fbpx

El Club tendrá su sede en las dependencias de Espacio Abogacía, junto a los juzgados de Plaza de Castilla

Nace el ‘Club Senior’ del ICAM, un espacio dedicado a la abogacía veterana

Noticia

El Ilustre Colegio de Abogados de Madrid ha puesto en marcha el nuevo ‘Club Sénior’, que se radicará en las dependencias de Espacio Abogacía, junto a Plaza Castilla, lugar en el que anoche apenas cabía una persona más durante el acto de inauguración. Su gestión está encomendada a la Fundación Cortina y nace con el objeto de impulsar la celebración de todo tipo de actividades para atender las necesidades e inquietudes de los colegiados más experimentados.

Club de abogados senior organizado por el ICAM

Para ello, conforman la junta directiva la diputada de la Junta de Gobierno y principal impulsora de la iniciativa, Ángela Cerrillos, que lo preside; Javier Jiménez Ugarte, su secretario; y los vocales: Cristina Alberdi, Cristina Almeida, Joaquín García-Romanillos y Antonio Garrigues.

“Era mi compromiso como Decano y hemos cumplido en el segundo año de legislatura. Por vez primera los abogados más veteranos de Madrid disponen de un ‘Club Senior’ para atender sus necesidades y demandas, formativas y de ocio”, ha señalado José María Alonso.

La vicedecana del ICAM, Begoña Castro Jover, fue la encargada de presentar el acto, explicando que, junto a los compromisos adquiridos para la promoción y dignificación de los jóvenes letrados, “en la labor de la Junta de Gobierno de detectar y responder a las necesidades de los distintos sectores de la Abogacía había una parte importante que era la de desarrollar líneas de actuación concretas orientadas a dar satisfacción a los compañeros y compañeras más veteranas”.

En presencia de sus compañeras en la Junta de Gobierno del ICAM Dolores Fernández Campillo y Mabel Zapata, Castro señaló que el Club consistirá en “una amplia oferta gratuita de actividades programadas, pensadas para satisfacer las inquietudes creativas o de participación en el ámbito de formación o de la cultura”. Asimismo, albergará el ya activo club de lectura del ICAM “con análisis didácticos, tanto teóricos como prácticos, con actividades ligadas a tener un conocimiento de aquellos elementos asociados a la novela o el ensayo o la poesía… para su mejor comprensión y disfrute”. Además, prosiguió la vicedecana, “el debate sin duda va a ocupar un espacio de especial rango que se va a materializar en la celebración de conferencias, en la presentación de obras literarias o ensayos”.

En todo caso, “en el Club Sénior estamos siempre abiertos al diálogo y, por su supuesto, a la participación", concluía Castro y es que, como insistió Garrigues, que también dedicó unas palabras a la multitudinaria asistencia, “las actividades las tenemos que decidir entre nosotros, se pueden decidir mil cosas, no se trata de un numerus clausus”. El abogado y vocal de la directiva señaló que en su generación “tenemos que combinar la longevidad física con la mental, no podemos bajo ningún concepto jubilarnos, tendremos que estudiar formas de trabajar en el sentido objetivo de la palabra, en cosas que merezcan la pena”.

En este sentido, para Garrigues, este Club debe “estar permanente imaginando qué cosas podemos hacer primero que nos diviertan, porque estamos en una edad que no podemos aburrir ni que nos aburran”. A raíz de este discurso, se abrió un coloquio con los colegiados veteranos, que pudieron intervenir y aportar propuestas como un aula de filosofía, campeonatos de ajedrez o visitas a Toledo los domingos.