fbpx

Inexorablemente los relojes, cuándo funcionan, marcan las horas y hoy por hoy, en muchísimos casos, hacen enloquecer a las empresas y sus trabajadores

El reloj para marcar las horas de trabajo que hace enloquecer

Tribuna
REgistro horario y problemas de implantación

Como el bolero “…reloj no marques las horas…”   que va a enloquecer… a empresas y trabajadores, al menos en lo que llevamos en este primer mes de aplicación del RDL 8/2019

 

EL PRIMER MES…DE AJUSTES DE RELOJ

Al margen de la polémica sobre la inconstitucionalidad o no del instrumento normativo utilizado por el Ejecutivo (ya se verá) lo cierto es que el RDL 8/2019 de 8 de marzo de Medidas Urgentes de Protección Social y de Lucha Contra la Precariedad Laboral en la Jornada de Trabajo, ha introducido novedades en las relaciones laborales a las que las empresas se están adaptando desde marzo 2019. O cuanto menos… estarán “ajustando relojes” y evitar así cualquier “locura

Las preguntas del tipo…

¿qué riesgos asume la empresa que no controle el horario?; ¿cómo afecta a los trabajadores autónomos? ¿y a las subcontratas…en construcción? ¿al Transporte y los tacógrafos? ¿y las actividades sin centro de trabajo…como un empresario de construcción que trabaja desde su domicilio con varios trabajadores trabajando en una obra? ¿y con empleados con jornadas completas de trabajo fuera del centro de trabajo? ¿qué horario laboral computa con los desplazamientos? Y, si el empleado no cumple ¿cómo proceder?

En definitiva… ¿cómo lograr el registro efectivo de la jornada? manifiestan la preocupación de los empleadores para cumplir correctamente las nuevas exigencias legales

Porque las únicas excepciones en su cumplimiento son las “relaciones laborales especiales” (empleados hogar, artistas, deportistas, estibadores, personas con discapacidad y personal de alta dirección; autónomos y algunos trabajadores por carretera) El resto de empresas están obligadas y “en modo ajuste de reloj”

Para el Ministerio de Trabajo “…se solventarán los abusos existentes de jornada laboral y las empresas tendrán que abonar las horas extra y cotizarlas a la Seguridad Social”.

Tomando la última encuesta de población activa: en España se hacen semanalmente 5,7 millones de horas extraordinarias de las cuales 2,6 millones no se pagan…se consideran fraudulentas.

En este primer mes de implantación las dificultades surgidas superan las peores previsiones: sensación de caos y de falta de información respecto del empresariado, en especial las pequeñas y medianas empresas (la mayoría en España) y las microempresas y autónomos, que intentan acomodar dichas medidas con la mayor seguridad jurídica, porque no disponían de registros y tampoco cuentan con representación sindical para poder negociar; más el temor de sufrir sanciones por Inspección de Trabajo. Las grandes empresas prácticamente ya disponían de un registro horario.

La Norma no está siendo fácil de implantar.  Y, con la Guía publicada por el Ministerio, y la Instrucción de la Inspección de Trabajo (14-06-19) que es…más de lo mismo, siguen en la incertidumbre:

  • La adaptación de dos meses: insuficiente
  • La negociación con Sindicatos y Asociaciones Empresariales: necesaria para regular y responder a las necesidades reales de empresas y trabajadores.
  • Desarrollos reglamentarios del RDL: imprescindible para ser perfeccionada; en particular, en ocupaciones y especialidades de actividad con mayor necesidad de concreción. No es lo mismo una empresa de construcción que una tecnológica, u otra fabril.
  • El mismo registro no puede servir para todos: las empresas tienen que adoptar una “gestión inteligente” del registro y conjugar los mecanismos de flexibilidad (teletrabajo, smartworking, flexibilidad horaria de entrada y salida)
  • Y, la actuación inspectora, con la “amenaza” de “multa”, por no tener ese registro o no estar actualizado según las expectativas inspectoras

Lo bien cierto es que ya han comenzado los primeros controles y requerimientos a las empresas.

Sectores de actividad: banca, hostelería, consultoría, comercio, por citar algunos, están siendo prioritarios para inicial “el control” del registro por parte de la Inspección. Porque tienen constatado que son sectores que más horas extras “irregulares generan”.

 

¿Y SI SE AJUSTA “AL MINUTO” EL RELOJ?

El registro de la jornada podría suponer un nuevo centro de litigiosidad entre empresas y trabajadores. Aunque, si el “relojero” opera con pericia, el reloj del tiempo de trabajo podrá dar las horas con armonía.