fbpx
El decano José María Alonso ha recogido el reconocimiento del Poder Judicial al departamento de Defensa de la Abogacía por su contribución a lograr una justicia más eficaz y transparente

El ICAM recibe el premio Calidad de la Justicia por su proyecto en Defensa de la Abogacía

Noticia

De manos del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, el decano del Colegio de Abogados de Madrid, José María Alonso, ha recogido este miércoles el Premio Calidad de la Justicia otorgado en su novena edición al Departamento de Defensa de la Abogacía del ICAM. Distinguido en noviembre de 2020 en la categoría “Justicia más transparente”, la entrega se había aplazado hasta ahora a causa de la crisis sanitaria.

José Maria Alonso recibe de manos de Carlos Lesmes el premio Calidad de la Justicia concedido al departamento de Defensa de la Abogacía del ICAM – © Comunicación CGPJ

“La Abogacía es garante, junto al resto de operadores jurídicos, de la materialización del catálogo de derechos y libertades consagrados en nuestro ordenamiento jurídico”, señala José María Alonso. Por ello, el ICAM cuenta con un departamento especializado en la defensa de la abogacía con tres objetivos básicos: “escuchar a los colegiados, actuar en el marco de nuestras competencias y colaborar con la Administración de Justicia con el ánimo de contribuir a su mejora”.

El reconocimiento pone en valor la contribución de este departamento a lograr una Administración de Justicia de calidad, eficaz y transparente, destacando el desarrollo de una app móvil que establece un cauce de colaboración y comunicación transversal con los órganos judiciales y con los profesionales de la abogacía.

Esta aplicación digital, que cuenta con más de 2.000 usuarios, ha permitido al Colegio de Madrid recabar información sobre incidencias acaecidas en juzgados, tribunales y centros de detención, conocer el estado de las infraestructuras judiciales y difundir las buenas prácticas desarrolladas en los órganos judiciales. Todo ello con el objetivo de corregir las anomalías en el funcionamiento de la práctica procesal y contribuir a mejorar la percepción y la confianza ciudadana en la Justicia.

En última instancia, apunta el decano madrileño, el premio que recibe el Colegio de Abogados de Madrid a través de su departamento de Defensa de la Abogacía es un reconocimiento “a su constante colaboración con la Administración de Justicia y a su esfuerzo por mejorar las relaciones entre la abogacía y el resto de operadores jurídicos”, siempre con la finalidad de conseguir una justicia más accesible y más transparente para los ciudadanos y ciudadanas, que finalmente son sus últimos destinatarios.

Tras dar la enhorabuena a los premiados y expresarles su reconocimiento, Carlos Lesmes ha recalcado que las tres categorías del galardón -eficacia, transparencia y accesibilidad- son cualidades imprescindibles para prestar un buen servicio público. “La Justicia, si no es de calidad, no es una verdadera Justicia”, ha concluido.