fbpx

Afecta a la competitividad económica de España, al mismo tiempo que contribuye a

Adigital avisa de que la tasa digital "unilateral" de España aumenta la inestabilidad política internacional

Noticia

A nivel político, la organización recuerda las reticencias mostradas por los Estados miembros de la UE ante los riesgos comerciales y diplomáticos que la propuesta podría suscitar a nivel internacional", ha incidido Adigital, que representa a más de 550 empresas del entorno digital


La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital) ha advertido de que el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD) aprobado este viernes por el Consejo de Ministros afecta a la competitividad económica de España, al mismo tiempo que contribuye a "aumentar la inestabilidad política e internacional", según ha señalado en un comunicado.

Adigital recuerda que el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros de la UE no pudo alcanzar un acuerdo el pasado 5 de diciembre sobre una tasa para servicios digitales por falta de consenso debido a una serie de riesgos políticos, económicos y legislativos en el seno de la Unión "que se están pasando por alto ahora con la tramitación unilateral en España".

Desde el punto de vista económico, la asociación ha advertido en repetidas ocasiones de que el impuesto digital produciría una fuerte pérdida de competitividad en las empresas españolas, la fragmentación del Mercado Único Digital y la paralización de la inversión. Sin embargo, agrega que esta "no es la única implicación de esta medida".

"A nivel político, la organización recuerda las reticencias mostradas por los Estados miembros de la UE ante los riesgos comerciales y diplomáticos que la propuesta podría suscitar a nivel internacional", ha incidido Adigital, que representa a más de 550 empresas del entorno digital.

Asimismo, también advierte de que, en términos legislativos, la previsión de que genere ingresos ya en 2019 supondría la aplicación con carácter retroactivo de una ley que todavía no está aprobada, "lo que es contrario al principio de legalidad y de seguridad jurídica".

"Todos estos factores los entendieron bien nuestros socios europeos. No adoptaron el impuesto que hoy se envía al Congreso y acordaron seguir debatiendo la cuestión", ha señalado en el director general de Adigital, José Luis Zimmermann.

A este respecto, ha incidido en que la adaptación de la tributación a una economía digitalizada "engloba una complejidad que requiere un debate sosegado y un espíritu de consenso". "Con esta propuesta, España se desmarca de este debate, contribuyendo a la mayor crispación internacional en un entorno político internacional muy incierto, tanto europeo como mundial", ha subrayado.

Tras su aprobación por parte del Consejo de Ministros, el proyecto de ley del impuesto sobre determinados servicios digitales será remitido al Congreso de los Diputados para iniciar el procedimiento legislativo. En este contexto, Adigital hace un llamamiento a los agentes políticos para que recuperen el debate internacional para continuar con la construcción del Mercado Único Digital.