fbpx

Los progenitores de la menor tendrán que pagar 6.600 euros de multa por un delito de abandono de familia

La AP de Cáceres ratifica la condena a unos padres que permitieron que su hija menor faltase a clase

Noticia

La Audiencia Provincial de Cáceres ha ratificado la sentencia por abandono de familia a unos padres que permitieron que su hija menor de 14 años faltase a clase y les condena al pago de una multa de 3.300 euros cada uno.


Los padres no matricularon a su hija de 14 años en el curso académico 2016/2017, y no lo hicieron hasta el 10 de noviembre; pero su hija dejó de ir a clase el 13 de diciembre de 2016.

Los padres dijeron que su hija no iría más al colegio “porque se había casado con el novio y al estar independizada no podían obligarla”. La sentencia recalca que el que se hubiera casado no justifica la actitud de los padres contraria a la obligatoriedad de la escolarización.

Asimismo, señala que los progenitores “incumplieron con su deber inherente a la patria potestad de proporcionar a su hija una formación académica”.

Esta es la segunda vez que estos padres, indica la resolución, son condenados por no llevar a sus hijos a clase. En la otra ocasión fue en el año 2015.