidad y fomentar la electrificación. Ambas rebajas, subrayan, bastan para lograr estos objetivos y, por tanto, no recomienda rebajas adicionales, rechazando una bajada permanente del tipo de IVA (ahora está de forma temporal en el 10%, desde el 21%).

Por otro lado, también llama a los poderes públicos a reflexionar sobre la posible reforma de las figuras tributarias y no tributarias que recaen sobre la energía nuclear para garantizar una completa cobertura de los elevados costes que supondrá la operación y el desmantelamiento de sus instalaciones y la gestión de sus residuos.

Impuesto sobre el billete de avión

En el transporte, el Comité plantea revisar y crear nuevos impuestos dirigidos a moderar el uso de prácticas contaminantes y fomentar alternativas más limpias, llegando a plantear incluso un nuevo impuesto sobre los billetes de avión, para el que simula el tipo impositivo aplicado por Países Bajos en 2021 de 7,85 euros/pasajero.

Con este impuesto, el precio final se elevaría hasta un 15% para vuelos domésticos y un 6,6% en vuelos internacionales, provocando una caída en el número de viajeros del 8,5%, de un 5,6% en el volumen de emisiones de dióxido de carbono (CO2). El aumento de la recaudación llegaría a unos 952 millones de euros, según esta estimación.

Por otra parte, propone la tributación de los combustibles de aviación, marítimos y agrarios --recomendando su introducción gradual y un uso mayoritario de los ingresos a compensaciones sectoriales para buscar alternativas--, que podrían alcanzar hasta 1.701 millones en la recaudación (mínimo de 206 millones) para rebajar entre un 1,5% y un 13% las emisiones de CO2.

Peajes y tasas de entrada a la ciudad

Las principales propuestas pasan por la implantación de peajes para el pago por uso de las vías de alta capacidad y la creación de una nueva tasa municipal sobre la congestión para enfrentar los problemas de contaminación y atascos en las grandes ciudades.

Con los peajes, el Comité plantea dos simulaciones: una con el pago de 1 céntimo/kilómetro para vehículos ligeros y 3 céntimos/kilómetro para vehículos pesados; y otro en el que los segundos llegarían a pagar hasta 4,9 céntimos/kilómetro, al tener un coste medio sobre las infraestructuras de esta proporción sobre los primeros.

En el primer ejemplo, la recaudación llegaría a 1.172 millones de euros, no lejos de los 1.241 millones de euros recogidos en los Presupuestos para la conservación de carreteras, según apuntan en el informe los expertos, mientras que en el segundo caso la recaudación podría alcanzar casi los 1.400 millones.

Para la tasa sobre los atascos no plantea simulación alguna, pero manifiesta la preferencia de un tributo sobre los vehículos que varíe, según el volumen de tráfico, en función de la localización y hora del día, frente a la solución de zonas de baja emisión, solución habitual por las autoridades locales.

Equiparación del diésel y subida generalizada de hidrocarburos

Asimismo, el Comité recupera el conocido como 'impuesto al diésel', al proponer la equiparación fiscal del diésel a la gasolina.

Los expertos de Hacienda también abogan por un aumento generalizado y "sustancial" de la fiscalidad aplicada a los hidrocarburos, que se combinaría con el futuro Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico y el actual sistema de derechos de emisión de CO2.

En el caso del gas natural, prevén una accisa sobre el gas natural para elevar su recaudación entre 634 y 1.960 millones de euros --y reducir un 7,5% las emisiones de CO2--, que podría llegar a 3.236 millones de euros al combinarlo con las herramientas fiscales anteriormente mencionadas.

Reforma de impuestos de matriculación y circulación

En la automoción, los expertos evalúan elevar las accisas españolas sobre carburantes, especialmente en el caso diésel, en el rango alto de la Unión Europea, que combinado con el FNSSE y el impuesto al CO2 llevaría a una recaudación adicional de 4.946 millones en el diésel residencial, 1.043 millones en Gasolina 95 y 2.515 millones en el transporte profesional.

Un impacto que, apuntan, aconseja una aplicación gradual que limite efectos inflacionistas y la adopción de compensaciones por niveles de renta y ayudas para la adaptación y transformación a vehículos alternativos.

El Comité también contempla en su informe la modificación del impuesto de matriculación y de circulación para adaptarlos al principio de 'quien contamina paga', con cambios que provocarían entre 862 millones y 2.2335 millones de euros en el Impuesto especial sobre determinados medios de transporte (IEDMT), y entre 276 y 610 millones de euros en el Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM).

Lefebvre reunirá los días 29 y 30 de marzo a expertos en el ámbito fiscal, que abordarán el Informe sobre la reforma del sistema tributario. Adquiere tu entrada

Residuos y economía circular

Todas estas reformas del transporte y la energía, se completan con las dirigidas al fomento de la economía circular, para las cuales el Comité tiene en cuenta la tramitación actual de la nueva Ley de Residuos, con dos impuestos, el Impuesto estatal sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos (IEDVIR) y el Impuesto sobre los envases de plástico no reutilizables (IEPNR).

La propuesta de los expertos es establecer una senda creciente de los tupos reales del primero para garantizar su aplicación gradual y estudiar la extensión del segundo a más categorías de envases con el fin de reducir la generación de residuos.

También plantea reformular la tributación municipal de residuos para vincularla a sistemas de pago por generación (294 millones), un nuevo impuesto sobre la extracción de áridos (426 millones), otro sobre fertilizantes nitrogenados (280 millones) y extender y armonizar la fiscalidad sobre grandes instalaciones industriales y ganaderas (932 millones).

Mantener el Impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones

Los expertos para la reforma fiscal han propuesto mantener el Impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones y han abogado por establecer un límite mínimo para ambos tributos, ante el actual problema de competencia a la baja entre comunidades autónomas.

Han recomendado al Gobierno estudiar el establecimiento de límites mínimos de gravamen efectivo, al tiempo que se mantiene la autonomía y la competencia normativa.

En el último capítulo del Libro Blanco se analizan los principales impuestos patrimoniales, así como la conveniencia y necesidad de ordenar el ejercicio de determinadas competencias relativas a los impuestos personales sobre la riqueza, cuya regulación ha sido en parte cedida a las comunidades autónomas de régimen común y se proponen posibles reformas en este ámbito.

En relación con los fundamentos económicos y jurídicos de estos impuestos, los expertos han recordado que en España, al igual que en otros países del entorno, la desigualdad de riqueza es más amplia que la de la renta. Además, han apuntado que la brecha entre los extremos se ha hecho más profunda desde los años de la crisis financiera, de manera que una proporción relevante y creciente de la riqueza se concentra en especial en la parte más alta de la distribución.

Entrando en detalle, sobre el Impuesto de Patrimonio, el comité recomienda su mantenimiento. Además se propone el mantenimiento del límite conjunto IRPF-Impuesto de Patrimonio, con una posible elevación del impuesto mínimo a pagar. En cuanto al mínimo exento, se considera conveniente establecerlo en un millón de euros, para procurar concentrar la tributación en la parte alta de la distribución de la riqueza. Por último, el comité aboga por una reducción de la tarifa, manteniendo en todo caso su carácter progresivo.

En lo que se refiere a la necesaria reforma del impuesto sobre sucesiones y donaciones, entre otras propuestas para ampliar la base imponible, el comité propone mantener la reducción por adquisición de empresa individual, negocio profesional y participaciones en entidades, aunque, al igual que sucede con la exención del patrimonio empresarial y profesional en el impuesto de patrimonio, urge a evaluar periódicamente la efectividad de este beneficio fiscal.

Además el comité aconseja revisar la regulación de los requisitos exigidos para su aplicación, en particular, el establecimiento de un importe máximo de base imponible que pudiera beneficiarse de esta reducción. Y en la misma línea que en el impuesto de patrimonio, el comité propone un mínimo exento alto y una escala de gravamen moderada para los grupos I y II de parentesco.

Con todo, el comité sugiere al Gobierno que la reforma de estos impuestos a la riqueza ha de acompañarse necesariamente de una diferente delimitación de la capacidad normativa de las comunidades de régimen común para asegurar el fortalecimiento de sus ingresos tributarios.

El comité se inclina por la conveniencia de avanzar hacia una concentración de las competencias normativas de las comunidades en el ámbito del mínimo exentos, las escalas de gravamen y posibles deducciones o bonificaciones de la cuota. Así, se mantendría la coordinación en todo el territorio de las bases imponibles y liquidables y se aseguraría una cuantía mínima de gravamen efectivo.

Congreso Fiscal de Lefebvre