fbpx
JUSTICIA

Programa ‘Educar en Justicia’ de la Oficina de Prensa del TSJ de Madrid

Noticia

La Oficina de Prensa del TSJ de Madrid ha relanzado el programa impulsado por el Consejo General del Poder Judicial ‘Educar en Justicia’ tras el obligado parón como consecuencia de la pandemia del Covid-19.

Programa Justicia Madrid-img

El centro elegido para reactivar esta iniciativa de carácter formativo ha sido el instituto de Formación Profesional Juan XXIII de la madrileña localidad de Alcorcón.

Los alumnos de segundo curso del módulo superior de Administración y Gestión de empresas tuvieron la oportunidad de desarrollar este proyecto pedagógico puesto en marcha por el CGPJ en 2004, y cuya finalidad es la de trasladar a los chicos y chicas el respeto por las normas y la convivencia cívica y, sobre todo, explicarles de una manera directa, sencilla y eficaz qué es y cómo funciona la administración de Justicia en nuestro país.

En esta ocasión, fue la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de San Lorenzo de El Escorial, Verónica Muñoz de Diego, la magistrada que protagonizó el encuentro con los jóvenes en su propia aula. Como viene siendo habitual en este programa, se representó, a modo de pequeña obra teatral, un juicio de menores en el que los alumnos interpretaron los papeles de fiscal, abogado defensor, acusados, víctima y testigos, y la jueza hizo de jueza.

Antes de la representación, se emitió un audiovisual elaborado por el CGPJ sobre la Justicia y el derecho, y cómo están presentes en todos los órdenes de nuestra vida, elaborado en un tono pedagógico y divulgativo, acorde con el nivel de los alumnos presentes en la sala, con edades comprendidas entre los 15 y los 17 años.

En el último bloque de la actividad, los alumnos tuvieron la oportunidad de aclarar con la magistrada sus dudas sobre la Ley de Responsabilidad Penal del Menor y conocer de primera mano y en detalle cómo es el día a día de un juzgado. Además, durante la representación de la obra titulada “El caso de la gorra de fútbol”, que en realidad es la dramatización de un juicio real en el que se han cambiado los nombres y la localización, pudieron ponerse en la piel de los responsables de administrar justicia, entender la enorme responsabilidad y la importancia que para la sociedad tiene su trabajo, descubrir las diferencias entre la justicia norteamericana -la que más conocen por las películas y las series extranjeras- y la justicia española, y aprender que todos los actos punibles, por pequeños que sean, conllevan una consecuencia y comportan un castigo.