fbpx
Los primeros documentos en adaptarse serán los formularios de cédulas de emplazamiento, citaciones o lectura de derechos fundamentales entre otros

El TSJ de Extremadura adaptará documentos judiciales para el acceso de las personas con discapacidad intelectual

Noticia

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, con el objetivo de seguir avanzando en accesibilidad cognitiva, va a adaptar documentos judiciales a “lectura fácil” para que así puedan ser comprendidos por las personas con discapacidad intelectual.

Accesibilidad discapacidad intelectual documento judicial-img

El TSJ de Extremadura va a contar para este proyecto con la federación Plena Inclusión Extremadura, que adaptarán y validarán los documentos, y la Dirección General de Accesibilidad y Centros de la Junta de Extremadura.

La presidenta del TSJ de Extremadura, María Félix Tena Aragón y la magistrada delegada de Discapacidad, Patricia Gutiérrez Escobero, mantuvieron en el día de ayer un primer encuentro con el gerente de Plena Inclusión Extremadura, Sebastián González Martos, la directora general de Accesibilidad y Centros, María Ángeles López Amado y el coordinador de la Oficina de Accesibilidad Cognitiva de Extremadura, OACEX, José María Tejeda Tena.

Tena Aragón, señaló que hasta ahora se había puesto el foco de atención en las barreras físicas de los edificios judiciales o la adaptación de la cartelería al sistema braille para ciegos, pero que con este nuevo proyecto “se quiere avanzar en la accesibilidad integral de todos los ciudadanos tengan la discapacidad que tengan”.

Entre los documentos que se propusieron para empezar a convertirlos en “lectura fácil” son los documentos que se encuentran protocolizados como pueden ser las cédulas de emplazamientos entre las que se encuentran las citaciones como testigo, victima o investigado para declarar en juicio o la lectura de derechos fundamentales, en la que los jueces han detectado que no siempre son comprendidos.

El gerente de Plena Inclusión Extremadura explicó que, una vez tengan los documentos escogidos los adaptarán a “lectura fácil” y harán una validación de los mismos. En todo momento habrá una coordinación con el tribunal para que, además de que los documentos sean comprensibles por las personas con discapacidad intelectual, estos sean válidos judicialmente.

Los asistentes a la reunión se emplazaron a seguir trabajando de forma coordinada para continuar avanzando en la accesibilidad de todos los ciudadanos a los edificios judiciales y a la justicia.