fbpx

Regularización de la situación de extranjeros en España

Sin citas (de extranjería) no hay derechos

Tribuna
Regularizar situación de extranjeros en España

Bajo este lema “Sin citas no hay derechos”, el 4 de octubre de 2019, nos dimos cita inmigrantes, ONG´s y abogados en la puerta de la Oficina de Extranjería de la Calle Silva 19, de Madrid, para denunciar la falta de citas en las Oficinas de Extranjería para realizar los trámites indispensables para que los extranjeros regularicen su situación en España, obtengan los permisos de residencia de sus hijos nacidos en el país o para que ciudadanos comunitarios obtengan la tarjeta de residencia de sus familiares no comunitarios, entre otros.

Desafortunadamente, el problema sigue y se agrava cada día, para desespero de todos. Llama la atención que cuando vamos a una oficina de extranjería en Madrid la encontramos a rebosar de gente, es decir, si hay citas ¿entonces qué pasa? Pues que son absolutamente insuficientes.

Nadie alcanza a imaginar la frustración que sentimos quienes nos dedicamos a ser abogados de extranjería, cuando pasan los días y no logramos obtener la cita para nuestros clientes. Personas extranjeras que se ponen en nuestras manos con la ilusión de que, con nuestro conocimiento y asesoría, la documentación que presenten sea la necesaria para obtener la autorización que requieren. Sin embargo, ahora ha perdido importancia, la asesoría jurídica, ahora la primera pregunta del extranjero es ¿abogada usted me puede conseguir una cita? Yo por mi parte siempre contesto lo mismo, yo le asesoro como abogada y le colaboro en la medida de lo posible a conseguir la cita, pero si usted viene exclusivamente a que yo le venda una cita, ha venido al lugar equivocado, no puedo ayudarle.

¿Pero, cuáles son las principales causas de este colapso en las citas de extranjería?

Yo las resumiría básicamente en 2:

  1. Cierre de oficinas: En los últimos años, la Administración ha mostrado su total desinterés en el colectivo extranjero, consecuencia de ello es el cierre de las Oficinas de Coslada, Alcobendas y Manuel Luna.
  2. La reducción de personal: En las Oficinas de Extranjería, el personal que se jubila no se sustituye y, dado el estrés y la carga de trabajo que tienen que afrontar los pocos funcionarios que quedan, éstos, piden que se les traslade a otro sitio o a otro Ministerio.

En el año 2018, había en la Oficina de la Calle Silva entre 4 y 5 funcionarios que recibían expedientes de arraigo, en este momento hay 2. Es decir, si contamos que cada una de las oficinas cerradas contaban con mínimo 2 funcionarios para arraigo y que en Silva han pasado de 4 a 2, nos encontramos que, en un corto periodo, se han perdido 8 funcionarios para este trámite.

Así mismo sucede con las solicitudes de tarjetas de familiar de ciudadanos comunitarios, por no citar las citas para las reagrupaciones familiares o de los permisos de residencia de menores nacidos y no nacidos en España.

¿Y cuáles son las soluciones?

Muchos colegas piensan que una solución es que los expedientes se presentes de manera telemática. Sin embargo, yo no estoy tan segura. Es verdad que por lo menos, no se caducan los documentos de los solicitantes extranjeros y ellos cuentan con un resguardo de tener un trámite en curso, pero ¿es realmente la solución? Yo creo que no, porque como lo vivimos en los trámites que actualmente presentamos telemáticos, la espera para que se resuelvan es tan larga, que pasan los meses, muchas veces 6 o más y no hay respuesta. De ahí que yo considere que la única solución pasa por dotar a las oficinas de extranjería de recursos humanos y abrir nuevas oficinas que sustituyan las que se han cerrado, porque está demostrado que se necesitan y que no debieron cerrarse.

Si se opta por la solución de la presentación telemática de los expedientes, pues igual, se necesitan funcionarios expertos que los resuelvan, no se trata de que se retrase aún más la resolución de los trámites, bajo el pretexto de que no se cuentan los recursos para atenderlos.

Esperemos que el nuevo Gobierno, se haga eco de estas denuncias y se tomen cartas en el asunto. No se puede olvidar que como bien señala el Diario “El Periódico” del 16 de diciembre de 2019, “Los extranjeros aportan el 10% a la Seguridad Social y reciben menos del 1% de las pensiones”. Es decir, solucionar el tema de las citas, no es caridad para los inmigrantes, es beneficio para España.