fbpx

El ministro de Justicia ha asistido a la entrega de las medallas de honor del Colegio de Registradores de España 2021

Campo reconoce la aportación “esencial” de los registradores al servicio público de Justicia

Noticia

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha entregado las medallas de honor del Colegio de Registradores de España 2021. En su intervención, Campo ha reconocido la aportación esencial de los registradores al servicio público de Justicia. Según el ministro, “estas medallas son el reconocimiento individual cuyo impacto siempre beneficia al conjunto de la sociedad”.

Juan Carlos Campo en el Colegio de Registradores (Fuente MJU)

En ese sentido, Campo ha reconocido el trabajo que estos profesionales han hecho en la pandemia: “Gracias a su ayuda, colaboración leal, conocimientos y plena disponibilidad, han contribuido a que la seguridad jurídica preventiva se haya mantenido en nuestro país”.

Entre las galardonadas destacan tres mujeres de gran relevancia en la vida pública española: María Emilia Casas, presidenta del Tribunal Constitucional entre 2004-2010; Ana María Pastor, vicepresidenta segunda del Congreso de los Diputados; y Mª Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado.

También han sido galardonados Carlos Colomer, director del departamento Fiscal del Colegio de Registradores; José Meléndez, director del Centro de Procesos Estadísticos en el Colegio de Registradores y Presidente de la Comisión Estratégica de la Asociación XBRL; Sergio Saavedra, registrador de la propiedad en Sabadell n.º 5; Jorge Jaime de Fuentes, registrador de la propiedad en Motilla del Palancar; y Basilio Javier Aguirre, director del Servicio de Estudios del Colegio de Registradores de España y Registrador de la Propiedad.

En su intervención, el ministro de Justicia ha puesto en valor la labor de las tres mujeres premiadas: María Emilia Casas, Ana María Pastor y Mª Teresa Fernández de la Vega. Campo se ha referido a ellas como “mujeres valientes con firmes convicciones que superaron todos los obstáculos para llegar a lo más alto”. El ministro ha añadido que lo más importante es que “ayudasteis a que otras mujeres llegaran, porque ser feminista no es llegar sola, sino apoyarse en la extensa red de mujeres para llegar y ayudar a otras”.

Para finalizar, Campo ha hecho mención al proyecto Justicia 2030. Según el ministro, es un modelo de Justicia a largo plazo, que ha nacido para ser mejorado en base al diálogo, la cooperación y la cogobernanza, donde “los registradores, como operadores jurídicos, tenéis, un papel fundamental”.