fbpx

Como retos concretos, Díaz-Castroverde ha destacado el despliegue de la transformación digital, la creación de nuevos órganos y el ser eficientes con la actual organización territorial

El presidente del TSXG presenta la memoria de la actividad judicial de Galicia del año 2019

Noticia

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, José María Gómez y Díaz-Castroverde, ha presentado la Memoria de la actividad judicial de los tribunales y juzgados de Galicia correspondiente al año 2019. Como retos concretos, en esta comparecencia el presidente ha destacado el despliegue de la transformación digital de la Justicia, la creación de nuevos órganos y la búsqueda de fórmulas que permitan ser eficientes con la actual organización territorial. “Debemos estar acertados en la erradicación de la violencia sobre la mujer, otra pandemia de este tiempo que no podemos soslayar”, ha añadido Díaz-Castroverde.


Preguntado sobre la situación actual, el presidente ha explicado que la entrada de asuntos nuevos en los juzgados y tribunales gallegos ha descendido en el mes de julio un 25,8% con respecto al mismo mes del año pasado, por lo que por momento “se sigue a la espera para ver cuál va a ser la evolución a lo largo de los próximos meses”. Díaz-Castroverde ha concretado que la actividad, en cuanto a la entrada de nuevos asuntos, aún sigue “medio paralizada”, tal como confirman los profesionales de los colegios profesionales con los que la presidencia del TSXG tiene contacto.

Los órganos judiciales gallego ingresaron en julio del año pasado 52.094 asuntos, frente a los 38.629 de este año, casi un 26% menos. Se mantiene de esta forma la tendencia ya vivida en junio, con un descenso en ese caso del 32%. La actividad ha descendido, en general, en todas las jurisdicciones, incluidos los juzgados de lo Social de todas las ciudades gallegas y también los de Primera Instancia, que son los que, según las previsiones, sufrirán una mayor presión en los próximos meses. Sí ha aumentado el número de escritos de trámite registrados, de 75.700 a 89.000, lo que demuestra que el ritmo de actividad está siendo superior al año pasado en las mismas fechas.

Prueba de que la actividad se ha retomado es que en este mes se han notificado muchas más resoluciones que ponen fin a procedimientos que en julio del año pasado. En concreto, un 22,5% más, al pasar de 27.820 resoluciones en 2019 a 34.098 este año. Todas las audiencias cerraron más asuntos que el año pasado, lo que ha permitido que la situación en las secciones penales esté prácticamente normalizada. El dictado de resoluciones que ponen fin a procedimientos (sentencias, providencias, autos y decretos) también se ha incrementado mucho en el Tribunal Superior de Xustiza en el mes de julio, al pasar de las 989 del año pasado a 1407 del actual, y lo mismo en los juzgados unipersonales.

Datos correspondientes a 2019

En 2019 ingresaron en los juzgados y tribunales gallegos 330.956 nuevos asuntos, frente a los 302.278 de 2018, lo que supone un incremento interanual del 9,5%. La entrada de asuntos se incrementó en todas las jurisdicciones menos en Contencioso-administrativo.

Los órganos de la comunidad finalizaron 325.072 asuntos (1.231 de media por órgano judicial), un 19,9% más que el año anterior. La tasa de resolución, que pone en relación el volumen de ingreso con la capacidad de finalización de asuntos, aumentó un 9,5%, lo que indica que resolvieron más casos de los que ingresaron. A pesar de ello, los órganos judiciales de la comunidad finalizaron el año con 155.822 procedimientos en trámite, un 0,5 % más que en la misma fecha del año anterior, cuando estaban abiertos 154.979 casos.

Con respecto a la actividad del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, cabe destacar el aumento del número de asuntos recibidos en la Sala de lo Contencioso, pero sobre todo en la Social, donde se pasó de una entrada de 4998 casos en 2018 a los 6.259 del año pasado. Esto ha tenido como consecuencia que, a pesar del esfuerzo de la plantilla, ya que en ambas salas se resolvió más que el año anterior, el número de asuntos pendientes al cerrar el año pasado fuese algo mayor que doce meses antes.