fbpx

Entrevista

Paul Morán Sheehan: El nuevo acuerdo verde “New Green Deal” y las "nuevas tecnologías" serán importantes para estimular el crecimiento económico

Entrevista
Fotos Paul Moran

Entrevistamos a Paul Morán Sheehan, consultor independiente en política económica y profesor del Máster in International Finance del IEB, con motivo de la publicación del informe “Reflexiones jurídicas y financieras pos-COVID-19” elaborado por el Departamento de Investigación de este centro formativo que ha contado con su participación al incluir su artículo “Tenemos un “New Deal” o un nuevo “Plan Marshall”.

1.- Paul, en su artículo “Tenemos un “New Deal” o un nuevo “Plan Marshall”, incluido en dicho informe, plantea esas dos opciones. A su parecer ¿cuál es la que necesita hoy por hoy Europa?

No tenemos un "New Deal" ni un nuevo "Plan Marshall", sino una combinación de subvenciones y préstamos. Un Fondo de Recuperación por "La próxima generación de la UE.

Debido a los altos niveles de relación deuda / PIB, más deuda es peligrosa. Aprendimos de la crisis griega que la reducción radical de la deuda causa más problemas económicos de los que resuelve.

En el caso de la crisis de Coronavirus, "las subvenciones son como el agua en una lucha contra incendios, mientras que los préstamos son el combustible". Francia y Alemania han visto la luz y proponen un "nuevo plan Marshall" basado en subvenciones.

La Comisión Europea aprobó un Fondo de Recuperación, llamado "La próxima generación de la UE", de 750,000 millones de euros. Habrá 500,000 millones de euros para subsidios y 250,000 millones para préstamos.

2.- Roosevelt hablaba de las 3 “R” (relief, recovery, reform). ¿Son esas tres erres los faros guía macroeconómicos que necesita la política económica europea?

Con la excepción de Grecia e Italia, la economía europea necesita alivio en lugar de reforma. Durante el mandato de Mario Draghi como presidente del Banco Central Europeo (2011-2019), el PIB de la zona euro creció. Además, el desempleo en la eurozona cayó constantemente. Sorprendentemente, el promedio de la deuda pública de la Eurozona fue más bajo que Estados Unidos y mucho más bajo que Japón. Los mayores obstáculos para el crecimiento económico europeo fueron el Brexit y las guerras comerciales de Trump.

3.- La apuesta por un nuevo modelo productivo basado en apostar por el componente tecnológico podría resultar la apuesta de salida recomendada para afrontar la salida de la crisis frente a lo que se viene llamando el “New Green Deal” o solución promedio ambiental. Ante este escenario de frontera de posibilidades ¿armas o mantequilla?

El "nuevo acuerdo verde" y las "nuevas tecnologías" serán importantes para estimular el crecimiento económico, pero en el período de recuperación el empleo debería ser la prioridad.

Creo que el nuevo modelo de crecimiento económico europeo se basará en el "empleo". El primer paso durante la crisis del coronavirus fue adoptar el modelo alemán con "esquemas de protección del empleo".

4.-  La preexistente divergencia económica y social entre los 27 estados miembros al momento de iniciarse la crisis se está viendo ahora ampliada mucho más. En su opinión ¿cuáles deberían ser los ejes de la receta macroeconómica sobre las que debería pilotar el previsible “new deal” europeo?

La receta pasa por subvenciones de la Comisión Europea que, deberían otorgarse a los países más afectados por la crisis del coronavirus y centrarse en proteger los salarios y el empleo, como dije anteriormente. No obstante, por ejemplo, no se debe permitir el uso de subvenciones y préstamos a compañías aéreas para bonos ejecutivos o dividendos.

5.- La UE ha relajado o suspendido las reglas fiscales y de ayuda para permitir a los estados miembros utilizar sus recursos nacionales pero esto se prevé insuficiente y parece ser que precisará de una respuesta macroeconómica general europea estimada entre 1 y 1,5 billones de euros (Úrsula von der Leyen, dixit) para remediar la contracción económica que se avecina. ¿Este ha de ser el camino a seguir, no hay alternativa?

No hay alternativa. Necesitamos un estímulo fiscal de la Comisión Europea, del orden de billones de euros.

6.- ¿Cómo garantizar que “el new deal europeo” sea uniforme y no deje “a nadie atrás”?

El objetivo es no dejar a nadie atrás. Por eso ayudar a los países más vulnerables está en el centro de la cuestión. Por ejemplo, la participación de España en el PIB de la UE es de aproximadamente el 7,5%, pero recibirá aproximadamente el doble, el 15% de las subvenciones totales. También recibirá otros 63,000 millones en créditos. En total, 140.000 millones de euros para combatir las consecuencias económicas del coronavirus. Italia igualmente recibirá las ayudas que requiere…la intención es que no se queden atrás, sirvan de ejemplo para dar respuesta a su pregunta.

7.- La UE aún no ha sido capaz de culminar la Unión Económica y Monetaria y ello dificulta, junto con la postura interesada del frente hanseático que lidera Holanda, el proceso de mutualización de riesgos en el seno de la UE. ¿Tan lejos estamos de lograr la ansiada integración financiera de la UE, será “la nueva realidad europea” la del descompromiso de los socios europeos ricos en el plano de las necesidades macroeconómicas que habría que acometer?

Muchas personas olvidan que es difícil lograr que los 27 países acepten medidas fiscales expansivas en tiempos de crisis. El debate entre 4 países y los 23 países de la Unión Europea es uno de subvenciones versus préstamos y la condicionalidad de estos fondos. Hay solidaridad de los 27 miembros y la "nueva realidad europea" es que la Comisión Europea tendrá miles de millones de euros para hacer frente al Coronavirus en los países más afectados.

8.- Y para terminar, respecto al tema de la idoneidad de la emisión de “los coronabonos” ¿tiene sentido reivindicar la emisión de eurobonos atendiendo a razones de conveniencia más que de solidaridad?  ¿La solución tal vez podría consistir en “coronabonos perpetuos” al estilo de las emisiones británicas lanzadas en el siglo XIX para financiar las guerras napoleónicas, como apunta y sugiere George Soros?

Para financiar la deuda para pagar el estímulo económico del coronavirus, la Comisión Europea tendrá que emitir bonos en los mercados financieros internacionales. Podrían llamar a estos bonos, Eurobonos, Coronabonds, etc. pero el nombre no importa. Podrían tomar la forma de bonos a largo plazo o bonos perpetuos, pero lo más importante es la tasa de interés.

Antes del euro, cuando países, como España, tuvieron una crisis económica, la tasa de interés de sus bonos aumentó dramáticamente. La gran ventaja del euro es que incluso en una crisis histórica como la crisis del coronavirus, España y la Comisión Europea pueden obtener préstamos a tasas de interés históricamente bajas.