fbpx

El objetivo es dar respuesta al incremento de asuntos previsto por la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19

El TSJMU aprueba un plan de choque para resolver más de 5.000 asuntos laborales y mercantiles en los próximos 10 meses

Noticia

El Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJMU) ha aprobado un plan de choque que permitirá resolver unos 5.000 asuntos en las jurisdicciones Social y Mercantil en los próximos 10 meses. La iniciativa, cuya puesta en marcha se prevé para el próximo mes de mayo, responde al esperado incremento de asuntos derivado de la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19.

Refuerzo justicia_imagen

Siguiendo las indicaciones de la Fase II del Plan de Actuación de medidas urgentes complementarias elaborado por el Ministerio de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial en el ámbito social y económico para hacer frente al Covid-19, el Tribunal Superior de Justicia formula una propuesta para la Región que pivota, fundamentalmente, en la creación de lo que se ha denominado equipos dinámicos, unidades no permanentes, a modo de órganos judiciales, integradas por magistrados, letrados y funcionarios de la Administración de Justicia.

Esta propuesta, aprobada por la Sala de Gobierno del TSJMU en su última reunión, ha sido elaborada conjuntamente por la presidencia y la secretaría de gobierno, tras reuniones con los jueces decanos y letrados de justicia coordinadores de ambas jurisdicciones, dada la necesaria complementariedad de los refuerzos jurisdiccionales, de letrados de Justicia y de los correspondientes funcionarios.

Nuevos equipos dinámicos

En concreto, para el ámbito laboral se ha previsto la creación de tres de estos equipos dinámicos, dos para refuerzo transversal de los nueve juzgados de Murcia, y un tercero para los tres juzgados de Cartagena. Este último grupo, con posibilidad de prestar apoyo, a tiempo parcial, a los juzgados de Murcia.

Estas nuevas unidades resolverán preferentemente asuntos de nueva entrada, según los criterios aprobados por la Sala de Gobierno. El objetivo, según las pautas fijadas por el Consejo General del Poder Judicial, es que cada equipo logre resolver 90 asuntos al mes, ya sea por conciliación, sentencia o auto (igual a la media de asuntos resueltos en el año 2019). Lo que supondría 3.420 nuevos asuntos resueltos, equivalente a la entrada anual de 3 juzgados (un 30 % más de resolución anual).

Los equipos estarán integrados por tres magistrados, un juez de adscripción territorial y más dos jueces en comisión de servicio a tiempo completo; tres letrados de la Administración de justicia, dos procedentes de la 44ª Promoción para los juzgados y uno en prolongación de jornada; y nueve funcionarios, tres de Gestión Procesal, tres de Tramitación y tres de Auxilio Judicial. Para ello, el Ministerio aprobará los autorrefuerzos o prolongaciones de jornadas de personal del propio juzgado o servicios y unidades implicadas o, si esto no fuera suficiente, los funcionarios interinos que resulten necesarios para la efectiva ejecución del plan.

Además, un juez de la septuagésima promoción de la Escuela Judicial reforzará durante su fase práctica de sustitución (de marzo a agosto) los dos juzgados de lo Social de Murcia que acumulan mayor pendencia para la celebración de juicios relativos a despidos y extinción de contratos. Lo que supondrá 80 juicios mensuales.

Por último, se incorporarán a la Sala de lo Social del TSJ dos magistrados de carrera en comisión de servicios sin relevación de funciones y dos funcionarios en prolongación de jornada. El objetivo es que redacten entre 3 y 5 ponencias a la semana sobre recursos de suplicación, tanto ya existentes como de nuevo ingreso, en materia de Seguridad Social, especialmente de incapacidad permanente. Lo que podría suponer la resolución de 300 recursos. Equivalente a un 25 % de la entrada anual de la Sala y a un 20 % más de resolución anual.

Para la jurisdicción Contenciosa, cuyos órganos presentan actualmente unos niveles de pendencia contenidos, la Sala de Gobierno ha previsto el refuerzo de un magistrado de carrera en comisión de servicio, que atenderá en principio a las necesidades de Cartagena, cuyo juzgado ha registrado un mayor incremento en la entrada de asuntos.

Concursos de acreedores

La jurisdicción Mercantil en la Región, que se ha visto reforzada con la creación el pasado 31 de diciembre del tercer juzgado de lo mercantil, y para la que está prevista la constitución del cuarto juzgado de lo mercantil, con sede en Cartagena, a lo largo de 2021, tendría según el Tribunal Superior “los medios en principios suficientes para hacer frente a la previsible entrada masiva de asuntos en los próximos meses”.

Para ello se ha acordado la continuación de la comisión de servicio de un magistrado de refuerzo y un juez de adscripción territorial que, de acuerdo al plan de trabajo propuesto por junta sectorial de jueces de lo Mercantil se ocuparán de un porcentaje de asuntos de los juzgados 1 y 2, y además, cada uno celebrará cuatro juicios semanales correspondientes a una bolsa de pendencia de 320 asuntos muy similares, relacionados con el llamado “cartel de los camiones”, con el objetivo de que se hayan concluido a finales de 2021.

Por lo que se refiere a la segunda instancia, cuyo conocimiento corresponde en exclusiva a la sección cuarta de la Audiencia Provincial de Murcia, están ya aprobadas dos comisiones de servicios servidas por dos magistrados de la Región. Su mantenimiento es esencial con el fin de que la sección pueda mantener la atención exigida a la previsible entrada de asuntos derivada del COVID.

Nuevos jueces y letrados de la Administración de Justicia

Además, el presidente del Tribunal Superior, Miguel Pasqual del Riquelme ha acordado que los otros cuatro jueces y juezas de la LXX Promoción de la Escuela Judicial en fase de prácticas sean destinados a cuatro órganos judiciales unipersonales de la Región.

A estos, se unirían cinco jueces sustitos más, que completarían la bolsa actual de veinte, cuyo nombramiento se ha solicitado a Consejo General del Poder Judicial para poder cubrir las vacantes por licencias, permisos o refuerzos extraordinarios.