fbpx

Índice de Coste Laboral Armonizado

El coste por hora trabajada se dispara un 4,5% hasta marzo por el Covid y el estado de alarma

Noticia

El coste por hora trabajada aumentó en el primer trimestre un 4,5% respecto al mismo periodo de 2019, su mayor alza desde el segundo trimestre del año pasado, como consecuencia del menor número de horas trabajadas por la pandemia del coronavirus y la declaración del estado de alarma desde mediados de marzo, según los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Coste laboral

Por componentes, el coste salarial se incrementó un 4,6% en relación al primer trimestre de 2019, en tanto que los otros costes avanzaron un 4,2%. El coste laboral, excluyendo pagos extraordinarios y atrasos, creció un 4,4% interanual en el primer trimestre de 2020.

Eliminando los efectos estacionales y de calendario, el coste laboral por hora trabajada avanzó un 3,5% en el primer trimestre en relación al mismo periodo de 2019, tres décimas más que en los últimos tres meses del año pasado y su mayor alza desde el último trimestre de 2009. Con este repunte, se encadenan once trimestres de tasas positivas en la serie corregida.

Dentro del coste laboral total, se incluye el coste salarial, que repuntó un 3,5% interanual en la serie corregida, mientras que los otros costes subieron un 3,6%. Por su parte, el coste laboral, excluyendo pagos extraordinarios y atrasos, registró un crecimiento del 3,6% interanual en el primer trimestre de 2020.

El coste laboral cae un 9% entre enero y marzo

En tasa trimestral (primer trimestre de 2020 sobre cuarto trimestre de 2019), el coste laboral por hora trabajada aumentó un 1,2% en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario, ampliando en tres décimas el avance trimestral del periodo octubre-diciembre de 2019.

Este resultado fue consecuencia de un incremento trimestral del coste salarial del 1,4%, superior al que experimentaron los otros costes, que aumentaron un 0,5% entre enero y marzo en la serie corregida.

Sin tener en cuenta el ajuste estacional y de calendario, el coste laboral se desplomó un 9,1% entre enero y marzo de este año por el menor peso de los pagas extraordinarias respecto al trimestre anterior.

Este descenso trimestral se debe a la caída en un 11,2% del coste salarial, frente a un retroceso de los otros costes del 2,3%. El coste laboral, excluyendo pagos extraordinarios y atrasos, disminuyó un 3,8% en relación al cuarto trimestre de 2019.

Actividades artísticas, las que más elevan sus costes

Las secciones que registraron los mayores incrementos anuales del coste laboral en el primer trimestre fueron las actividades artísticas y de entretenimiento (+13,7%), las actividades inmobiliarias (+13,2%) y el suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (+9,2%).

Por su parte, los menores repuntes interanuales se dieron en transporte y almacenamiento (+2,9%), industria manufacturera (+3,6%) y actividades financieras y de seguros (+3,7%).

Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, las actividades donde más aumentaron los costes laborales en el primer trimestre de 2020 en relación al mismo periodo de 2019 fueron también las actividades artísticas (+13,3%) y las actividades inmobiliarias (+11,9%), seguidas de los otros servicios (+8,6%).

Los menores avances del coste laboral en la serie corregida los experimentaron las actividades financieras y de seguros, con un aumento interanual del 1,6%; transporte y almacenamiento (+2%) e industria manufacturera (+2,4%).

En cuanto al coste salarial, las actividades inmobiliarias fueron las que registraron el mayor repunte interanual, un 15,7%, seguidas de las actividades artísticas (+14,9%) y del suministro energético (+11,8%). Los menores crecimientos del coste salarial se dieron en transporte y almacenamiento (+1,6%), construcción (+3,4%) y suministro de agua (+3,6%).