fbpx
Entrevista realizada por José Ramón Moratalla y Carlos Porras Zarco.

Susana García: "Emprender siendo mujer ha sido siempre un acto de valentía y revolución"

Entrevista
Susana_García_Auren

Entrevistamos a Susana García, socia de Auren Asesores y experta en fiscalidad, con motivo del día de la mujer emprendedora que tuvo lugar el pasado día 19.

1. El pasado día 19 València Activa reunió a referentes del emprendimiento femenino para inspirar y conectar a mujeres emprendedoras ¿por qué es importante celebrar el día de la mujer emprendedora?

El día Internacional de la mujer emprendedora nació en el año 2014 en el Consejo de las Naciones Unidas, con la intención de acordar una fecha en la que reconocer el esfuerzo y el valor de las mujeres emprendedores. Además, este día también tiene como finalidad el acabar con las desigualdades de género presentes en el ámbito empresarial.

Aunque en nuestro país estas desigualdades son cada vez menores, aún sigue existiendo una brecha importante en el emprendimiento femenino. Según el Mapa de Emprendimiento 2020 del Spain Startup-South Summit, las mujeres son solo las creadoras del 14% de las startups en nuestro país.

Por ello, es importante celebrar este día, para recordar a todas las mujeres que el emprendimiento no es cuestión de género, sino de aptitud y de decisión. Cada vez somos más las mujeres que emprendemos y ocupamos puestos de responsabilidad, posicionándonos con decisión en la esfera empresarial.

2. Como promotora empresarial ¿cómo sientes que puedes ayudar ahora a mujeres que buscan emprender?

Emprender siendo mujer ha sido siempre un acto de valentía y revolución. Las mujeres necesitamos inspirarnos en otras mujeres y apoyarnos mutuamente en este sentido. Los referentes y los ejemplos son importantes. La mayoría de las mujeres empresarias o directivas están en sectores muy masculinos y con escasa representación femenina, y pienso que es muy bueno que las que hemos llegado a ocupar puestos de responsabilidad, mostremos que se puede conseguir.

3. Hablar de fiscalidad a la hora de montar una empresa es importante…

¡Por supuesto! Para ser emprendedora y crear tu propio negocio hay que tener muchas habilidades, y conocer cómo funciona la fiscalidad es muy importante.

La normativa fiscal resulta compleja y con una presencia omnipresente en la actividad de cualquier empresa. Cualquier movimiento empresarial se vincula a un hecho imponible del que debe responderse de manera adecuada, en tiempo y forma.

Lo que también trato de hacer es ayudar a impulsar a que más mujeres se lancen a crear proyectos o empresas emergentes y, en ese sentido, es bueno que cuenten con toda la información. De hecho, estoy muy vinculada al mundo startup y sería genial que pudiéramos ver más proyectos femeninos.

4. ¿Habría que dotar de un marco regulatorio propio a las startups? ¿Por qué?

Es una buena pregunta, porque lo más llamativo es que no existe regulación fiscal para las startups. No hay una normativa como tal, tan solo pequeñas pinceladas en el Impuesto de sociedades y en IRPF, que apenas incentivan a este tipo de empresas.

La empresa emergente se ha posicionado con fortaleza y de un modo disruptivo en el mapa económico a nivel mundial. Esto se debe a que es mucho más que una empresa tradicional, ya que pone en contacto a empresarios, emprendedores, incubadoras e inversores, que acaban colaborando codo con codo para la creación e implantación de proyectos empresariales novedosos.

Nuestro país presenta una realidad económica compuesta por pequeños y grandes empresarios que, en el momento actual, apuestan por las startups, que se han convertido en una realidad incuestionable dentro de nuestro entorno económico y social. Sin embargo, no existe un marco legal ni tributario que haya acompasado este crecimiento. No podemos olvidar que se trata de empresas emergentes, que están en sus primeras etapas de desarrollo y, por lo tanto, es vital la base sobre la que se asientan, siendo los incentivos fiscales uno de los puntos principales que deberían desarrollarse.

5. Actualmente un emprendedor se enfrenta a una carga fiscal muy fuerte al tener que afrontar el IAE, IVA, IRPF, IS, Impuestos locales… ¿La sustitución de todos esos impuestos por un único que gravase a las empresas emprendedoras sería la solución?

Sin duda, una propuesta de este tipo sería acogida satisfactoriamente por el colectivo tanto de emprendedores, como de todos los que nos dedicamos a su asesoramiento. Sin embargo, nada más alejado de la realidad. Nuestro sistema tributario viene marcado por una excesiva complejidad, que procede de la imposición y actuación de diferentes organismos de los que emana la normativa tributaria a diferentes niveles: comunitaria, estatal, autonómica y local.

Esta circunstancia, unida a que nuestro sistema tributario presenta una función principalmente recaudatoria, y en un entorno de inseguridad jurídica, provoca un significativo desincentivo a la actividad empresarial y económica, convirtiéndose en un freno al emprendimiento.

El emprendimiento y, en especial, las startups, son el motor que facilita el desarrollo de nuevas capacidades. La ausencia de emprendedores ralentiza el crecimiento económico, ya que estos son el mecanismo que une capital, trabajo y tecnología de una forma rápida, flexible y eficaz, por lo que debería dotárseles de una fiscalidad incentivadora.

6. La pandemia ha frenado la actividad económica y ha afectado de forma importante al sector empresarial. ¿Hasta qué punto la crisis del Covid-19 ha dificultado el emprendimiento y en especial el femenino?

La pandemia ha pasado factura a una gran diversidad de sectores económicos, que aún vislumbran de manera lejana su recuperación, frenando de forma relevante la actividad empresarial y afectando de una manera más significativa al emprendimiento.

A la hora de emprender son relevantes los factores intrínsecos propios de cada persona (la motivación, las capacidades, el conocimiento…), pero dichos factores deben ir acompañados de otros extrínsecos, que actúan como factores propiciadores de la motivación y de los requisitos previos para emprender un negocio propio. Sin los factores extrínsecos, como el entorno y sus condiciones económicas, la financiación, o las leyes de apoyo al emprendimiento, no es viable la sostenibilidad de un negocio.

Actualmente estamos en este punto y, aunque hay proyectos novedosos y capacidades adecuadas, las condiciones externas no son propicias para el emprendimiento, por la inseguridad del entorno que nos rodea. Esta incertidumbre supone un desaliento al que se acentúa en el caso del emprendimiento femenino, que suele ser más adverso al riesgo.

7. Sabemos que usted también cuenta con una faceta emprendedora ¿Desde su experiencia personal y profesional cómo vivó la aventura de emprender?

Emprender es toda una aventura y supone la exaltación del atrevimiento y de la valentía, la abundancia de peripecias, cambios en suerte contraria, tropiezos y éxitos. Como emprendedora, he vivido todas estas experiencias en primera persona y, sin duda, han supuesto uno de los retos más importantes en mi vida. Resulta una tarea compleja llena de mucho trabajo, lucha diaria y una incertidumbre sobre el resultado.

En cualquier caso, no se puede emprender sin pasión. La pasión debe ser el motor situado en el epicentro de cualquier proyecto emprendedor. Esa pasión, en mi caso, es la que me ha hecho seguir adelante en los momentos duros y darme el impulso necesario para conseguir mis objetivos.

El crear mi propio negocio ha supuesto el trabajo más motivador de mi carrera profesional. Así que animo especialmente a todas aquellas mujeres que tengan una idea de negocio, que trabajen con toda su pasión, que persigan sus sueños, porque, con esfuerzo y trabajo, seguro que se convertirán en una realidad.

8. Pensando en nuestro público objetivo compuesto principalmente por profesionales del mundo del Derecho (despachos, asesorías jurídicas de empresa, administraciones…) ¿qué consejos les daría a la hora de asesorar a sus clientes emprendedores?

En Auren siempre hacemos un doble asesoramiento. Por un lado, focalizamos los esfuerzos para asegurarnos de que la actividad que se decida desarrollar (hostelería, Marketing, industria… ) esté enmarcada en el modelo mercantil, laboral y fiscal más adecuado, de tal manera que goce de un marco normativo eficaz y que permita realizar su actividad productiva de manera eficiente. Pero, además, realizamos un asesoramiento particular y personalizado, que varía en función del tipo de emprendedor. En este sentido, es importante dotarles de las herramientas que puedan necesitar a la hora de tomar decisiones, dependiendo de su mayor o menor aversión al riesgo en sintonía con su propio negocio y con el entorno.

Se trata de diseñar “un traje a medida” en el que el emprendedor se sienta cómodo y no tenga que preocuparse, nada más (y nada menos) que de gestionar su propio negocio y obtener los frutos que desee alcanzar con el mismo, los cuales no siempre son exclusivamente monetarios.