Economía/Laboral

El gasto del Fogasa baja un 19% hasta septiembre, con 944,4 millones de euros

Noticia

Se consume así casi el 69% del presupuesto final de gasto estimado por el Gobierno para este año.


El Fondo de Garantía Salarial (Fogasa), organismo encargado del pago de salarios e indemnizaciones a los trabajadores de empresas en concurso o insolventes, destinó 944,4 millones de euros al pago de prestaciones en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 19% menos que en igual periodo de 2012, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

El presupuesto inicial de este año para el pago de prestaciones del Fogasa superaba los 840 millones de euros, cifra que ya se sobrepasó en agosto, cuatro meses antes de que concluyera el ejercicio. No obstante, el Gobierno autorizó el pasado mes de junio un suplemento de crédito por importe de 530,6 millones de euros para que el Fogasa hiciera frente a los pagos.

Así, el Ejecutivo ha elevado las previsiones finales de gasto en prestaciones para este año a 1.373 millones de euros, prácticamente la misma cantidad que ha presupuestado para el pago de prestaciones de garantía salarial en 2014. De esta forma, calculado sobre la previsión final de gasto, el Fogasa había consumido hasta septiembre el 68,78% de los recursos.

El gasto en prestaciones de garantía salarial del Fogasa se ha cuadruplicado en los últimos seis años. Así, mientras que en 2007 ascendió a 380,51 millones de euros, al ejercicio siguiente creció hasta 434,01 millones de euros y en 2009 hasta los 833,76 millones de euros.

A partir de 2010 se produjo el mayor crecimiento en el gasto en prestaciones, con 1.287 millones de euros, para ascender en 2011 hasta los 1.500 millones de euros y en 2012 hasta los 1.530 millones de euros.

Baja un 26,8% la cuantía destinada a pagar salarios

El Fogasa, dedicó en estos meses 280,7 millones de euros al pago de salarios, un 26,8% menos que en igual periodo de 2012, mientras que 663,7 millones de euros se destinaron al abono de indemnizaciones, un 15,1% menos.

El organismo abonó hasta septiembre 319,8 millones de euros, un 27,9% menos, en prestaciones derivadas de ejecuciones laborales, en las que se incluyen los salarios e indemnizaciones pendientes de pago motivados por la declaración de insolvencia provisional o definitiva de las empresas.

Por su parte, el Fogasa dedicó algo más de 427 millones, un 8,1% menos, a prestaciones derivadas de procedimientos concursales (salarios e indemnizaciones fruto de la suspensión de pagos, quiebra y concurso de empresas, así como procedimientos transnacionales).

Asimismo, destinó más de 197,6 millones de euros, un 23,2% menos, a pagar las indemnizaciones que son de su responsabilidad directa y para las que no se requiere la declaración de insolvencia o concurso de la empresa.

De acuerdo con los datos del Ministerio de Empleo, un total de 156.275 trabajadores recibieron prestaciones por parte del Fogasa hasta septiembre, un 21,3% menos que en el mismo periodo de 2012, cuando los beneficiarios ascendieron a 198.574 personas.

Cataluña lidera el gasto del Fogasa

Cataluña fue la comunidad autónoma en la que mayores pagos del Fogasa se efectuaron hasta septiembre, con 237,5 millones de euros, seguida de Andalucía (118 millones), Comunidad Valenciana (100 millones), Madrid (76,6 millones), País Vasco (64,6 millones), Galicia (63,9 millones), Castilla y León (51,3 millones), Castilla-La Mancha (42,2 millones), y Canarias (38,7 millones).

A continuación se situaron Aragón (31,1 millones), Baleares (24,5 millones), Murcia (21,5 millones), Extremadura (20,4 millones), Navarra (16,06 millones), Cantabria (14,7 millones), Asturias (11,3 millones), y La Rioja (11 millones).