fbpx

Además, los expertos subrayan, entre otras, la externalización de los despachos o la necesidad de incorporar tecnologías de búsqueda semántica a través de una nueva plataforma digital  de contenidos jurídicos.

¿Qué tendencias van a transformar el conocimiento jurídico?

Noticia

La tecnología marca la diferencia sobre nuevas tendencias como el descubrimiento electrónico o e-discovery, los Smart contract, la Inteligencia Artificial (IA) o la justicia predictiva que proporcionan un impulso definitivo para la transformación del conocimiento jurídico.


El compromiso con la innovación del sector legal que caracteriza a empresas como la editorial jurídica Lefebvre ha reforzado la evolución digital de millones de profesionales en todas las áreas legislativas, fiscales y reguladoras. Lanzamientos como NEO, la primera plataforma del conocimiento jurídico del mercado europeo, de «Aretha», el chatbot con Inteligencia Artificial de asesoramiento legal gratuito de ONTIER y Lefebvre o de la tecnología Data Forecast desarrollada por ECIJA para predecir una posible sanción en materia de protección de datos son un claro reflejo del reconocimiento de la tecnología como elemento facilitador en la interacción entre clientes y profesionales. De esta forma, empresas y profesionales del sector legal se desmarcan del conservadurismo inicial para incentivar la inversión en nuevos lanzamientos de tecnología intuitiva y obtener mejores rendimientos con prestaciones de mayor calidad.

Lefebvre ha publicado un whitepaper que recoge estas tendencias y que puedes descargarte aquí

10 tendencias que están transformando el conocimiento jurídico

En la relación de tendencias de la transformación del sector de la abogacía, los expertos ponen especial hincapié en el desarrollo y aplicación de metodologías como el descubrimiento electrónico o e-discovery, los Smart contract, la Inteligencia Artificial (IA), la justicia predictiva o los nuevos software para la mediación en ámbitos especializados, como mercantil. Asimismo, consideran indispensable el uso eficiente de las redes sociales, la correcta externalización de servicios para incrementar beneficios o la incorporación de profesionales especializados en protección ambiental y sostenibilidad. De ahora en adelante, estas tendencias van a transformar las firmas españolas, los proveedores de servicios jurídicos y las start-ups.

  • Descubrimiento electrónico o e-discovery

La búsqueda y localización de datos electrónicos facilita las investigaciones civiles o criminales. Por tratarse de datos digitales como bases de datos, fotos, archivos de texto o similar son fácilmente localizables y difícilmente destruibles porque su almacenamiento en el disco duro, permite su recuperación. El descubrimiento electrónico o e-Discovery supone la posibilidad de solicitar de manera formal información electrónica a la otra parte en un juicio. Se pueden conseguir esos datos o se puede permitir el acceso a la documentación. Será necesario el examen y localización de pruebas para la demostración de la culpabilidad o no, en casos de derecho mercantil, civil o penal. El ciberforense es el profesional que lleva a cabo la investigación y tiene la posibilidad de extraer y analizar el disco duro del ordenador. Además, los robots de búsqueda inteligentes pueden examinar el historial de navegación de un usuario, analizar transacciones en línea o visionar miles de fotos almacenadas y millones de llamadas grabadas y almacenadas por un sistema de voz, o en cualquier otro dispositivo electrónico.

  • Inteligencia Artificial y justicia predictiva

Cuando se trata de valorar las múltiples probabilidades de la aplicación de la justicia predictiva existe unanimidad tanto en el sector público como privado. Desde el CGPJ hasta los despachos y las empresas valoran o aplican la Inteligencia Artificial (IA) en sus procedimientos. La capacidad del modelo predictivo para leer las sentencias, analizar dictámenes o discernir patrones para la resolución de cada caso supone un impulso en la labor jurídica. Un paso estratégico en este impulso es el que ofrecen los sistemas avanzados de inteligencia artificial como el que acaba de lanzar Lefebvre con NEO, la plataforma más completa del conocimiento jurídico. NEO utiliza un algoritmo lingüístico para enlazar, contextualizar y adaptar al contexto de cada asunto, todos los conceptos del ordenamiento jurídico español. Se trata de un nuevo sistema de conceptualización de la información que utiliza Inteligencia Artificial y tecnologías avanzadas de semántica. De esta forma, los profesionales disponen de una herramienta que reduce el tiempo de los casos gracias a la contextualización y entendimiento de los contenidos jurídicos.

  • Smart contract y blockchain

La empresa asociada a Lefebvre, Rocket Lawyer lleva adelante una iniciativa pionera en nuestro país. En breve,  Rocket Lawyer, ofrecerá los tokens como unidad de valor a cambio de servicios profesionales. Este nuevo modelo de negocio viene precedido por los contratos inteligentes (Smart contract). Gracias a la tecnología blockchain queda inaugurado un modelo en el que la verificación llega por la red de nodos. Las transferencias de dinero o activos se realizan sin intermediarios, por un consenso que favorece la transparencia.

Por otro lado, el área de propiedad intelectual e industrial de algunos despachos recibe el blockchain como alternativa para el registro de las creaciones intelectuales o industriales. Una aplicación o página web registra la marca, patente o el diseño industrial facilitando que las entidades correspondientes se encarguen de verificar y validar esos archivos. De esta forma se agiliza el registro de creaciones de las empresas que cada año patentan infinidad de diseños y prototipos.

  • Equipos multi generacionales en los despachos

Con mayor frecuencia los despachos son un espacio común de trabajo para trabajadores de distintas generaciones. La convivencia profesional entre profesionales con experiencia y recién llegados requiere de un ajuste en el estilo de trabajo, la vida laboral y el talento. Se pretende así potenciar la inclusividad para que los valores dispares entre generaciones sean aprovechados en igual medida. Construir espacios que faciliten herramientas de trabajo a distancia y movilidad como el teletrabajo, disponer de ambientes colaborativos y favorecer reuniones eficientes serán avances que incrementarán la productividad y el sentimiento de sentirse reconocido.

  • ¿Cómo influyen las redes sociales?

Las redes sociales marcan la contratación, la prueba judicial y los flujos de trabajo de un despacho profesional. Mientras que para la selección de candidatos la herramienta de búsqueda más demandada es Facebook, la red social LinkedIn es la que tiene una mayor presencia en los despachos de abogados que ofrecen servicios legales diversificando la oferta final. En cuanto a los flujos de trabajo, trabajar en red es posible gracias a soluciones como Lex-ON de Lefebvre que copia el modelo de las redes sociales para compartir documentos, conversar en línea con otros despachos o acceder a las bases de datos jurídicas.

  • La externalización en los despachos

La externalización del sector legal tiene dos vertientes. Desde la contabilidad, el marketing o la traducción a la subcontratación de servicios en los que el despacho no está especializado, la primera vertiente puede suponer una liberación para centrarse en cuestiones que reporten un mayor beneficio económico. La segunda vertiente se refiere al asesoramiento jurídico a empresas. Un asesoramiento que incremente su demanda tras el uso generalizado de tecnologías, y que ha obtenido un impulso considerable por las nuevas regulaciones en áreas como la protección de datos o el cumplimiento normativo.

  • Equilibrio para la vida profesional y personal

En mayo de 2019, el I Estudio sobre la salud y el bienestar de la abogacía española identificaba el estrés y la tensión como el principal factor de riesgo en el ejercicio de la profesión. El estudio elaborado por el Instituto de Salud Mental de la Abogacía-Mental Health Institute of Legal Professions (ISMA) y Lefebvre ponía de manifiesto que el 80% de los abogados sufre estrés y no duerme ni seis horas. Equilibrar la vida personal y profesional del abogado resulta difícil dada la falta de tiempo que caracteriza la labor de estos profesionales.

  • Globalización e internacionalización

En el caso de internacionalizar el despacho, resultará imprescindible hacer negocio en el país de destino. En este caso, se deberán incorporar aquellos perfiles proclives a la negociación y captación de clientes, al análisis de acciones y con conocimientos en nuevas tecnologías. Además de la internacionalización, otra de las tendencias es la deslocalización en la que priman los contratos a empleados en otros países para favorecer la traducción en el idioma del país y hacer, por ejemplo trabajos de soporte informático.

  • Medio ambiente como oportunidad de negocio

Actualmente, las firmas de mayor prestigio contratan con mayor asiduidad a profesionales con conocimientos de protección ambiental y sostenibilidad.  El abogado medioambiental deberá atender a la normativa sobre Medio Ambiente y la lucha sobre el cambio climático y  tener conocimientos sobre licencias, certificaciones energéticas y expedientes administrativos sancionadores. Además, sus conocimientos abarcarán los convenios internacionales y los principios de responsabilidad común y una abundante legislación.

  • Mediación concursal

Con la entrada en vigor de Ley de Mediación se reducían los costes de la resolución judicial de los conflictos. El mediador es la figura clave en los procesos de mediación y en el ámbito mercantil, mediadores y administradores concursales favorecen el acceso a la Ley de Segunda Oportunidad para la exoneración de deudas que obstaculicen las iniciativas de los nuevos emprendedores. Para agilizar la mediación concursal, los profesionales requieren de herramientas eficaces, entre las que destaca Centinela Mediación Concursal. Se trata de un software que crea una comunidad concursal entre todos los agentes que intervienen en el procedimiento de Mediación, así como en el concurso consecutivo y el BEPI (procedimiento de segunda oportunidad). El mediador forma parte de cada uno de los procedimientos de mediación en el rol de asesor, notario, mediador o acreedor, con la intercomunicación entre todos esos roles a lo largo de la solicitud, creación, gestión y la comunicación del proceso.